SE IMPONE A BOTÍN Y A FAINÉ

BBVA sorprende a Banco Santander y gana la subasta por Catalunya Banc

BBVA, la entidad que aparentemente no partía como favorita en esta subasta, ha sido el comprador final de la antigua caja ahora en manos del Estado

Foto: Francisco González, presidente de BBVA
Francisco González, presidente de BBVA

Sorpresa de última hora en la privatización de Catalunya Banc. BBVA, la entidad que aparentemente no partía como favorita en esta subasta tras haber adquirido la también catalana Unnim en 2012, ha sido el comprador final de la antigua caja ahora en manos del Estado. Según fuentes oficiales, el banco presidido por Francisco González ha presentado una oferta que ha batido a Banco Santander y que ha superado las expectativas del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

Otras fuentes señalan que BBVA  ha echado el resto para incrementar su cuota de mercado en Cataluña, un mercado que ahora mismo está dominado por Caixabank. El cierre el pasado viernes de la venta de las carteras de préstamos tóxicos a Blackstone ha animado a la institución con sede en Bilbao a elevar su oferta en el último instante. El precio pagado asciende a 1.137 millones de euros, por lo que la nacionalización se salda con unas pérdidas de 11.500 millones.

El presidente del Santander, Emilio Botín. (EFE)
El presidente del Santander, Emilio Botín. (EFE)

El precio podrá ser minorado en 267 millones si antes de que culmine la operación las autoridades no reconocen los créditos fiscales derivados de las pérdidas de 2013 por el traspaso de activos a SAREB. Con la venta a BBVA, el FROB consigue privatizar al tercer intento un grupo bancario que ha recibido 12.600 millones en ayudas públicas.  Puede que esta cantidad sea mayor porque el ente dependiente del Ministerio de Economía ha dejado caer en su comunicado oficial que ha dado nuevas garantías - pueden llegar hasta los 1.000 millones- para cerrar la operación. En concreto, se trata de cobertura para litigios todavía por resolverNo obstante, ha matizado que el acuerdo no incluye un Esquema de Protección de Activos. 
 
Tras la inyección de capital, la limpieza de las carteras de préstamos fallidos, el expediente de regulación de empleo (ERE) y el cierre de las reclamaciones por las preferentes, Catalunya Banc consiguió el pasado trimestre volver a beneficios, tener un buen ratio de solvencia y disponer de una liquidez de 15.000 millones.

La institución, concentrada en el negocio de particulares, pymes y microempresas, cuenta con una red de 773 oficinas y 4.665 empleados en Cataluña, donde tiene una cuota de mercado del 11%. En su balance dispone de 25.000 millones en depósitos de 1,5 millones de clientes minoristas y 28.000 millones en créditos brutos. Este es el verdadero tesoro por el que han pujado CaixaBank, Banco Santander y BBVA, ya que la compra les supondría un salto cuantitativo muy relevante en la primera comunidad autónoma con más peso en el PIB de España.

El BBVA se hace con Catalunya Banc

Con esta operación BBVA crece en España un 14% en créditos, un 23% en depósitos y un 18% en clientes. La entidad  hará frente a la compra de Catalunya Banc sin necesidad alguna de ampliación de capital, según el comunicado oficial. Aunque hoy dará más datos a los analistas, el grupo ya ha adelantado que la ratio de capital, que se situaba en el 10,8% en marzo, se verá aminorada en unos 55 puntos básicos como consecuencia de la transacción  El comprador cree que podrá obtener unas sinergias de 1.200 millones, por lo que espera que la operación aporte beneficios a partir de 2016.

La adquisición de Catalalunya Banc, una vez efectiva, será la segunda que acomete Francisco González. Justo hace dos años, BBVA cerró la adquisición de Unnim Banc después de haber recibido la autorización de la Dirección General de la Competencia de la Comisión Europea y de la Comisión Nacional de la Competencia. La operación se había anunciado cuatro meses antes y le permitió al segundo banco de España duplicar su cuota de mercado en esta región.

Aquella compra, pactada por el simbólico precio de un euro, colocó a BBVA como la segunda entidad por créditos y la tercera por depósitos. La transacción se vio condicionada por un plan de ajuste que incluyó el cierre de 332 oficinas y una reducción de plantilla de 1.218 personas, hasta junio de 2014. La compra de Catalunya Banc obligará a otro programa de ahorro de gastos todavía por concretar.

CatalunyaCaixa obtuvo un beneficio de 167,8 millones de euros en 2013. El ratio de capital principal se situó en el 14,4% y en términos de aplicación total de BIS III (fully loaded), en el 12,3%. El margen de intereses se elevó a 500,4 millones de euros, con una reducción mínima del 2,2% Los gastos de explotación se redujeron un 13,1% tras el ajuste de empleo iniciado en noviembre.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
31 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios