EJEMPLO DE SUPERACIÓN

Nada de precocinados: la dieta con la que esta mujer adelgazó 37 kilos

Querer cambiar tu cuerpo solo depende de ti. Si estás mentalizado y de verdad quieres adelgazar, te contamos cómo lo consiguió esta estadounidense

Foto: Foto: Instagram.
Foto: Instagram.

Randi Vasquez ha luchado contra su peso toda la vida. Empezaba numerosas dietas y salía de ellas constantemente. Contaba calorías, hacía mucho cardio estrictamente durante unos meses y después comía en exceso y engordaba casi el doble.

Se graduó en la universidad en 2013 y, el verano siguiente superó una depresión postgraduación. Cuando se acostumbro a la vida después de los estudios se dio cuenta de que los atracones de fin de semana y la comida precocinada estaban afectando a su cuerpo. No le cabía nada de ropa. "Sabía que tenía una mala alimentación y que no hacía nada de ejercicio así que decidí comprarme una báscula y enfrerme con la realidad", asegura a 'Women's Health'.

Se miró en el espejo, llena de lágrimas y se preguntó: "¿Por qué me he abandonado tanto?". Intentó culpar a sus genes, pero lo cierto era que estaba obsesionada con la comida rápida y no estaba haciendo nada de deporte. Así que en el verano de 2014 decidió cambiar de hábitos y poco a poco empezó a sustituir lo precocinado por lo casero. Consiguió adelgazar 8 kilos en seis meses, pero sabía que era necesario más.

Cuidarse por dentro

"Lo que no quería era empezar una dieta de moda como cuando era joven, así que empecé un régimen bajo en carbohidratos (dieta keto) durante la semana y más libre durante los sábados y los domingos. Perdí casí siete kilos más un mes después, aunque todavía no me sentía bien", asegura.

La dedicación es clave. Elige lo que a ti te haga sentir bien. Si alguna vez te desvías, no lo dejes y vuelve al camino para llegar a la meta

Se apuntó a su gimnasio local y empezó con las clases de body pump dos veces a la semana. Aunque le gustaba hacer ejercicio con más gente, continuaba pensando que no era suficiente. Una amiga suya le mencionó un programa nuevo de entrenamiento en el que no confiaba, pero pese a su escepticismo previo, decidió intentarlo. Su primer día fue brutal: recuerda estar sudando y jadeando sin saber muy bien lo que realmente estaba haciendo y con muchas agujetas al día siguiente.

Ver esta publicación en Instagram

This morning I woke up, hopped on the scale, and was eleven pounds lighter. 💃🏻 I was excited but minutes later as I was looking in the mirror I let out a *sigh* and thought " if only I was 30 pounds thinner..." I immediately ran to my garage and started searching through boxes of my old clothes. I spent the next hour trying on clothes from when I weighed 240 pounds. It was only four years ago but sometimes it feels like those days never existed. You get so used to where you're at now that you forget how far you've come. These shorts used to fit like the shorts in the left photo and this bra used to be so extremely tight. It felt good to see and relive these victories even though they feel so insignificant now. As the year gets busy and the excitement of your resolutions become dull, take a moment to realize why you're doing this. No one sees change immediately. These results weren't from a week, a month, or even a year of hard work. This has been four full years of lifestyle changes, workouts, and learning how to balance work, health, and fun. If your progress is slow, don't get discouraged and give up. There's no point because you'll eventually have to start over and you'll be even further from your goal. Instead, keep on going, remember your why, and think of how amazing you'll feel at the end of the year when you can truly say that you put in the work and killed it in 2019. 🥂

Una publicación compartida de Randi Vasquez (@burgerstoburpees) el

Cada semana fue un desafío mental, físico y emocional. Nunca fue fácil, pero vio que su cuerpo y mentalidad cambiaban mucho, lo que le mantuvo en movimiento. Por primera vez, creyó totalmente en sí misma y supo que era capaz de alcanzar los objetivos que se había marcado. Después de doce semanas adelgazó 12 kilos más. Así ganó confianza y pudo comprarse ropa de varias tallas menos después de mucho tiempo.

Vigila tu estilo de vida

Ser más activa hizo que la elección de los menús fuera más sana regularmente. Aunque todavía toma pizza, tacos y bebe margaritas de vez en cuando, lo hace con moderación y se asegura de no perder la cabeza los fines de semana. Además, comenzó el programa Whole30 (eliminando el azúcar y el acohol, los cereales, las legumbres, la soja y los productos lácteos) algunas veces al año.

El primer cambio que hizo fue cambiar toda la comida precocinada por casera. Después empezó una dieta baja en carbohidratos e hizo ejercicio

"No pienso en ello como si fuera un castigo, pero si me desvío un poco me ayuda a volver mentalmente a un patrón saludable". asegura. Sus comidas varían muy a menudo, pero normalmente desayuno una frittata de huevos, col, espinacas, tomate, cebolla y salchicha de cerdo sin azúcar y unos pocos arándanos; para comer, espagueti de calabaza con aceite de oliva, ajo con pollo o pavo y brócol y para la cena, verduras asadas y salmón. Si tengo hambre a lo largo del día como snacks tomo mandarinas, bayas o almendras y de postre brownie de chocolate sin azúcar y con frutos secos", confiesa.

Ver esta publicación en Instagram

It's hard to even comprehend why I was so upset with my body in that middle photo. 🙄🤦🏻‍♀️Almost exactly three years ago I began this account. I had just finished my first twelve weeks of #BBG and had been sticking to a keto diet. For the first time in my life I felt amazing, accomplished, and incredibly gorgeous. My clothes were falling off of me, everyone noticed my hard work, and I was unstoppable. For over two years I was a force. I lived, breathed, ate, and slept fitness and dieting. If I missed the gym for more than two days in a row I would be upset--it was my happy place. After a while my body didn't transform like I wanted it to. I hit plateaus and despite hard work nothing would change. I threw in the towel a lot but would come back and hit the gym just as hard hoping for something more. Last fall I hit my goal weight and then suddenly I lost my motivation. I went backward. I put on weight. I gave up my goals but mostly I lost my confidence. So here I am today-untoned, about 15 pounds heavier, and disappointed in myself but I know the change that needs to be done. ✨Today marks the beginning of a twelve week body and mind transformation.✨ I've done it tons of times so I know I can do it again. It will be very hard but it will be worth it and I'm excited to put my body to the test again and hopefully get a new wardrobe once this is over. 👙💪🏽 #BurpeesHereICome ((and yes that's a giant tan line on my stomach in the last photo 😂))

Una publicación compartida de Randi Vasquez (@burgerstoburpees) el

Siendo honesta cree que ha sido mucho ensayo-error, pero los 5 últimos años han estado llenos de pequeñas victorias que le han llevado a la meta. Todo eso le ha hecho continuar con esta experiencia de pérdida de peso. Ya lleva 37 kilos menos y quiere seguir en este camino. "La dedicación es clave. Elige lo que a ti te haga sentir bien".

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios