Adelgazar ya formaba parte de tu rutina

Tres trucos sorprendentes (que molan) para perder peso sin hacer ejercicio

¿Sabías que a lo largo del día puedes hacer un montón de actividades útiles, sencillas e indoloras para conseguir bajar de peso? Olvídate de gimnasios y dietas milagrosas. Sigue estos consejos y adelgaza

Foto: Deja de gastarte un pastón en entrenadores personales y accesorios de 'fitness'. Adelgazar es más sencillo de lo que crees. (Corbis)
Deja de gastarte un pastón en entrenadores personales y accesorios de 'fitness'. Adelgazar es más sencillo de lo que crees. (Corbis)

La excusa del no tengo tiempo, que si la comida de régimen es más cara o los a mí es que ir al gimnasio me aburre, quedan destruidos una vez sabes que puedes adelgazar haciendo cosas tan rutinarias e indoloras como dormir o mirarte al espejo (bueno, técnicamente no pierdes peso pero diferentes estudios dicen que ayuda a ser consciente de nuestro cuerpo y alimentación para que observemos si lo que comemos nos está haciendo o no engordar).

Está claro que simplemente con dar dos vueltas a tu salón ya estás haciendo más ejercicio que si te quedas postrado en tu sofá viendo las horas pasar. Pero, ¿y si hubiese actividades simples que te ayudasen a adelgazar sin apenas esfuerzo y haciendo cosas útiles? Las hay, y son tan comunes que seguro que ni te habías dado cuenta de que estabas haciendo ejercicio, tú que eras de la ley del mínimo esfuerzo.

Para los que parece que tienen alergia a hacer ejercicio pero quieren bajar de peso, Sharanya CR recoge en Times of India tres maneras interesantes y divertidas de quemar calorías que probablemente ya hacías, pero seguro que a partir de ahora con más garbo y alegría. Prueba a pesarte después y notarás los resultados.    

Sigue estos sencillos consejos y pierde el miedo a la báscula. (iStock)
Sigue estos sencillos consejos y pierde el miedo a la báscula. (iStock)

Lavar la ropa

Tiempo para ir al gimnasio igual no sacas (en serio, no es que no tengas), pero de vez en cuando notarás que te quedas sin ropa interior y te tocará poner la colada para poder cambiarte de ropa. ¡Es el momento del fitness!

Según Sharanya, el truco está en olvidarte de la lavadora y lavar a mano. Además de cuidar mejor de tu ropa y ahorrar agua, frotándola, escurriéndola y tendiéndola –tareas que pueden llevarte unos 30 minutos– se queman unas 120 calorías.

Salir de fiesta

“Varios estudios han demostrado que ir de fiesta con amigos a un club o reunidos en una casa durante unos 60 minutos puede ayudar a perder más de 250 calorías”, explica Sharanya. Fenomenal ¿no? Claro que esto no sirve de nada si nos bebemos hasta el agua de los floreros y nos hinchamos a piscolabis. Para que funcione, es importante ir controlando lo que comemos y bebemos y no dejar de bailar.

¿Y si hubiese actividades simples que te ayudasen a adelgazar sin esfuerzo y haciendo cosas útiles?

Si no te gusta o no sabes moverte con un mínimo de ritmo y la idea de ir de darlo todo en la pista de baile no va contigo, puedes usar el truco de salir de farra con los amigos igualmente pero durante más rato y tratando de ir a locales que estén lo suficientemente distanciados unos de otros para que, al menos, camines. En este caso, si el objetivo sigue siendo adelgazar, la barra libre tampoco está permitida.    

Ir dando saltos por la calle

Aunque Sharanya propone concretamente que el recorrido que hagamos sea hacia el centro comercial: “Ir de compras durante más de cuatro horas se traduce en caminar de una tienda a otra cargados con bolsas y esto ayuda a perder peso”. La autora insiste en la importancia de mantenerse hidratado cuando se sigue esta rutina (y quizás debería añadir tener un cierto control de los movimientos de tarjeta de crédito).

Frotando, escurriendo y tendiendo la ropa, se queman unas 120 calorías

Igual que si te fueses a dar un paseo normal pero tratando de movernos a zancadas –tampoco dice nada de que haya que ir dando brincos de varios metros de altura– y aprovechando para mirar escaparates o, fuera de este recorrido, desplazarte por la ciudad para ir al trabajo, al mercado, a una quedada con amigos...

Claro que, para el que no quiera echar la tarde de shopping ni se vea saltando de calle arriba y abajo por la cara, también puede tratar de convertir cualquier tarea doméstica que requiera un mínimo de movimiento en una actividad dinámica que les ayude a perder peso. Algunos ejemplos: barrer y fregar, 130 calorías; planchar la ropa, unas 90 calorías; y limpiar las ventanas alrededor de 120 calorías.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios