DE LAS SÁBANAS AL FIN DEL MUNDO

El consejo japonés para levantarte antes y mejor de la cama

Despiértate con impulso y vitalidad gracias al 'ikigai', un concepto oriental que tiene como fin proyectar tu vida para ser más feliz

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Puede que la mayor batalla diaria consista en levantarte cada mañana. Da igual lo perezoso que seas o que no madrugues tanto, el sueño siempre gana. Es algo inevitable. Las pestañas se te pegan a los ojos y conseguir despejarte resulta una tarea más que complicada. No eres el único.

'Ikigai' es el concepto japonés referido al buen despertar en el que te sientes descansado, renovado y listo para afrontar el día. Definido como "la razón por la que te despiertas cada mañana", el 'ikigai' también representa la cualidad de encontrar satisfacción en la comodidad. La palabra se compone de dos caracteres japoneses: 'iki' (vida) y 'kai' (el resultado de una acción determinada), según explica el bloguero español Héctor García en el libro 'Ikigai: el secreto japonés de una vida larga y feliz'. En cualquier caso, el 'ikigai' simboliza no perder el propósito ni el rumbo en la vida, así como tampoco la ilusión por las cosas que te emocionan y te hacen feliz, según menciona 'The Independent'.

El 'ikigai' representa encontrar gozo en las pequeñas cosas, aceptarse a uno mismo y estar conectado a los demás

Otro de los usos curiosos que tiene la palabra dentro de la cultura nipona es la de referirse a ella como la jubilación. Surge en la isla japonesa de Okinawa, una población característicamente longeva, cuyos ciudadanos presumen de haber disfrutado siempre de una vida larga y satisfactoria. Por ello, si aplicamos el término a la hora de levantarnos cada mañana, el 'ikigai' posiblemente te ayude a llevar a cabo la transformación a una persona activa y alejada de la pereza matutina.

Los principales aspectos del 'ikigai' son aceptarse a uno mismo, estar conectado a los demás y a la naturaleza, además de encontrar el gozo en las pequeñas cosas, como menciona Ken Mogi, neurocientífico y autor de 'Awakening Your Ikigai' ('Despierta tu ikigai' en inglés). Aprender la doctrina del 'ikigai' no tiene por qué implicar cambios monumentales en tu rutina o en tu forma de ser. Aquí van algunas cosas muy simples que seguro terminan por aumentar tu energía diaria.

No dejes que el despertador te amargue el día. (Foto: iStock)
No dejes que el despertador te amargue el día. (Foto: iStock)

Practica ejercicio

Aplicar el 'ikigai' al ejercicio consiste en encontrar la actividad física que más te guste y con la que más disfrutes. No implica tener que sufrir y levantarte prontísimo para acudir a largas y aburridas sesiones de spinning a las seis de la mañana. En vez de eso, podrías probar con hacer yoga en la sala de estar, salir a caminar... incluso bailar mientras desayunas. Todo el mundo sabe que una buena actitud depara grandes resultados.Esto se muestra en la cultura japonesa con la rutina de calentamiento matutina conocida como 'Radio Calistenia'.

Durante las vacaciones de verano, levantarse muy temprano para realizar estos ejercicios es algo muy común en los niños japoneses de la escuela primaria, los cuales consisten en calentamientos musculares mientras escuchan música y siguen las instrucciones marcadas por la radio. "Algunos están fuera de la sintonía musical y otros siguen el ritmo con sus brazos y piernas", comenta Ken Mogi. Con que pases cinco minutos bailando y moviéndote al son de la radio o por el contrario, decidas ir al gimnasio, ya es suficiente.

Un desayuno abundante

Apetitoso, ¿verdad? (iStock)
Apetitoso, ¿verdad? (iStock)

Las prisas cotidianas muchas veces hacen que la primera comida del día acabe siendo algo corta y rápida. Sin embargo, disfrutar de un desayuno sabroso puede insuflarte un ánimo y un impulso inusitado. "No importa en qué parte del mundo te encuentres, si adquieres el hábito de ingerir tus alimentos favoritos a primera hora del día liberarás dopamina, la hormona de la felicidad y del entusiasmo", asegura Mogi.

Esto no significa que tengas que esforzarte en cocinar un perfecto desayuno digno de Instagram. Si tienes un delicioso desayuno esperándote en la mesa, es mucho más probable que dejes atrás la comodidad de tus sábanas nada más comienza tu estómago a retumbar.

Un encuentro social fortuito o inesperado

¿Otro día más? (iStock)
¿Otro día más? (iStock)

La idea de reunirse con un amigo para tomar un café nada más comenzar el día podría beneficiarte enormemente. Sin embargo, si vas directamente al trabajo nada más despertar para pasar ocho o nueve horas en tu escritorio quizás pierdas la ilusión por arrancar con energía la jornada. Además, luego regresas exhausto a casa, con lo que es muy posible que pasen los días y tu vida social disminuya.

Uno de los pilares del 'ikigai' es permanecer conectado con los otros. Encontrar tiempo para saber de alguien importante para ti podría hacer maravillas en tu estado de ánimo. Incluso si no tienes tiempo para sentarte y participar en una conversación en profundidad, puedes enviar un texto rápido a alguien para desearle un buen día. Piensa en las cosas que podrían hacerte feliz y ve sin temor hacia ellas.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios