el dueño de mercadona y del valencia basket

Casi 200 millones después, Juan Roig gana la ACB y ante Florentino Pérez

El empresario valenciano, dueño de Mercadona, es el sostén económico del club 'taronja': cada temporada pone de su bolsillo alrededor del 80% del presupuesto

Foto: Juan Roig recibe de Rafa Martínez el trofeo de la ACB tras la victoria del Valencia en el cuarto partido de la final. (EFE)
Juan Roig recibe de Rafa Martínez el trofeo de la ACB tras la victoria del Valencia en el cuarto partido de la final. (EFE)

A Juan Roig le costó mucho menos convertir Mercadona en la principal cadena de supermercados de España que hacer del Valencia Basket un equipo campeón de la ACB. En 2007, tras más de dos décadas al frente del club, el empresario dijo basta. Por entonces ya había gastado decenas de millones de euros, suficientes para que el equipo hubiera conseguido un título europeo y una Copa del Rey, pero no para molestar a los gigantes del baloncesto español.

"He querido presidir y dirigir el club con un idéntico perfil de ejecutivos al que tan buen resultado me ha dado en mi empresa. Acepto que el modelo de gestión que hasta ahora ha llevado el club no es el adecuado después de 20 años y que no hemos conseguido hacer un gran club", dijo cuando renunció a su cargo de presidente. Entonces su plan no solo era apartarse de la gestión, también disminuir su peso en el accionariado, que entrara otra gente en el club.

Pero sucedió todo lo contrario. Una década después, la situación es bastante diferente: su implicación es mayor y el Valencia Basket es campeón de liga por primera vez en su historia. El equipo 'taronja' se impuso al Real Madrid en el cuarto partido de la final de la Liga Endesa por 87-76 y se proclamó campeón. Tras perder el primer encuentro, el Valencia ganó los tres siguientes, toda una hazaña contra el equipo que dirige Pablo Laso. Fue el final perfecto a una temporada histórica, la de su 30ª aniversario, en la que el equipo jugó tres finales: la de Copa del Rey, la de Eurocup y la de Liga Endesa. A la tercera fue la vencida.

Juan Roig, dueño del Valencia Basket, no ve los partidos desde el palco, sino desde la grada. (ACB Photo)
Juan Roig, dueño del Valencia Basket, no ve los partidos desde el palco, sino desde la grada. (ACB Photo)

La victoria contra el Real Madrid, como todas las del Valencia, no la celebró Juan Roig en el palco, por donde nunca aparece, al menos durante los partidos. Él prefiere sentarse en la grada, un lugar poco habitual para un dueño de un club deportivo, mucho más en España, donde los palcos son centros de poder. Por eso es poco probable verlo junto a Florentino Pérez durante un partido. La labor de representación se la deja al presidente, Vicent J. Solá Sanz y al vicepresidente y consejero delegado, Paco Raga, la persona que dirige el club.

Casi 200 millones de euros invertidos

Roig y Pérez son dos de las mayores fortunas de España. En concreto el presidente de Mercadona es la segunda persona más rica del país, solo por detrás de Amancio Ortega, y el presidente de ACS es la 36ª fortuna, según la clasificación elaborada por 'El Mundo' a principios de 2017. Pero el papel que desempeñan con respecto a sus equipos es muy diferente: a Florentino Pérez no le cuesta nada presidir el Madrid, en términos de patrimonio, mientras que Juan Roig mantiene al Valencia Basket a título personal.

De los 12,8 millones de presupuesto aprobado esta temporada por el club, casi el 80% sale de su bolsillo. Fuentes de Mercadona sitúan su inversión desde el nacimiento del club en 1986 en cerca de los 200 millones de euros. A esa cantidad hay que sumar los 18 millones que se va a gastar en L'Alqueria, un complejo deportivo con 13 canchas que pretende convertise en una referencia del baloncesto formativo a nivel nacional.

Si se preguntan por qué hace todo esto Juan Roig, la respuesta es por su afición al baloncesto, nacida en los 80 al calor de la generación que ganó la plata en los Juegos de Los Ángeles. El Valencia Basket, como todos los clubes españoles, no es rentable. Roig no gana dinero con el baloncesto, pero sí cultiva su imagen de benefactor en la ciudad con ese y otros proyectos en los que ejerce de mecenas.

Gracias a su sostén, el Valencia es un equipo sólido capaz de rechazar ofertas de equipos que casi le triplican en presupuesto (Real Madrid y FC Barcelona Lassa). El verano pasado, el Barça intentó fichar a Guillem Vives, uno de los mejores bases del baloncesto español. La respuesta del club 'taronja' fue exigir la cláusula de rescisión, de 1,5 millones de euros. Con Roig detrás, el Valencia no necesita vender para equilibrar las cuentas porque ya las equlibra él con su cartera, y además puede permitirse renunciar a cualquier ayuda pública, aunque eso es matizable: el Pabellón Fuente de San Luis, donde juega sus partidos, es propiedad del Ayuntamiento de Valencia, que también le cedió durante 50 años los terrenos para L'Alqueria.

Juan Roig levanta el título de la ACB tras la victoria del Valencia en el cuarto partido de la final. (ACB Photo)
Juan Roig levanta el título de la ACB tras la victoria del Valencia en el cuarto partido de la final. (ACB Photo)

Su caso no es una excepción

Roig respalda económicamente una de las mejores planificaciones deportivas de la Liga Endesa en los últimos años, primero con Toni Muedra como director deportivo y ahora con Chechu Mulero. El Valencia es un ejemplo de paciencia, buen ojo y rapidez, como demuestran fichajes como el de Vives. El club 'taronja' se adelantó a otros equipos y lo fichó por 300.000 euros del Joventut de Badalona, movimiento que repitió el verano pasado con otra promesa del baloncesto español, Alberto Abalde, también del Joventut. A veces, las dos grandes pasiones de Roig se mezclan: al mismo club le compró Mercadona unos terrenos para abrir un centro en la ciudad catalana.

El caso de dueño del Valencia Basket es el más extremo, pues se trata de un empresario que sostiene con su patrimonio personal a todo un club, pero no es una rareza. Muy pocos equipos españoles (y en el primer nivel Europeo) sobreviven con recursos propios: el fútbol enjuga las pérdidas millonarias de las secciones de baloncesto de Real Madrid y FC Barcelona; la Fundación Bancaria Unicaja sostiene al Unicaja Baloncesto; el Cabildo de Gran Canaria es propietario del Herbalife…

La próxima temporada, el Valencia Basket volverá a la Euroliga. Lo hará por méritos deportivos, algo que siempre ha defendido Roig, contrario a un sistema de licencias que ha dejado en varias ocasiones a su equipo fuera de la máxima competición continental. Uno de sus objetivos es que el Valencia se instale en la élite del baloncesto europeo. Puede parecer una meta lejana, pero también lo era ganar la ACB cuando nació el club a mediados de los 80.

ACB

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios