RICOS TRISTES Y ABURRIDOS

El millonario hecho a sí mismo desvela la gran verdad sobre tener mucho dinero

Kim llegó a los Estados Unidos con 18 años y 500 dólares en el bolsillo. Ha amasado una fortuna con la que lleva un lujoso modo de vida que a él le aburre

Foto: Timothy Kim en una entrevista en YouTube.
Timothy Kim en una entrevista en YouTube.

"Las personas tienden a pensar que quieren este estilo de vida en el que están de vacaciones perpetuas y no, realmente no estoy de acuerdo". El millonario Timothy King lo tiene claro. Tener tanto dinero y un nivel adquisitivo alto le "aburre". Para llegar a su actual posición de privilegiado, tuvo que pasar muchas barreras y sortear múltiples obstáculos, como por ejemplo, el de la inmigración, ya que tuvo que irse a vivir a otro país que desconocía por completo. A los 18 años, se mudó de su ciudad natal, Budapest, a Estados Unidos. Actualmente, es vicepresidente de una empresa privada mediana y tiene propósitos de carácter altruista.

"Mis orígenes son muy humildes", reconocía en una entrevista para 'Business Insider'. "Mi familia y yo éramos relativamente pobres. Recuerdo haber crecido sabiendo que la ropa y la comida estaban ahí solo por las donaciones desinteresadas de otras personas. Afortunadamente, el nivel de vida en Hungría es mucho más bajo que el de aquí, el de California, donde mi esposa e hija residimos hoy en día", explica. El joven Kim vino a Estados Unidos con solo 500 dólares en el bolsillo y ahora, trece años después, posee una importante fortuna de cientos de miles de dólares.

En el fondo de mi ser, soy una persona sencilla. ¿Por qué? Porque no quiero ser el hombre más rico del cementerio

Así relata la sensación que le produjo llegar a tener tanto dinero: "Cuando nosotros alcanzamos el estatus de millonarios a principios de año, pensé que habría fanfarrias de trompetas, globos multicolores sobre un arcoiris y duendes cogidos de la mano bailando en círculo. Pero luego, cuando pasó, dije: 'bah'", analiza. "En el fondo de mi ser, soy una persona sencilla. ¿Por qué? No quiero ser el hombre más rico del cementerio".

Kim admite que sufrió un revés que le hizo tocar tierra y volver a la realidad: "Tuve una ligera crisis emocional. Creí que sería feliz, porque ser millonario era una meta largamente esperada y un sueño personal. Pero en cambio, no me sentí tan afortunado, pues supe que una breve caída en los mercados nos habría llevado atrás de nuevo". Todo esto confirma la teoría de que cuanto más rico te haces, más miedo y angustia sientes ante la posibilidad de perder la fortuna cosechada, por lo que querrás aglutinar más y más.

"El dinero no es ni malo ni bueno, simplemente lo veo como un recurso", explica el millonario, "Al final de mi vida, cuando esté en mi ataúd todo el dinero en mis cuentas bancarias no significará absolutamente nada. Estaré tan muerto como cualquier persona en ese cementerio. Por ello, quiero crear un impacto en el mundo y en la sociedad". Estas ansias por hacer algo bueno las dirige a que por fin se resuelva el conflicto de su país de origen, dividido en dos: Corea. "Llegará un día en que mi patria se unificará de una vez. Y cuando eso suceda quiero estar allí abriendo fábricas y negocios para que la gente pueda ganar salarios que les permitan vivir a gusto y en paz".

No solo invertir en la industria, también en obras benéficas: "También quiero llevar allí a grupos de misioneros y edificar iglesias, crear escuelas para los niños...", planea Kim. Esto parece contrarrestar el tedio universal que actualmente sufre a pesar de tener una vida holgada y repleta de comodidades. "Si alguien te ofrece 100 millones de dólares y no tienes por qué trabajar más, vas a descubrir que rápidamente la vida se siente absurda y vacía. La mayoría de las personas quieren añadir un valor a la sociedad, quieren sentirse productivos y usar su cerebro", asegura en 'CNBC'.

A todo aquel que quiera hacerse rico le reto a irse de vacaciones durante tres meses sin trabajar. La mayoría se volverían locos

No es para menos. Un reciente estudio realizado por la plataforma LinkedIn descubrió que aquellos que tienen ingresos más altos tienden a lidiar con mayores niveles de estrés laboral, y no necesariamente experimentan una mayor satisfacción laboral. Por tanto, en lugar de aspirar a ser rico como objetivo final, Kim aconseja encontrar un trabajo que esté relacionado con lo que verdaderamente te apasione. "Creo que todas las personas con un trabajo de nueve a cinco necesitan experimentar, ya sea creando blogs o una tienda en Amazon. Tómate tu tiempo para darte de cuenta de que necesitas tener una estrategia para salir de la rutina".

Para concluir, Kim sostiene que para "evitar el aburrimiento" ofrece asesoría financiera, asiste a sesiones de tutoría para ampliar sus conocimiento y colabora con iglesias en iniciativas filántropas. "Los seres humanos siempre quieren hacer algo. A todo aquel que quiera hacerse rico le reto a irse de vacaciones durante tres meses sin trabajar. La mayoría se volverían locos", concluye el millonario.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios