el vital papel de la celestina

Por qué los 'millennials' están volviendo a ligar a la antigua usanza

Los jóvenes se han cansado de deslizar fotografías para buscar a su potencial pareja y quieren algo más profundo... pero ¿qué hacen para conseguirlo?

Foto: El 'Tindear' se va a acabar. (iStock)
El 'Tindear' se va a acabar. (iStock)

A menos que acabes de llegar al planeta Tierra desde tu nave espacial, conocerás de sobra Tinder. La aplicación de citas fue lanzada en agosto de 2012 y, por si no lo sabías, se probó inicialmente en los campus universitarios. Los estudiantes del sur de California fueron los conejillos de indias y ahora cualquiera puede descargarse la aplicación y deslizar el dedo en busca de su potencial pareja, con la esperanza de hacer 'match'.

1,5 millones son el número de citas que se concertan al día gracias a esta aplicación y se generan al día 26 millones de matches. Aunque no es la única manera de ligar mediante el móvil y una foto (o selfie), sí que es la más popular. Grindr, Badoo, OkCupid, Wapa, Adoptauntío... todas tienen que 'hincar la rodilla' frente a Tinder, que es la aplicación por antonomasia que eligen los millennials. Aunque eso... podría estar cambiando.

El papel de la casamentera

Un número creciente de millennials (y, aunque sea un término ambiguo, englobaremos a los nacidos entre 1981 y 1993, así que es un gran número de gente) se están hartando de "deslizar el dedo para conocer a su potencial media naranja", según indica 'Men's Health'. Algunos están abandonando las aplicaciones de citas por completo y volviendo a ligar en bares u otros lugares. "Creo que es difícil conocer a alguien hoy en día porque estamos muy ocupados o somos muy tímidos" indica un encuestado a El Confidencial. "Es mucho más fácil crear un perfil y esconderte tras él que acercarte a alguien en un bar... sin embargo yo prefiero esto segundo, porque puedo ver a la persona que me interesa de verdad. Oigo su voz, la observo moverse... no puedo aclararme sobre si alguien me gusta solo por una fotografía".

En Estados Unidos, por ejemplo, muchos han abandonado Tinder pero han decidido decantarse por otros servicios de citas como 'Three Day Rule', una nueva aplicación en la que los individuos actúan de forma más "pasiva". En lugar de elegir a tu pareja mediante su foto, lo único que debes hacer es registrarte y una Celestina al más puro estilo 'El violinista en el tejado' elegirá a la persona con la que podrás concertar una cita.

A mucha gente le da más seguridad acudir a citas a ciegas orquestadas por amigos suyos, en lugar de tener que elegir a su potencial pareja

"Todo eso de las citas en línea nunca me pareció muy natural. Es una experiencia que me parece bastante abrumadora ", dice Tina Wilson, CEO y fundadora de la aplicación Wingman, en la que, en lugar de ligar por ti mismo, un amigo lo hace por ti. ¿Cuáles son los beneficios? Como su propia web indica: "¿Cansado de oír a tu amigo soltero quejarse porque no tiene pareja? Introduce aquí su foto y elige a su pareja potencial, si hacen 'match' podrás emparejarlos, si no... no hay motivo para avergonzarse porque tu colega nunca lo sabrá".

"Hacer mi propio perfil para ligar me causaba cierta ansiedad" admite Wilson. "Creo que es bastante difícil filtrar e identificar a los tipos adecuados para ti misma". Según los propios usuarios, tus amigos siempre eligen mejor por ti que tú mismo. "Mi hermana puso mi foto en Wingman porque, según sus palabras textuales, elegía fatal", indica una. "Ella me presentó a un tipo al que no habría sido lo suficientemente valiente como para acercarme y quedamos tan bien que no podía creerlo. Han pasado tres meses y las cosas van estupendamente".

¿Cansado de escuchar quejarse a tu amigo soltero? Introduce aquí su foto... y elige

Parece que el hecho de que nuestros amigos sean los que elijan a nuestras citas "a ciegas" da un mayor nivel de seguridad, así como se pierde la impresión de que estás ejerciendo un trabajo en lugar de buscar a alguien para pasarlo bien. Deslizar el dedo de manera compulsiva puede llevar al tedio. Sorprendentemente, otras formas de ligar como "los anuncios" de toda la vida, en los que no podemos ver la fotografía de la persona en cuestión, también están teniendo desde hace poco excelentes resultados.

Es poco probable que los millennials vayan a abandonar las aplicaciones por completo a corto plazo. Pero también es verdad que, según un informe del año pasado incluido en el blog de noticias 'Mashable', las aplicaciones en las que los amigos del soltero de turno hacían de 'casamenteras' o 'celestinas' consiguieron unir a parejas a más largo plazo que otras que aquellas como Tinder, que se basan en elegir una foto.

La nueva ola de aplicaciones y servicios de emparejamiento no puede garantizar un alma gemela, eso está claro. Pero pueden ayudar a quitar esa impresión de "trabajo" que a veces parecen conllevar las citas en línea y traer un poco de romance a nuestras vidas. Lo antiguo, por una vez, parece superponerse a lo nuevo.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios