entre los muertos hay una mujer de origen gallego

Atentado de Londres: tres vidas rotas y treinta destrozadas

Cuatro personas, incluido el terrorista, han fallecido en el atentado. El ataque también ha dejado en torno a 40 heridos, siete de ellos en estado crítico

Foto: Keith Palmer, el policía asesinado por el terrorista de Londres
Keith Palmer, el policía asesinado por el terrorista de Londres

"Era alguien que salió hoy a trabajar y esperaba volver a casa al final de su turno, y tenía todo el derecho a esperar que esto sucediera". Con estas palabras le rendía homenaje el jefe de la unidad antiterrorista de la policía de Londres, Mark Rowley, al agente fallecido en el atentado de este miércoles. Keith Palmer, de 48 años y padre de familia, era parte del cuerpo encargado de proteger el Parlamento ante un posible ataque terrorista, misión que le acabó costando la vida.

Pasadas las tres de la tarde, el hombre que minutos antes había arrollado a decenas de personas en el puente de Westminster se abalanzaba sobre él y le acuchillaba. Según parece, el fallecido no iba armado, puesto que es habitual que los agentes británicos trabajen sin pistola. Aunque los compañeros de Palmer consiguieron abatir al atacante, para entonces el agente ya estaba tendido en el suelo con graves heridas. Varias personas que se encontraban en el lugar le practicaron los primeros auxilios, incluido el ministro de Exteriores para África y Oriente Medio, pero no pudieron hacer nada para salvarle. Horas después, el jefe de la unidad antiterrorista confirmaba su muerte.

"Keith Palmer murió valientemente mientras prestaba su servicio, protegiendo nuestra ciudad y en el corazón de nuestra democracia de aquellos que quieren destruir nuestra forma de vida", dijo a su vez el alcalde de Londres, Sadiq Khan, tras conocerse la noticia. "Él personificó a los hombres y mujeres valientes de nuestra policía y nuestro servicio de emergencia que trabajaron sin parar para mantenernos a salvo, esta noche los londinenses les estamos muy agradecidos", añadía. Palmer llevaba 15 años de servicio en el cuerpo y antes había formado parte de las Fuerzas Armadas. "Conocí a Keith hace 25 años. Servimos juntos en la Real Artillería antes que se convirtiera en policía. Un hombre encantador, un amigo. Mi corazón está roto. Mis pensamientos están con su familia, amigos y colegas. Era un hombre valiente", escribía en su cuenta de Twitter el parlamentario conservador James Cleverly.

La víctima de origen gallego

Poco después de producirse el atentado, la familia de Aysha Frade, que reside en Galicia, recibía una llamada informándoles de que la policía había encontrado su documentación en el puente de Westminster. En un primer momento las autoridades se limitaron a avisarles de que no se sabía nada de su paradero, pero pasadas unas horas se confirmaban sus temores: Aysha había fallecido tras ser arrollada por el coche del terrorista cuando salía del DLD College London, donde era jefa de departamento y daba clases de español. Según parece, la víctima iba a recoger a sus dos hijas cuando fue asesinada.

Aunque Aysha nació en Londres, su madre era de Betanzos, por lo que era habitual que la familia pasase un mes de vacaciones en Galicia con motivo de las fiestas patronales. "No solía perderse el lanzamiento del globo de San Roque", explicaba un familiar de Aysha a 'La Voz de Galicia' este míércoles. "Le encantaba venir a Betanzos, presumía de este pueblo entre su gente". De hecho, según afirma este diario, las dos hermanas mayores de la fallecida, Silvia y Michelle, regentan una academia de inglés en esta localidad gallega.

"Estamos aún recuperándonos, es una desgracia que haya una muerte violenta como esta", aseguraba esta mañana a 'Onda Cero' el alcalde de Betanzos, Ramón García, que ha decidido decretar tres días de luto en la localidad. "Es una persona que vivía en Inglaterra pero que tenía vínculos familiares aquí, tenía dos hermanas aquí", explicaba. "Por desgracia, se ha confirmado a primera hora de esta mañana su muerte. Hacemos votos para que entre todos podamos corregir esta situación".

Siete heridos en estado crítico

A falta de que se confirme la identidad de la tercera víctima, que según parece sería un hombre de en torno a 50 años, todos los focos se centran ahora en los heridos, de los cuales siete se encuentran en estado crítico. Aunque en un primer momento los medios británicos apuntaban a que 40 personas habían tenido que ser atendidas por los sanitarios, Scotland Yard ha reducido el número a 29 esta mañana.

"Fue un día horrible. Sonó la alarma y creímos que nos dirigíamos a atender a las víctimas de un accidente de tráfico, esa era toda la información que teníamos en un primer momento", explicaba a la 'BBC' el doctor Tony Joy, uno de los primeros trabajadores de Emergencias que acudió al lugar del atentado. "Estábamos ya en el helicóptero cuando empezamos a recopilar información y darnos cuenta de lo seria que era la situación", añadía.

Respecto a la identidad de los heridos, se ha confirmado que tres de ellos son policías, otros tres estudiantes franceses y también que varios turistas surcoreanos y rumanos han tenido que ser atendidos por los sanitarios. De todos modos, la primera ministra de Reino Unido, Theresa May, ha asegurado este jueves que hay víctimas de hasta once nacionalidades distintas.

Por el momento no se sabe quiénes se encuentran en estado crítico, ni tampoco los que permanecen hospitalizados, pero en las últimas horas ha trascendido la historia de una mujer que consiguió salvarse tras caer al Támesis, imagen que captaron las cámaras de la 'BBC'. "La mujer fue sacada del agua y atendida por los médicos. Partimos del principio que cayó o saltó del puente", declaró la Autoridad portuaria de Londres tras el atentado. Aunque su vida no parece correr peligro, medios británicos apuntan a que ella es una de las víctimas que sigue hospitalizada.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios