Dietas: Los gimnasios están petados: la industria de los 2.000 millones que se aprovecha de ti . Noticias de Alma, Corazón, Vida
ENERO, MES CLAVE

“Los gimnasios están petados”: la industria de los 2.000 millones que se aprovecha de ti

En España más de un 10% de la población está apuntada a algún centro deportivo. Casi un tercio del negocio se mueve en estas fechas arrastrado por los buenos propósitos navideños

Foto: Una mujer y un hombre en un gimnasio franquiciado. (iStock)
Una mujer y un hombre en un gimnasio franquiciado. (iStock)

Francisco Calvo, segoviano de 47 años, lleva casi un mes haciendo chistes sobre comida. El último, a pocas horas de zamparse un roscón relleno de nata: “el roscón final”. Hoy, rellena la ficha con sus datos para matricularse en el gimnasio del pueblo. En realidad no ha engordado mucho, pero se siente “inflado”. No es un caso aislado. Una de cada cuatro personas tiene entre sus propósitos para el año entrante “hacer más ejercicio” o, en su caso, "algo de ejercicio". Los otros ‘hits’ al doblar el año y estrenar 365 días nuevos son dejar de fumar, hacer dieta, aprender cosas nuevas y viajar.

Los meses de mayor incremento de matrículas en estos establecimientos son septiembre (comienzo del curso escolar y un hito de cambio muy arraigado en la mentalidad española) y la segunda semana de enero. Además, hay un cierto efecto de profecía autocumplida: los gimnasios ofrecen sus mejores ofertas en esas mismas fechas, en las que su patronal calcula que se mueve casi un tercio del negocio de todo el año.

Más del 10% de la población está apuntada a un gimnasio. Una proporción bastante por encima que la de otros países europeos

“El 7 de enero es el día internacional de ponerse a hacer régimen”, comenta jocoso César Barbosa, uno de los propietarios del gimnasio Fightland. “Ya el día 5 se nota un aumento clarísimo de gente, está el local petado”, comenta Barbosa, que, sin embargo, no cree que se hagan promociones especiales en estas fechas: “Son más frecuentes en junio o julio porque esos meses son muy malos”, precisa y añade: “Cuando se hacen ahora en realidad son falsas, son ofertas que duran todo el año, se parece al truco de las rebajas de los grandes almacenes”, dice en referencia a los reclamos de las grandes cadenas franquiciadas.

En España el negocio de los centros para hacer deporte lleva desde 2014 en expansión continua. Hay cerca de 4.500 clubes y más de cinco millones de personas apuntadas, según datos del 'European health and fitness report' elaborado por la consultora Deloitte. Eso supone más del 10% de la población. Una proporción bastante por encima de la de otros países europeos, muchos de ellos con muchas más dificultades para practicar deporte al aire libre por cuestiones del clima. Javier Pastor, de 38 años, hace las dos cosas: “Voy al gimnasio a entrenarme con aparatos y luego por la ciudad a correr”. Pastor lleva años apuntado a un gimnasio de una cadena en el madrileño barrio de Chamartín. “Nosotros tenemos un núcleo de amigos que llevamos mucho tiempo yendo. Ahora sabemos que vienen muchos nuevos...lo que no sabemos es lo que durarán”, dice con un puntillo de superioridad “veterana” en la voz.

Gente de paso

Pero no todos los que se apunten desaparecerán para siempre al poco tiempo, como reza el tópico. “Es verdad que una pequeña parte ya no volverá a aparecer desde febrero o marzo, pero la mayoría aguantará hasta el verano. La gente ya sabe que la 'operación bikini' no se puede hacer en un mes”, explica Barbosa. Y, precisamente, ese es otro de los factores “peculiares” de enero en estos centros: “Algunos de los nuevos que llegan no son nuevos de verdad, sino gente cuya cara reconoces porque regresa después de unos meses sin venir”.

Aunque los gimnasios viven su época dorada, la proliferación de miles de ellos en los últimos años también ha generado una tremenda competencia. De hecho, en internet se ofrecen decenas de traspasos o venta de todos los aparatos de centros que no han sido capaces de aguardar a estas fechas muy propicias para ellos. “No te creas que son buenas para todos”, precisa Mauro, que ha tenido que vender su negocio: “Para los que los tenemos en zonas de gente con poco dinero, la gente tampoco viene en estas fechas porque acaba de gastarse todo el dinero en las comidas y los Reyes”.

Existe más o menos la misma cantidad de centros, pero los que hay tienen capacidad para muchas más personas porque son más grandes

El negocio de los gimnasios en España factura 2.100 millones de euros al año, según la consultora Deloitte. Los pequeños gimnasios de barrio, como el que vendió Mauro el pasado verano, van dejando paso a los de las franquicias ‘low cost’. Así que hay más o menos la misma cantidad de lugares, pero los que hay tienen capacidad para muchas más personas porque son más grandes. Así que la oferta ahora incluye un rango de precios mucho mayor, incluidas las ofertas de cadenas como Holiday Gym “por un euro al día con entrenador personal”.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios