¡no son horas!

Los alimentos que deberías dejar de comer por la noche

Algunas comidas se asocian a una peor calidad del sueño. Además, es mejor que pase bastante tiempo entre que cenas y te vas a la cama

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Es hora de irse a la cama, pero tienes hambre. ¿Cuál es el problema? Que sueles escoger el alimento equivocado y después tienes molestias en el estómago que te impiden dormir. La relación entre la comida y el sueño es una de las cuestiones más complejas que abordan los nutricionistas, investigadores y médicos.

Durante años se ha debatido cuáles son las más perjudiciales a la hora de acostarnos, ya sea por el riesgo a engordar o porque dificulten la calidad y la cantidad de nuestras horas en los brazos de Morfeo. Te dejamos algunas de las cosas que no debes tomar por la noche de ninguna de las maneras.

Los hidratos de carbono aparecen a menudo como el grupo de macronutrientes que si se toman por la noche pueden provocar que engordes más fácilmente, mientras que se ha documentado que las grasas y el azúcar pueden afectar negativamente a la profundidad del sueño. Sin embargo, lo que ingerimos antes de dormir puede variar mucho según la hora a la que nos acostemos, nuestro metabolismo o la edad que tengamos. No todo el mundo cena ni se acuesta a la misma hora, ni tiene los mismos ritmos circadianos -según la melatonina que regula el sueño-, lo que puede afectar decisivamente el efecto de lo que comemos en las últimas horas del día.

Stop

Olvida cualquier cosa que lleve salsa o que se pueda untar en pan: te hacen coger peso. Ya de por sí durante el día no son muy buenas, así que por la noche deben evitarse absolutamente porque se transforman directamente en grasa. Y si creías que beber alcohol antes de ir a la cama era bueno para dormir mejor, estás equivocado. Aunque cree somnolencia, deshidrata el cuerpo y reduce la función reparadora del sueño, por lo que la calidad es infinitamente peor.

Cuanto más se acerca la hora de dormir, más probabilidades habrá de que la comida que ingieras se acumule en forma de grasa

Helados, bollos o turrones son azúcares indeseados que aumentan la aparición de pesadillas porque producem picos de glucosa. El descanso se ve alterado porque hay muchas grasas saturadas que deberían estar bien digeridas durante el día. Todos estos tienen como resultado muchas calorías sin ningún beneficio.

Los fritos, la carne roja o el pan tampoco son recomendables. Son difíciles de digerir y no te dejerán dormir. No hay nada más socorrido que pedir una pizza con los colegas para cenar. Error. Son muy calóricas y nada acertadas para la noche. Ni siquiera una porción. En cuanto a la cafeína y otros estimulantes contenidos en el cacao aumentan la frecuencia cardíaca y evitan que descanses en paz, así que olvídate.

¿Y la hora?

Según un estudio del 'American Journal of Clinical Nutrition', más allá del tipo y cantidad de alimento ingeridos, el peligro de acumular grasa en la última comida del día está asociada también al ritmo circadiano del individuo y no tanto a la hora del reloj. Es decir, que según sus hallazgos, cuanto más se acerca la hora de dormir, más probabilidades tendrás de que esa comida se acumule en forma de grasa por la noche.

Los alimentos que no debes tomar por la noche son: helados, bollos, alcohol, pizza, salsas, fritos, carne roja, turrones, cafeína, chocolate...

No se trata por tanto de la hora en sí, sino de espaciar la cena con la hora de acostarse. Según los expertos del estudio, una de las explicaciones se debe al efecto térmico de la comida o la energía gastada tras la ingesta. Esta baja considerablemente según se supera el reloj biológico del sueño, por lo que independientemente de la hora, si se acerca, la tendencia del cuerpo sería la de consumir menos energía facilitando por tanto la acumulación de grasas.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios