por cerca de 120 millones de euros

ProA Capital ultima la compra de Pepephone a los hijos de la 'jet set' madrileña

El fondo de capital riesgo dirigido por Fernando Ortiz, vinculado a la familia Koplowitz, mantiene negociaciones exclusivas con Javier Hidalgo, hijo del dueño de Air Europa, y Rosauro Varó
Foto: Oficinas de Pepephone. (P. López Learte)
Oficinas de Pepephone. (P. López Learte)

Después de más de cuatro meses de negociaciones, ProA Capital, fondo de capital riesgo liderado por Fernando Ortiz, está a punto de cerrar la compra de Pepephone. La firma de 'private equity' del financiero, vinculado a la familia Koplowitz, está en la fase final de las conversaciones con Javier Hidalgo, hijo del máximo accionista de Air Europa, y Rosauro Varo, emprendedor conocido por su relación personal con la actriz Amaia Salamanca. La operación, adelantada por El Confidencial el 10 de octubre, ronda los 120 millones de euros.

Fuentes del sector han asegurado que existe un principio de acuerdo entre ProA Capital y JHG y Grupo Atento de Inversiones, las dos sociedades de los conocidos inversores. Ambos le habían encargado a BBVA la desinversión de Pepemobile SL, propiedad en un 90% de Pepeworld SL. Esta sociedad está participada al 50% por Javier Hidalgo Gutiérrez, a través de JHG, mientras que Grupo Atento de Inversiones, cuyo principal titular es Rosauro Varo, tiene la otra mitad del capital. El restante 10% del capital del operador está en manos de Cristango Inversiones, propiedad de Cristina Hidalgo, hermana de Javier, que tiene entre sus administradores a la otra hermana, María José Hidalgo.

Lo que ha retardado la operación, dirigida por Javier González, jefe de fusiones y adquisiciones de BBVA, apoyado por Jaime Artola, director ejecutivo, es el precio que Javier Hidalgo y Rosauro Varo pedían por lo que se ha llamado Proyecto París. Los dos emprendedores valoraron la compañía de telefonía móvil en cerca de 200 millones de euros, pero ninguno de los operadores a los que se ofreció -Orange, Vodafone y Más Móvil- aceptaron pagar dicho precio.

Los empresarios Javier Hidalgo y Rosauro Varo, durante una reunión de negocios. (Gtres)
Los empresarios Javier Hidalgo y Rosauro Varo, durante una reunión de negocios. (Gtres)

En el cuaderno de venta se explicaba que Pepephone esperaba acabar 2015 con cerca de 500.000 líneas activas, principalmente de clientes de móvil, con unos ingresos de 63,9 millones de euros y un beneficio operativo -o ebitda por sus siglas en inglés- de 16,57 millones. Si se le aplicaba el multiplicador de veces ebitda al que se han realizado las últimas transacciones en el sector de las telecomunicaciones, como las compraventas de Ono por Vodafone -12 veces- y de Jazztel por Orange -20 veces-, Pepephone podría llegar a valer entre 200 y 330 millones de euros.

No obstante, fuentes del sector aseguran que el multiplicador que se aplica a los operadores que solo son móviles virtuales -Ono y Jazztel tenían cable y ADSL- ronda las siete veces, por lo que la tasación más real de Pepemobile SL se acercaba más bien a los 120 millones. Por el contrario, otros expertos recuerdan que si se hubieran tomado en consideración los 70 millones que Telefónica pagó por Tuenti en 2010, el precio podría dispararse. 

Grandes plusvalías

En cualquier caso, se va a tratar de una operación exitosa para Javier Hidalgo y Rosauro Varo. En 2012, ambos adquirieron el operador de móvil virtual a Globalia, el grupo turístico propiedad de Juan José Hidalgo, padre del primero. En aquel momento no se precisó la cifra de la transacción, pero Pepephone facturaba por aquellos días apenas 30 millones, la mitad que ahora.

El director ejecutivo de Pepephone, Pedro Serrahima. (P. López Learte)
El director ejecutivo de Pepephone, Pedro Serrahima. (P. López Learte)

El operador móvil de los jóvenes empresarios se ha beneficiado de la portabilidad y del continuo traspaso de clientes de las grandes compañías como Telefónica a suministradores más baratos. De hecho, tanto Vodafone como Orange lanzaron sus propios MVNO, como se conoce en el sector, bajo las marcas Lowi y Amena/Simyo para detener la fuga de usuarios.

BBVA destaca como factores estratégicos de Pepemobile el hecho de que la compañía no tiene deuda, el escaso nivel de morosidad de los clientes, el acuerdo con Telefónica para desarrollar la tecnología 4G y la alianza con la compañía dirigida por César Alierta para llevar la marca Pepephone a Latinoamérica, en especial a México y Colombia, donde comenzará a operar a principios de 2016. Si el plan estratégico diseñado por Pedro Serrahima y José Carlos Díaz, consejero delegado y director general de la firma, respectivamente, se cumple, Pepephone tendrá 800.000 líneas activas en 2019, unos ingresos de 110 millones y un ebitda de 28,89 millones, según consta en el cuaderno de venta distribuido por BBVA.

De concretarse, ProA Capital hará la transaccion a través de su segundo fondo de capital riesgo levantado en 2014 por cerca de 350 millones. Un vehículo con el que ya han adquirido Suanfarma, una empresa de biotecnología, y Avizor, una compañía dedicada a productos ópticos. Del primer fondo, constituido en 2007, aún tiene en cartera Hospital Llevant, Ibermática, Rotor, Ambuibérica y Saba Aparcamientos. Las dos últimas intentaron ser vendidas sin suerte durante 2015, tras realizar dos desinversiones muy rentables, Clínica Eugín, el hospital de fertilización para vips, y Grupo Palacios, la empresa de productos precocinados que fue adquirida por Carlyle.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ºC

ºC