lanza una oferta por una concesión en perú

Ferrovial ultima la compra de un gasoducto en Latinoamérica por 2.400 millones

Cintra, la filial de concesiones del grupo de construcción y servicios, está en negociaciones muy avanzadas para adquirir el 55% del capital de Gasoducto Sur Peruano

Foto: El presidente de Ferrovial, Rafael del Pino. (Reuters)
El presidente de Ferrovial, Rafael del Pino. (Reuters)

Ferrovial prepara su gran salto a Latinoamérica, una región donde la compañía controlada por Rafael del Pino apenas tiene presencia. Según indican fuentes próximas a la operación, Cintra, la filial de concesiones del grupo de construcción y servicios, está en negociaciones muy avanzadas para adquirir el 55% del capital de Gasoducto Sur Peruano. La inversión total ronda los 5.000 millones de dólares (4.400 millones de euros), ya que se trata del mayor proyecto de energía que hay actualmente en América Latina.

Las mismas fuentes señalan que Ferrovial mantiene conversaciones bien encaminadas con Odebrecht, la constructora más grande de toda Latinoamérica, dueño del 55% del Gasoducto Sur Peruano. El gigante brasileño ha puesto a la venta esta participación tras el escándalo por el pago de sobornos -caso Lava Jato- a partidos políticos, que ha provocado el hundimiento de la compañía. El pasado mes de marzo, Marcelo Odebrecht, presidente del 'holding', fue condenado a 19 años de cárcel al verse implicado en la corrupción de Petrobras, que le ha costado la presidencia del país a Dilma Rousseff.

Ante esta tesitura, Odebrecht ha decidido plegar velas y vender aquellos activos que requieren una financiación a la que ahora no puede acceder, dada su reputación. Uno de ellos es el Gasoducto Sur Peruano, una concesión a 30 años vista con un presupuesto de 5.000 millones de dólares, de los que 4.300 deben de provenir a través de bancos o de emisiones de bonos. Las entidades bancarias que el pasado año otorgaron un adelanto de 600 millones de dólares se han negado a prestar más dinero mientras Odebrecht siga en el capital.

[Lea también: Ferrovial compra Broadspectrum y aterriza en Australia y EEUU]

Por este motivo, la multinacional brasileña ha sido apremiada por el resto de socios y por el Gobierno peruano para desvincularse del proyecto, en el que también participan Enagás, con el 25% del capital, y la compañía local Graña y Montero. De momento, la empresa presidida por Antonio Llardén, que fue invitada a participar en el proceso, ha declinado ofertar por el 55% de Odebrecht, aunque otras fuentes indican que podría sumarse posteriormente al consorcio liderado por Ferrovial a través de Cintra. No se descarta que tome un 6% adicional a su paquete actual.

Foto: Gasoducto Sur Peruano.
Foto: Gasoducto Sur Peruano.

La operación asciende a 2.400 millones de euros. Otras fuentes añaden que Ferrovial no está sola en la puja por el Gasoducto Sur Peruano, ya que hay otro consorcio liderado por una compañía americana que también se ha interesado.

El dinero de BBVA y el ICO, bloqueados

Fuentes oficiales de Ferrovial han declinado hacer ningún comentario sobre esta transacción, que para la compañía supondría su gran desembarco en Latinoamérica. Aunque la empresa de los Del Pino tiene grandes inversiones en Reino Unido, Irlanda, Portugal, Australia y Estados Unidos, su presencia en América Latina se limita a Colombia, donde gestiona una autopista con una inversión de 880 millones de euros.

El proyecto del Gasoducto Sur Peruano consiste en la construcción de una infraestructura energética desde la reserva de Camisea en el Cusco (sureste) hacia la costa del Pacífico, en un trayecto de 1.134 kilómetros. Se esperaba que entrase en funcionamiento en la primavera de 2019, pero las obras van con retraso por el escándalo de Odebrecht y la paralización de la concesión del crédito de 4.200 millones de dólares por parte de 20 bancos internacionales. Entre ellos destacan BBVA, Sumitomo Mitsui Banking, Bank of Tokyo-MitsubishiUFJ, Mizuho Bank, Credit Agricole, Natixis, Société Générale, el Instituto de Crédito Oficial, Bank of Nova Scotia, Citigroup, Intesa Sanpaolo, DNB ASA e ICBC Standard Bank.

La crisis del proyecto es tal que Enagás tuvo que hacerse cargo de la gestión el pasado mes de marzo. En una reunión de la junta general de accionistas de Gasoducto Sur Peruano (GSP), se acordó unánimemente modificar la gestión de la concesionaria, designando como gerente general a David San Frutos, representante de Enagás. Se designó también como gerente de Estructuración Financiera e Inversiones a Dennis Gray, que ocupaba el cargo de gerente de Finanzas Corporativas de Graña y Montero, igualmente accionista de la concesionaria.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios