Negocian con el BBVa para comprar el inmueble

Los Puig se suman a la subasta por la torre de oficinas que les sirve de sede

Corporación Exea, el 'holding' de participaciones familiares de la multinacional de perfumería, se ha unido al resto de las ofertas que maneja el BBVA y eso los convierte en favoritos

Foto: Torre Puig.
Torre Puig.

Los Puig se han sumado a la subasta por la torre de oficinas en Plaza Europa, en L’Hospitalet de Llobregat, que ocupan como sede corporativa. Según han adelantado fuentes del sector inmobiliario, Corporación Exea, el 'holding' de participaciones familiares de la multinacional de perfumería, se ha unido al resto de las ofertas que maneja el BBVA, con la clara intención de hacerse con el activo conocido como 'la torre Puig'.

El que los Puig se hayan presentado los perfila como los favoritos para hacerse con el inmueble, en una operación que superará los 50 millones de euros y que es una de la más destacadas en el sector terciario del inmobiliario en la capital catalana.

Manuel Puig.
Manuel Puig.

Tanto portavoces del BBVA como de Puig han declinado hacer declaraciones al respecto. Sin embargo, en el sector inmobiliario los dan como favoritos, también en parte por la buena relación que tradicionalmente ha mantenido este grupo familiar con el banco que preside Francisco González. Hay que recordar que el vicepresidente de Puig, Manuel Puig Rocha, primo del presidente de Puig, Marc Puig, es también miembro del consejo asesor regional del BBVA en Cataluña.

La estrategia de los Puig pasa por adquirir el inmueble a un precio inferior a los 60 millones por los que tiene pactado adquirir la torre en 2020, cuando puede ejercer una opción de compra que se mantiene viva.

Presentarse a la subasta, por la que también hay interés de otros inversores, y que está encargada a la firma Aguirre Newman, es un cambio importante, ya que hasta ahora lo que había intentado la multinacional de perfumería era sabotearla desde fuera.

Es una torre con una superficie de 15.000 m2 más plazas de aparcamiento. Cuenta con 23 plantas y tiene 100 metros de altura

El inmueble sobre el que se está pujando es una torre con una superficie de 15.000 m2 más plazas de aparcamiento. Cuenta con 23 plantas y tiene 100 metros de altura. Este edificio sustituyó a la antigua sede de Puig en Travessera de Gràcia en Barcelona, que se vendió al grupo Corp por parte de Corporación Exea por 15 millones. El arquitecto que ha diseñado el nuevo edificio es Rafael Moneo.

Multinacional del sector

Puig es el quinto grupo de perfumería del mundo, pero no cotiza en bolsa. Factura más de 1.600 millones al año, con marcas como Nina Ricci, Valentino, Comme des Garçons Jean Paul Gaultier o Paco Rabanne, entre otras. Las previsiones para los resultados de este año 2016 son muy positivas.

Recientemente, los Puig han encargado a Colonial una segunda torre de oficinas. Puig se ha aliado con Colonial para construir una torre gemela, si bien considerablemente más barata, justo enfrente de la sede actual, también en L’Hospitalet. Y en unos terrenos también propiedad de Exea Corporación, el 'holding' patrimonial de la familia Puig.

Cerca de la torre en subasta, Colonial construirá una torre de equivalentes dimensiones también por encargado de los Puig, propietarios del terreno

En ese terreno, Colonial construirá una torre de 21 pisos y 14.000 m2 de oficinas, otra torre muy parecida a la actual sede de Puig en unos terrenos cercanos también en Plaza Europa. Está previsto que el edificio esté listo dentro de 36 meses, es decir, en 2020, y Colonial invertirá en ella unos 16 millones de euros. El destino de esta especie de sede adjunta podría ser alojar la empresa de geles y productos dermatológicos Isdin, una sociedad al 50% con Laboratorios Esteve que se está quedando sin sitio en su actual ubicación en el 22@, en el Poblenou, según apuntan fuentes del sector inmobiliario. El presidente de Isdin es Marià Puig, hermano mayor de Marc Puig.

En el caso del edificio original, el que ahora está subastando el BBVA, Puig quiere aprovechar su bajo endeudamiento y una cómoda situación de solvencia para avanzar la opción de compra y hacerlo a un precio inferior al pactado.

Puig pactó en su día con la antigua Catalunya Caixa que le construyeran su nueva sede. El edificio, la torre Puig, es fantástico y muy lujoso. Con la compra de Catalunya Caixa por parte de BBVA, el banco de Francisco González valoró el inmueble como un activo no estratégico y lo sacó a la venta. El alto alquiler que pagan los Puig y la opción de venta a un precio cerrado a los perfumeros es lo que hace interesante la inversión para inversores de perfil financiero e internacional.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios