FÁCIL, SENCILLO Y GRATIS

'Power Walking'. La técnica para andar que logrará que adelgaces

Nada como caminar para sentirse sano. Pero si también estás intentando que el número de la báscula descienda, este es el ejercicio perfecto para conseguir perder peso

Foto: Hombres de estado. O más bien, power walkers. (EFE/ Salvador Sas)
Hombres de estado. O más bien, "power walkers". (EFE/ Salvador Sas)

Para mantener la forma física y sentirse bien no hace falta correr una maratón o inscribirse en actividades físicas demasiado exigentes. La mejor arma para el sedentarismo, que la Organización Mundial de la Salud (OMS) califica como "un problema de salud pública mundial", es y será siempre salir a caminar. Al comienzo del día o al caer la tarde, se trata de la mejor técnica para hacer que el peso corporal descienda. Además, es el ejercicio perfecto para cuando ya tienes unos años y sientes la necesidad de perder unos cuantos kilos.

Andar es la actividad perfecta si quieres que los números de la báscula bajen y previene enfermedades cardíacas así como varios tipos de cáncer. Ten en cuenta que para muchas personas que no están familiarizadas con la actividad física y quieren reducir su peso resulta ser la mejor opción, especialmente entre los mayores. Si por el contrario crees que deberías hacer algo más de esfuerzo y no te atreves por el momento a hacer el camino corriendo, el "power walking" es la nueva moda entre el mundo del fitness que más apropiada puede resultar para ti.

La técnica consiste en llevar los hombros hacia atrás, la espalda recta, mantener la mirada al frente y mover los brazos alternándolos sin estirarlos

Se trata de una disciplina atlética, incorporada oficialmente hace 20 años, de bajo impacto, por lo que las articulaciones sufren un desgaste menor que si corremos. No consiste en salir a hacer una caminata relajada, al contrario: todo se basa en llevar un ritmo rápido y continuo, poniendo especial atención a la postura corporal. La técnica consiste en llevar los hombros hacia atrás, mantener la mirada al frente, el pecho y el abdomen activados, la rodilla delantera algo flexionada, los brazos doblados (no estirados) deben moverse alternativamente y siempre debe haber un pie en contacto con el suelo, según explica el diario 'Clarín'.

Entre los principales errores que se pueden cometer están no mantener el pecho y el abdomen bien estirados, cruzar los brazos por delante del cuerpo, descolocar la cadera o forzar la elevación de la punta del pie. ¿Y los beneficios? Muy similares a los que proporciona correr. La prestigiosa Asociación Americana del Corazón (AHA, según sus siglas) reconoció en un estudio que los gastos de energía a un ejercicio moderado (caminar) e intenso (correr) produjeron importantes reducciones del riesgo de sufrir hipertensión, colesterol elevado, diabetes tipo 2 o enfermedades coronarias.

Correr o andar deprisa, ¿cuál es mejor? La AHA reconoce que dependiendo del objetivo buscado y de las necesidades personales, así como del estilo de vida. Las diferencias las marcan la duración, la intensidad y la frecuencia de la práctica. En todo caso, escoge caminar si sufres algún tipo de enfermedad ósea o tienes los huesos debilitados, ya que el impacto contra el suelo es menor que si corres.

El experto en ejercicio físico Kevin Iora aseguró en 'Business Insider' el número justo de minutos que debes andar para notar efectos provechosos para la salud: entre 22 y 30 minutos durante cinco días a la semana. En total, 150 minutos a la semana para distribuírtelos como tú quieras. De acuerdo con un estudio realizado en adultos mayores y publicado en el 'American Journal of Preventative Medicine', las personas que caminan al menos 150 minutos al día por semana tenían un 20% menos de probabilidad de morir durante los 13 años siguientes que los adultos inactivos.

"Caminar es el ejercicio perfecto, ya que es una acción muy simple, gratuita y positiva para la salud que no requiere ningún equipamiento especial o entrenamiento, y se puede realizar a cualquier edad", concluyen los autores de la investigación. Si bien vivir más y mejor es esencial, esta no es la única razón por la que deberías dar "unos cuantos pasos". Algunos estudios han demostrado que incluso una caminata de 30 minutos diarios en una cinta magnética es suficiente para levantar el estado de ánimo de alguien que sufre un trastorno depresivo.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios