nos llevan años de adelanto

Así ligan los japoneses: lo que deberías aprender de ellos

¿Estás harto de Tindr, Grindr y el resto de apps para encontrar a tu media naranja? Los nipones lo tienen claro: los detalles son muy importantes

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Está claro que cada vez la forma de ligar se enfoca más en las aplicaciones y en las redes sociales. El cara a cara ha pasado a un segundo plano y los catálogos de perfiles crecen sin parar como si lo que tuvieras que elegir es el vestido de la próxima boda a la que tienes que ir.

Es una realidad que las 'apps' de citas no son la mejor opción. Para ser justos, la responsabilidad no radica tanto en el diseño de estas, sino en la experiencia general de las citas en el móvil. A día de hoy, ¿quién no las ha utilizado alguna vez? Encontrar a alguien por internet es al menos tan antiguo como la propia red, aunque los usos y costumbres han variado a lo largo de todos estos años.

Fotos con torsos perfectos, modelos de marca, postureo máximo en los viajes y fiestas vips... un sinfín de usuarios que se completan con frases como: "Me gusta la gente que no se toma a sí misma demasiado en serio", "busco pasarlo bien" o "me gustaría probar". Pero si crees que ya lo has visto todo, estás equivocado. Las aplicaciones de ligoteo japonesas van mas allá, son muy diferentes.

En un nivel puramente visual, los hombres en las aplicaciones de citas japonesas están más vestidos y no parecen reclamar la residencia permanente en las playas. Pero no se trata solo de imágenes; el diseño de las apps de citas niponas también difiere de las occidentales. Desde clasificar los perfiles por su popularidad hasta incluir el tipo de sangre y el orden de nacimiento (si son varios hermanos) como información de perfil, hay muchas características que las distinguen de Tinder, Grindr o Badoo.

1km.
1km.

¿Las 'apps' de citas japonesas están haciendo algo que las otras no tienen? ¿Se las han arreglado para hacer que conocer gente online no sea una verdadera guerra de desgaste? ¿O es solo una forma diferente de reconocer que podrías pasar el resto de tu vida solo? Naturalmente, solo hay una forma de averiguarlo.

'Baishun'

El temor a las estafas online parece adueñarse de la mayoría de las aplicaciones niponas. Aunque es relativamente fácil para una persona registrarse, como las que ya conocemos aquí, puedes vincularlas directamente a través de tu cuenta de Facebook. Si deseas acceder a ciertas funciones esenciales como enviar mensajes a otra persona, tienes que identificarte con una foto.

Que no te parezca raro si te preguntan tu grupo sanguíneo, cuál es tu estatus económico o en qué orden naciste en tu familia

Para los japoneses, eso implicaría subir imágenes de sus carnés de conducir o tarjetas de seguro médico. Por ejemplo, para un taiwanés que habla el idioma con fluidez, significa tener que cargar una foto de su pasaporte e incluso, si tiene una cuenta de Facebook, que al menos haya 10 amigos en ella. Cualquier cantidad menor invita a sospechar que puede ser fraudulenta. Este escrupuloso procedimiento de verificación habla de la cautela con la que aún se consideran allí estas formas de ligar. Las citas online tienen una larga historia sombría en este país debido a la gran cantidad de fraudes, así como la prevalencia de "baishun", la práctica de las jóvenes que venden sexo a hombres mayores en las redes.

Los sistemas de seguridad, como el registro a través de otros perfiles pueden haber ayudado a aliviar la probabilidad de sufrir algún tipo de engaño, pero todas las aplicaciones japonesas prefieren ser más prudentes con sus solicitudes de identificación con foto. Incluso PCMax, que fomenta una mayor sensación de anonimato en comparación con otras (una gran mayoría de los usuarios usan avatares u fotos oscurecidas para sus perfiles) les pide que carguen documentos oficiales para verificar la edad, entre otras cosas.

Detalles

Al crear un nuevo perfil, la rutina de preguntas casi siempre es la misma en las 'apps' occidentales: sexo, etnia, religión... cosas poco comunes en las japonesas. Cuando se trata de religión, las afiliaciones de Japón son comparativamente menos diversas: el sintoísmo y el budismo, las más dominantes en el país. Y a pesar de la heterogeneidad de su composición étnica, hay una falta de diálogo con respecto a la raza. A menudo se promulga una visión unificadora de armonía y homogeneidad racial, mientras que se ignora su discriminación dentro de la sociedad.

En lugar de preguntas sobre la raza y las creencias, tienen sus propias categorías culturales específicas que desean que los usuarios respondan: el tipo de sangre es común. Si bien muchos no la conocen, allí es un dato muy importante, ya que se los percibe como predictivos de la propia personalidad, de manera similar a como se consideran los signos astrológicos en otras culturas.

PcMAx.
PcMAx.

Otra pregunta que es obligada es el orden de nacimiento. Mientras que en EEUU o Europa, nos da igual en qué posición se encuentra la otra persona, a los nipones les importa mucho. Para ellas, que buscan una pareja potencial, casarse con el primogénito puede ser una bendición o una carga, ya que en las familias más tradicionales, el hijo mayor hereda casi todas las propiedades de su familia y la obligación de cuidado de sus padres cuando envejezcan.

El dinero también es importante. En algunas, por ejemplo, los usuarios pueden elegir si responder a la pregunta de quién creen que debería pagar la primera cita: ¿él, la persona con mayores ingresos o la mitad cada uno? Cuando se trata de información sobre los ingresos, casi todas las 'apps' dan la opción de mostrar tu nivel salarial. En el caso de Omiai, incluso puedes filtrar los perfiles por grupos de ingresos.

En cuanto a las ocupaciones también puedes elegir entre personas que: "trabajan en una empresa que cotiza en bolsa" o "en una de las 10 principales compañías financieras", lo que señala el poder adquisitivo de cada uno.

Los japoneses temen que haya muchos perfiles falsos, por eso extreman las formas de verificación

La gran cantidad de información de perfil proporcionada en estas plataformas ayuda a los usuarios japoneses a eludir ciertos escenarios incómodos en las citas online. Para ellos, que son conocidos por la discreción en su cultura, leyendo la respuestas a ciertas cuestiones, les puede ayudar a disminuir la tensión que implica quedar con alguien que no conoces y evitar la posibilidad de ser percibido como descortés.

Actualización de estado

Uno de los aspectos más distintivos es que tienen el apartado de "mi diario", un componente que les permite a sus usuarios publicar y leer las actualizaciones de estado de otras personas en una plataforma de red similar a Twitter. Este elemento ofrece un prisma raro e íntimo en la mente de sus usuarios porque proporciona la oportunidad de expresar lo que sientes al instante y que otros puedan contactarte al momento.

Concurso de popularidad

Descubrir el nivel de "deseabilidad" con el que te califican, se convierte en una pesadilla. Aunque no hay forma de saberlo realmente con certeza, varias 'apps' japos ofrecen la función de ver qué tan populares son otros perfiles. En Pares, puede ver el número de personas que dan "me gusta" a un usuario y en qué posición se coloca. Además, en Omiai y With, puedes filtrar los perfiles en función del nivel de su popularidad.

Omiai.
Omiai.

No es que las nuestras también no recopilen datos sobre qué o quiénes se consideran más atractivos o deseables, y algunas incluso han aprovechado sus sistemas de calificación interna para atraer más usuarios o más ingresos o utilizar sus datos personales, lo que distingue a las japonesas es cuán accesible es esta información para los usuarios habituales. En Con, por ejemplo, puedes filtrar los perfiles según diferentes criterios, dos de los cuales son el número de "me gusta" que ha recibido y la cantidad de amigos de Facebook que tiene.

¿Cuáles son mejores? ¿Está bien tanto detalle? ¿Cuáles preferirías tú? Busca, compara y elige, la superficialidad está aquí. Ahora depende de tus necesidades y decisiones.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios