según ha adelantado juan manuel cendoya

Santander finalmente sí estudia una solución a los minoritarios del Popular

Si Ana Botín descartaba poner en marcha mecanismo alguno de compensación, Cendoya ha avanzado que concretará en los próximos días una solución para los pequeños accionistas

Foto: Oficinas del Banco Santander (Reuters)
Oficinas del Banco Santander (Reuters)

Una semana es lo que ha tardado el Banco Santander en dar marcha atrás sobre posibles compensaciones a los accionistas minoritarios que han quedado pillados con la venta del Banco Popular. Y es que si en la rueda de prensa tras conocerse el rescate, Ana Botín descartaba poner en marcha mecanismo alguno de compensación, hoy su vicepresidente en España, Juan Manuel Cendoya, ha avanzado que concretará en los próximos días una solución para los pequeños accionistas que eran clientes del banco y que acudieron a la ampliación de capital de mayor de 2016.

No en vano, a Santander se le viene encima un aluvión de demandas por parte de los accionistas de la entidad que presidía Emilio Saracho y que de la noche a la mañana han visto desaparecer el valor de sus títulos por la amortización de los mismos con la venta del banco por un euro al Santander.

De hecho, ya el lunes Santander intentaba calmar a los accionistas que compraron a crédito en la ampliación y que se han quedado sin acciones y con una elevada deuda a pagar ofreciendo aplazar a tres años los préstamos que la anterior dirección dio para garantizarse el éxito de la ampliación de 2.500 millones del año pasado.

Así, Cendoya ha explicado en una entrevista en la Cadena Cope que "en cuanto a los accionistas del Banco Popular, el mecanismo de resolución contempla que las acciones se amorticen, lo que implica que pierden su valor. Esto es una decisión de las autoridades, previo a que Santander compre el banco". "No obstante -ha añadido- ya dijo Ana Botín que vamos a analizar bien todas las situaciones para ver qué soluciones se pueden tomar con los pequeños accionistas que son clientes del banco y que fueron a la ampliación de capital del Popular de hace un año. Creo que una vez que acabemos todo el proceso de análisis, en los próximos días podremos ser más concretos".

Y es que, en el fondo, a la entidad se le vienen encima dos problemas más en relación a esta operación y es que los que acudieron a la ampliación a crédito entrarán en la lista de morosos cuando tengan que acometer a la devolución del mismo, con lo que de manera automática saltarán las garantías de otros productos que tengan contratados con el banco, como pueda ser la hipoteca y, por otro, el aluvión de demandas como ocurrió con Bankia en su día, en tanto que los accionistas pueden alegar que las cuentas en las que se basaron para invertir eran falsas.

Por otro lado, Santander ya está calentando la ampliación que tiene que llevar a cabo para enfrentar la compra. Tal es así que Cendoya, ha avanzado que comenzarán en los próximos días a explicar a los inversores las ventajas de acudir a la ampliación de capital de 7.000 millones de euros que ejecutarán en el plazo de un mes. "Ahora empezamos con los viajes y con el 'road show' para explicar las ventajas y levantar 7.000 millones de euros", ha señalado el directivo del banco cántabro, que realizará provisiones adicionales en Popular por importe de 7.200 millones de euros para sanear su negocio inmobiliario.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios