final con polémica arbitral

La fe de Llull lleva al Real Madrid a conquistar su cuarta Copa del Rey seguida

El base anotó los últimos 10 puntos de su equipo. El Valencia Basket protestó una falta sobre Dubljevic que los árbitros no pitaron como antideportiva. Hubo de todo, hasta otro campo atrás

Foto: El Real Madrid suma otro título más a su palmarés.
El Real Madrid suma otro título más a su palmarés.

Hubo un momento en el que parecía que el Real Madrid no volvería a ganar una Copa del Rey, con una sequía que se alargó durante 19 años. Ahora sucede todo lo contrario: parece que no puede no ganarla. Es una sensación que desprende todo el equipo, pero sobre todo Sergio Llull, un jugador con una fe infinita en sí mismo que le permite ser decisivo en cada partido. En la final de este domingo contra el Valencia Basket anotó los últimos diez puntos del Madrid, que acabó imponiéndose por 97-95 para conquistar su cuarto título consecutivo.

[Felipe Reyes llegó a la final 'por poco' tras viajar a Madrid por su nueva paternidad]

De todas las que ha ganado este equipo en los últimos años (las cuatro últimas y la de 2012), ninguna ha sido tan trabajada como la de este año, con dos victorias en la prórroga y otra por dos puntos en un partido igualado que no se decidió hasta los últimos segundos. El Madrid demostró de nuevo que en esas situaciones se mueve mejor que ningún otro equipo, que a milagros no les gana nadie. Nada le pone nervioso, si siquiera la polémica arbitral, que volvió haberla. El Valencia estuvo todo el partido por detrás, pero a muy poca distancia, e incluso tuvo la oportunidad de ganar, pero Van Rossom no llegó a tirar.

Randolph vs. Dubljevic

Esa fue la última acción de un Valencia inmenso que salió a jugar de tú a tú al Madrid desde el salto inicial. El primer cuarto se convirtió en un duelo entre Randolph y Dujblevic. El pívot madridista, al que no se le recuerdan tres partidos seguidos tan buenos esta temporada, salió enchufado y anotó 10 puntos en ese período, incluidos dos triples. Enfrente, el montenegrino, el mejor del Valencia en esta Copa, demostró que va sobrado de recursos en la pintura y que tampoco tiene mala mano. El Real Madrid se puso por delante mediado el primer cuarto y apretó el acelerador. Con Doncic en la dirección, los puntos llegaban con facilidad.

[Los rookies Abrines y Hernangómez, según Scariolo]

La diferencia creció hasta llegar a los diez puntos gracias al acierto de Carroll y Llull. Parecía que el partido iba romperse, pero el Valencia Basket aguantó. Como hizo durante todo el partido. El rebote ofensivo y los triples de Sato, Sastre, Rafa Martínez y Van Rossom le permitieron agarrarse y mantenerse cerca. El equipo 'taronja' demostró, una vez más, que tiene capacidad para plantarle cara al Madrid jugando a lo mismo. Un parcial de 8-2 en los dos últimos minutos del segundo cuarto dejó el marcador igualado (47-45). Había partido.

Puede que fuera por el ambiente, mucho menos intenso que en las semifinales, pero a pesar de lo igualado del marcador, el partido no dio la impresión de batalla de la semifinal contra el Baskonia o los cuartos contra el Andorra. El Madrid seguía llevando la iniciativa, gracias a los puntos de un Ayón que, de manera silenciosa, ha realizado un torneo espléndido, pero no conseguía quitarse de encima al Valencia, que seguía arovechando los problemas de los blancos para cerrar el rebote. Consiguió empatar el partido a un minuto para acabar el cuarto. Ahí sí que subió la temperatura del partido.

Los árbitros, protagonistas

Esa igualdad no desaperecío hasta el final. Tras el tiempo muerto de televisión, con 87-85 en el marcador, fue el momento que eligió Llull para realizar su 'show' y decidir la final. Igual que hizo contra el Baskonia, cuando metió los últimos 7 puntos para forzar la prórroga, asumió la responsabilidad y anotó los últimos 10. El Valencia aguantaba como podía, pero cada vez tenía menos tiempo. En el último minuto hibo de todo, incluida polémica arbitral. El Valencia protestó la decición de los árbitros de no considerar como antideportiva una falta de Taylor a Dubljevic a 20 segundos del final con 95-91. La consideraron falta personal y el pívot montenegrino, autor de 28 puntos, solo metió el primer tiro libre.

El Madrid se puso 5 arriba a 14 segundos (97-92), una diferencia que parecía decisiva, pero tras un triple de San Emeterio a un segundo para el final, Randolph perdió el balón en el saque de fondo y el Valencia la recuperó. No sin polémica porque los árbitros señalaron nada menos que campo atrás de Joan Sastre, que saltó en campo contrario, cogió el balón en el aire y cayó en el propio. Nadie podía creerse lo que estaba sucediendo, aunque el trío arbitral acabó rectificand y le dieron el balón al Valencia. Quedaban 9 décimas que fueron insuficientes para que el Valencia hiciera la machada.

[Lea más noticias de baloncesto]

La Copa se ha convertido en la competición fetiche del Madrid. Es el primero que ganó desde la llegada en 2011 de Pablo Laso y es el trofeo que más veces ha levantado en todo este tiempo, cinco con la de este domingo. El cuarto título seguido, igual que el tercero de hace un año en A Coruña, es un récord desde que la competición la organiza la ACB. Antes, solo dos equipos habían reinado tanto tiempo seguido en la competición copera: el Barcelona, que ganó seis títulos entre 1977 y 1982, y el propio Real Madrid, que también ganó seis consecutivas entre 1970-1975. A por esos dos equipos se dirige un Madrid que no se cansa de ganar.

Ficha técnica

97 - Real Madrid (22+25+27+23): Llull (22), Rudy Fernández (2), Taylor (5), Reyes (1) y Randolph (20) -cinco inicial-, Ayón (18), Maciulis (3), Draper (-), Nocioni (-), Doncic (9), Carroll (14) y Hunter (3).

95 - Valencia Basket (16+29+26+24): Van Rossom (6), Martínez (7), San Emeterio (17), Sikma (6) y Dubljevic (28) -quinteto titular-, Thomas (4), Vives (2), Diot (2), Sato (5), Oriola (6), Sastre (12) y Kravtsov (-).

Árbitros: Juan Carlos García González, Antonio Conde y Benjamín Jiménez. Sin eliminados.

Incidencias: final de la Copa del Rey 2017 disputada en el Pabellón Fernando Buesa Arena de Vitoria ante 14.982 espectadores.

ACB

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios