todo ha podido ser un truco publicitario

Una modelo queda por Tinder con casi 100 hombres y les hace competir por una cita

Natasha Aponte, una modelo de Nueva York, convocó a un centenar de hombres a la vez en una conocida plaza y allí les propuso varias pruebas para ver quién iba a ser su cita

Foto:
Autor
Tags
Tiempo de lectura3 min

Domingo, seis de la tarde. Union Square, Nueva York. Un hombre escucha un concierto de música techno de un DJ, esperando que llegue su cita. A su lado, casi un centenar de hombres más en su misma situación, aunque él no lo sabe. Cree que ha quedado con una modelo llamada Natasha para una cita romántica. Los demás, también.

La estafa, timo o llámese como quiera comenzó a fraguarse semanas antes, cuando una modelo neoyorquina llamada Natasha Aponte comenzaba a hablar con varios hombres a través de la aplicación Tinder. Según cuenta la revista New York Magazine, la modelo mantuvo cientos de conversaciones con hombres al mismo tiempo, preparando una supuesta cita que después no fue tal.

La revista relata el caso de uno de los afectados, a quien identifica como Misha, y su camino hasta llegar a Union Square el pasado domingo. Primero comenzaron a chatear por la aplicación, después pasaron a los mensajes de texto y, tras varios días, Natasha se excusó por razones de trabajo y le anunció que le llamaría semanas después cuando tuviera más tiempo.

Aunque Misha pensaba que le había dado calabazas con buenas palabras, Natasha contactó de nuevo con él una semana después y le citó en una céntrica plaza neoyorquina donde un amigo DJ iba a dar un concierto. Por supuesto, el hombre aceptó y se plantó en Union Square el domingo a la hora citada. Pero como él había casi un centenar de hombres. Hay quien, incluso, ha colgado su experiencia en Twitter.

Una criba para elegir a su cita perfecta

Después de casi 40 minutos de concierto que el DJ colgó en la red, Natasha cogió el micrófono y se dirigió a los presentes: “Estoy soltera, las 'apps' de citas son muy difíciles y dije 'OK, ¿cómo soluciono este problema…? Puede que trayendo a todo el mundo en persona y ver si se soluciona de una vez. Así que, ¿tenéis lo que hay que tener para competir con el resto de vosotros y ganar una cita conmigo?”.

Después comenzó la criba. Spencer, otro hombre que estuvo presente, explica cómo transcurrió: “Natasha dijo que la mitad de las personas en 'apps' de citas tienen pareja, así que les pidió que se marcharan”. También quienes no quisieran ser grabados, ya que había cámaras captando lo que sucedía. A continuación, puso más reglas y tenían que ir desapareciendo “quienes creen que se puede apoyar a Donald Trump y tener una cita con una chica de Puerto Rico”, también “los que se llaman Jimmy”, porque dijo que no le gusta el nombre, al igual que los alcohólicos y los fumadores.

Según Spencer, Aponte preguntó también a quiénes les había dejado su novia y les pidió que se fueran porque creía “en su buen juicio”. Por último, eliminó a los que sólo buscaban ‘un rollo’. Cuando la multitud se había reducido a un pequeño grupo de candidatos, Natasha les pidió correr, hacer flexiones e incluso les dio una bofetada, aunque Spencer ya no estaba presente, pero se enteró de que después había dado un minuto a cada aspirante para que explicaran por qué deberían ser ellos su cita.

No se sabe más, aunque parece que todo ha podido ser una campaña publicitaria. Desde New York Magazine se han puesto en contacto con la modelo mediante su cuenta de Instagram y les ha remitido a una agencia de publicidad especializada en contenidos virales, Rob Bliss Creative. La presencia de cámaras en la plaza coge sentido y parece que el timo podría terminar convirtiéndose en una herramienta publicitaria.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios