JÓVENES EMPRENDEDORES

El gran consejo del hombre que se hizo millonario a los 13 años

Michael Cammarata era un adolescente al que sus habilidades en el mundo de la informática le llevaron a ganar mucho dinero en muy poco tiempo

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

"Me enganché a los ordenadores. Era disléxico e ir a la escuela era toda una lucha para mí cuando tenía cerca de 13 años". Muchas veces ser diferente a los demás o jugar en desventaja hace que corras más rápido. Es el caso de Michael Cammarata, cofundador y CEO de la empresa de productos para el hogar Schmidt´s Naturals, quien obtuvo más de un millón de dólares cuando apenas era un niño y tenía 13 años. ¿Cómo? Al aplicar todos sus conocimientos personales y voluntariamente adquiridos en informática para crear un servicio de 'hosting'. Y, cómo no, ayudado por su padre. Al ser un marginado en su etapa escolar, descubrió un mundo sorprendentemente acogedor en la red. Le encantaba el juego de acción y ciencia ficción 'Starcraft' y gracias a otros jugadores, aprendió de forma rápida y sencilla a crear sitios web, así como programas de software.

La diferencia respecto al resto de personas de su entorno fue crucial: "La perdición de la mayoría de la gente es que no confía en sus propios instintos", asegura en una entrevista a la revista 'Time'. "Tuve una visión clara, todavía la mantengo. Era disléxico, apenas podía leer y escribir, solo trataba de ser normal y encajar. Pero no funcionó, y aprendí que ser diferente es bueno". Ya es difícil tener esa "intuición" de la que habla y conseguir hacerse millonario. Él es la excepción.

Conseguí que se registraran decenas de miles de personas con solo 13 años. Obtuve una gran cantidad de dinero

Tras haberse formado en la programación, tomó la decisión de apostar en lo que creía y no titubeó a la hora de pedirle a su hermano mayor universitario un préstamo de 2.000 dólares (cerca de 1.625 euros) para obtener un servidor, lo que le permitió comenzar con su negocio de 'hosting'. Luego, al enterarse su padre de lo que estaba tramando, en vez de obligarle a seguir con sus estudios y su formación en el instituto, le apoyó y le enseñó a ganar clientes para así comenzar a ganar dinero con su nueva empresa. "Conseguí que decenas de miles de personas se registraran cuando tenía cerca de 13 años. Obtuve una gran cantidad de dinero", observa Cammarata. Otro dato a tener en cuenta, y es que pocos padres están dispuestos a apoyar tanto a sus hijos cuando son tan jóvenes.

Tanto es así, que le animó a lanzar su propia red de publicidad online. "Eso pasó cuando tenía 15 años. No tenía a nadie a quien vender mi inventario, así que le pregunté a mi padre si podía ayudarme y él mismo me presentó a todo un grupo de ventas y marketing. La confianza de mi padre fue crucial. Les hizo vender mi inventario de anuncios", asegura. Desde entonces, Cammarata ha invertido su fortuna en una amplia gama de empresas, desde tecnología hasta productos naturales.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

El joven adolescente se dio cuenta de que podría ganar dinero rápidamente gracias a su empresa de 'hosting'. Una de las ventajas es que resultó ser una compañía a coste cero: sin empleados y sin instalaciones. Eso provocó que las pagas de sus primeros clientes comenzaran a acumularse. "Pasé de cero ingresos a millones de dólares de la noche a la mañana", afirma en 'Time'.

Cammarata se graduó pronto en la escuela secundaria pero nunca fue a la universidad. Estaba demasiado ocupado tratando de construir su imperio. Uno de sus mayores dolores de cabeza fue que tuvo que idear un plan para reestructurar su empresa y convertirla en una inversión rentable. "Cuando tienes asesores, no puedes aceptar su palabra como oro en paño, incluso si contratas a otra empresa más grande", observa. "Tenía que ser activo y práctico con mi cartera de inversiones, hacer el trabajo yo mismo para no confiar en otras personas que trabajaran para mí. Si solo confías en los expertos que te asesoran, vas a fracasar y tendrás un duro despertar".

Uno de los mayores hobbies de Cammarata fue la música. "Siempre quise liderar una banda de rock", reconoce. Persiguió su deseo y dio un giro a su vida profesional. Comenzó a dirigir la 'boy-band' Big Time Rush en 2009, con la que lanzó varios programas en el canal infantil Nickelodeon. Pronto, se convirtió en uno de los mejores calificados por la comunidad virtual. Ello le enseñó a desarrollar habilidades profesionales como llevar la promoción de un producto y desarrollar estrategias de marketing en los medios sociales. "Fue realmente complicado", asegura. "Así aprendí a lanzar un producto".

Al hacerlo, Cammarata desarrolló otra idea nueva. "Interactuaba con los fans de la banda en tiempo real a través de la plataforma web". Al ver que tenía tanto éxito entre los consumidores, descubrió un nicho de mercado que debía ser cubierto: los productos de consumo del hogar y de higiene, como el desodorante.

Mi filosofía desde que era niño fue querer crear un impacto positivo en el mundo e impulsar a la humanidad hacia delante

Por ello, en solo unos años, adquirió la compañía Schmidt´s Naturals. "En esos momentos se trataba de una pequeña compañía de Portland que vendía sus desodorantes en un tarro". Cammarata logró llevar a Schmidt´s a ser el líder del mercado. Tanto es así que si antes la empresa tenía cuatro empleados y una oficina adjunta a una tienda de mascotas, unos meses después y tras su intervención, pasó a tener más de 150 trabajadores. "Mi filosofía desde que era niño siempre fue crear un impacto positivo en el mundo e impulsar a la humanidad hacia delante", puntualiza Cammarata. "Cuando comencé a invertir, buscaba empresas con aspiraciones y propósitos". El truco y el secreto, según él, consiste en "gastar dinero únicamente en cosas y asuntos en los que crees de verdad".

"Invertir dinero en cosas que no te dan un propósito personal no funciona", concluye el empresario. "Aconsejaría que otros aspirantes hicieran lo mismo que yo".

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios