Alimentación: Los alimentos que no caducan y debes tener siempre cerca: miel, sal, arroz y más. Noticias de Alma, Corazón, Vida
Provisiones para el fin del mundo

Los alimentos que no caducan y debes tener siempre cerca: miel, sal, arroz y más

Las alubias secas, el ramen, la salsa de soja, el café y el chocolate instantáneos... Seguro que no habías reparado en muchos de ellos

Foto: Uno de los trucos es que algunos están deshidratados, como es el caso de los fideos del ramen. (iStock)
Uno de los trucos es que algunos están deshidratados, como es el caso de los fideos del ramen. (iStock)

Se ha hablado mucho de la diferencia entre la fecha de caducidad y el consumo preferente. Más allá de estos términos, existe una serie de alimentos que a pesar de llevar siempre una fecha en el envase pueden durar años si se conservan en condiciones adecuadas. En un gráfico realizado por 'Quid Corner', (lo puedes encontrar pulsando sobre este enlace), se ilustra muy bien la cualidad imperecedera de muchas comidas.

Como puedes comprobar, algunas duran más que las alfombras que adornan tu casa, que el barniz, que la pintura, que las ruedas de los coches o que los colchones. Visto lo mal que está el mundo, quizás estés pensando en construirte tu propio búnker o refugio. Si ese es tu caso, no dudes en almacenar en tu despensa de hormigón estos productos capaces de sobrevivir al peor de los apocalipsis.

Miel

Un dato que revela la cualidad casi eterna de esta sustancia ambarina es que se ha encontrado miel en condiciones de ser ingerida en las tumbas del antiguo Egipto, 3.000 años después de ser almacenada.

Su alto contenido en azúcar hace imposible que los microbios y las bacterias puedan colonizarla, por eso no se estropea. Es posible que con el paso del tiempo cambie su color y cristalice. Para solucionar esto último, basta ponerla durante unos minutos al baño maría para que vuelva a su condición original. Se advierte, con todo, que no se debe calentar a más de 40 grados pues dicho proceso podría hacerle perder sus propiedades.

(iStock)
(iStock)

Por este motivo, muchos expertos son totalmente contrarios a la pasteurización de la miel. Según el profesor Lavie de la Estación Experimental de Montfavet-Cantarell, en Francia, “la pasteurización mata las levaduras, destruye los cristales, un 80 por ciento de la invertasa y el 25 por ciento de la amilasa, no modifica los azúcares y provoca la formación de hidroximetilfurfural (HMF), sustancia característica de las mieles calentadas o viejas”. La pasteurización reduce además su riqueza aromática.

Vinagre

Aunque la botella lleve abierta mucho tiempo, tanto el vinagre de manzana como el de vino no deberían ser nunca desaprovechados. Considera que el vinagre ha sido durante muchos siglos un método para conservar los alimentos (escabeche) cuando no existían las neveras ni los congeladores.

Los insectos son uno de los principales causantes de que los alimentos se estropeen. Paradójicamente son una comida poco perecedera

Si eres escrupuloso, y te da reparo condimentar tus platos con ellos en estas condiciones, recuerda también que el vinagre puede utilizarse como producto para la limpieza, disolvente y quitagrasas.

Salsa de soja

Para que la duración de la salsa de soja sea casi eterna debe conservarse sin que se retire el precinto. Aun así, si la botella queda abierta, la salsa puede aguantar hasta tres años en tu despensa.

(iStock)
(iStock)


La razón es su alto contenido en sodio. En todo caso, el paso del tiempo acabará restándole sabor, por lo que se recomienda su uso solo para comidas donde su presencia no sea esencial.

Alubias secas

Las judías, frijoles, garbanzos, habas, etc. pueden durar hasta 30 años si se ha realizado correctamente el proceso de secado. En el caso de que quieras preservarlas durante mucho tiempo, toma en consideración que tienen que estar envasadas al vacío y sin exposición a la luz.

Insectos

Son uno de los principales causantes de que los alimentos se estropeen, pero ¿qué sucede si en vez de arruinar nuestras provisiones los utilizamos como comida?

Las bebidas con una alta graduación pueden permanecer largo tiempo en muy buenas condiciones, perdiendo solo algo de sabor

La demanda de proteínas a nivel mundial está aumentando y los insectos pueden ser la respuesta a esta situación. A diferencia de otros animales, ciertas partes de los insectos pueden ser conservadas en buenas condiciones durante mucho tiempo. ¿De dónde, si no, vamos a sacar nuestras proteínas si llega el fin del mundo?

Azúcar

Mientras se mantenga en un lugar con temperaturas suaves, seco y que esté fuera del alcance de las hormigas, el azúcar puede ser eterno. Al igual que la miel, las bacterias no pueden colonizarlo ya que posee muy poca humedad.

Si el azúcar se solidifica formando terrones, basta calentarlo en el microondas a una temperatura muy baja durante uno o dos minutos por cada taza, o más fácil aún, darle leves golpes con una cuchara, un mortero o un pequeño martillo para deshacerlo.

Bebidas con alto contenido en alcohol

Si eres aficionado a las series postapocalípticas, como ‘The walking dead’, habrás comprobado cómo los protagonistas siempre encuentran un consuelo a sus penas gracias a las botellas que encuentran en sus capturas de suministros.

En sentido estricto, los cubitos de caldo no son más que vegetales deshidratados, grasa animal y altas dosis de sal

Vodka, ron, whisky, ginebra, tequila y todas aquellas bebidas espirituosas con una alta graduación pueden permanecer largo tiempo en muy buenas condiciones (solo con una ligera pérdida del sabor) siempre que las botellas no se abran y se mantengan alejadas de la luz solar y del calor.

Sal

En sí misma, la sal no es más que un mineral. Al igual que el vinagre, es un conservante de la comida que se ha empleado durante siglos (conservas en salmuera), ya que elimina la dañina humedad que causa el deterioro de los productos.

Arroz

Se trata del producto base para más de la mitad de la población mundial. Envasado al vacío, apartado de la luz y en un lugar seco, el arroz puede llegar a durar en buenas condiciones hasta treinta años.

Cubitos de caldo

En sentido estricto, estos productos no son más que vegetales deshidratados, grasa animal y altas dosis de sal. Piensa en guardar alguno de estos compuestos si quieres poner algo de sabor a tus comidas postapocalípticas.

(iStock)
(iStock)


El principal enemigo de los cubitos de caldo es la humedad, que afecta tanto a su sabor como a su perdurabilidad.

Ramen

Estos tallarines japoneses son un recurso típico de los solteros y de los estudiantes, que podrán consumirlos mucho tiempo después de haberse licenciado, si no lo han hecho durante la carrera.

La sal y el azúcar que contienen muchos alimentos típicamente americanos actúan como buenos conservantes

Al haber estado sometidos a un proceso de profunda deshidratación, pueden llegar a durar en buenas condiciones hasta diez años en la despensa.

Café y chocolate instantáneos

Nuevamente, el proceso de desecado hace que podamos mantener durante décadas estas dos sustancias en polvo. Basta añadirles un poco de agua para tener listas dos fabulosas bebidas revitalizantes.

Típicos productos americanos

El sirope de arce, la mantequilla de cacahuete, el jarabe de maíz o los populares Twinkies no suelen formar parte de las dietas más saludables. Tampoco son fáciles de encontrar en nuestros supermercados.

(iStock)
(iStock)

La paradoja de estos alimentos reside en que los mismos componentes que los convierten en perjudicales para la salud, es decir, sus niveles excesivos de azúcar y de sal, son, al mismo tiempo, los que los vuelven tan duraderos.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios