¿Quién está detrás de Recoletos 12? Capital procedente de Miami cierra una venta récord
  1. Vivienda
OCHO VIVIENDAS VENDIDAS EN DOS MESES

¿Quién está detrás de Recoletos 12? Capital procedente de Miami cierra una venta récord

El capital procede, fundamentalmente, de Miami. Y aterrizó en España en 2013 con la compra de Recoletos 8, un edificio residencial en pleno corazón del barrio de Salamanca

Foto: Imagen de la fachada de Recoletos 12. (Catastro)
Imagen de la fachada de Recoletos 12. (Catastro)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El capital procede fundamentalmente de Miami. Y aterrizó en España en 2013 con la compra de Recoletos 8, un edificio residencial en pleno corazón del barrio de Salamanca (Madrid). A este único activo se sumó hace unos meses otro inmueble situado apenas dos portales más arriba, en el número 12. Dos edificios en una de las mejores ubicaciones de Madrid para la venta de pisos de lujo, especialmente entre los compradores latinoamericanos. La mala noticia es que todas las unidades, las de los dos proyectos, han sido completamente vendidas. Las del número 12, en tiempo récord. Durante este verano.

Pero ¿quién se esconde detrás de la propiedad de estos edificios? Inmobiliaria Prado Recoletos, una compañía creada en diciembre de 2013, cuyo administrador único es Santiago Ulloa Arteche, que llegó a ser el máximo responsable de banca privada de BBVA para Latinoamérica y que en los últimos años se ha centrado en gestionar y asesorar a grandes patrimonios familiares, o 'family offices'.

En el caso de Inmobiliaria Recoletos, según diferentes fuentes del mercado inmobiliario consultadas, detrás de esta sociedad y de la compra de estos dos edificios de la calle Recoletos se encontraría, mayoritariamente, capital procedente de Miami que, al igual que sucedió con los venezolanos primero y con los mexicanos después, ha visto una clara oportunidad de inversión en el mercado residencial de lujo en la capital.

Inmobiliaria Prado Recoletos ha vendido en tiempo récord una promoción de lujo en Madrid

Inmobiliaria Prado Recoletos ha pasado desapercibida en el mercado. Hasta hace unos meses, cuando su nombre ha comenzado a sonar con fuerza en los círculos inmobiliarios tras vender, en tiempo récord durante este verano y 'off market' —fuera de mercado, según la jerga inmobiliaria—, sus ocho unidades. Es decir, la sociedad propietaria del inmueble no ha tenido que contratar a ninguna de las grandes agencias de lujo para vender sus exclusivas viviendas, sino que el boca a boca ha hecho, prácticamente, todo el trabajo. No en vano, según las fuentes consultadas, algunos de los compradores de Recoletos 8 actuaron como prescriptores de Recoletos 12. Es decir, recomendaron comprar el nuevo proyecto a familiares y amigos.

Recoletos 8 y 12 se ubican en una calle de apenas 250 metros, justo dentro del rectángulo de oro del barrio de Salamanca, un espacio comprendido entre el paseo de Recoletos, la calle de Alcalá, Núñez de Balboa y Juan Bravo que es la principal zona de búsqueda de las grandes fortunas latinoamericanas, pero donde apenas hay producto de lujo a la venta —muy poco de rehabilitación y nada de obra nueva—.

Recoletos 8 versus Recoletos 12

De ahí que, como regla general, el escaso producto que sale a la venta se venda con enorme rapidez. Así sucedió con las viviendas del número 12 —dos viviendas por planta y dos áticos—, pero no así con el número 8 —un activo que los venezolanos de Lemon Prime anunciaban en venta por 8,2 millones—, cuya rehabilitación arrancó en 2015 y finalizó tres años después. La venta de sus ocho unidades se ha producido con cuentagotas y hasta el año pasado no se vendió la última de ellas, como reconoce Inmobiliaria Prado Recoletos en sus cuentas anuales correspondientes a 2020.

Foto: Marqués de Salamanca 11.

Esta última unidad fue un ático el activo más demandado actualmente en el centro de la capital de 650 metros cuadrados, por 7,5 millones de euros, a razón de 11.000 euros el metro cuadrado, un precio muy similar al que se habrían cerrado las ventas en Recoletos 12, que las fuentes inmobiliarias sitúan entre 10.000 y 11.500 euros en el caso del precio del metro cuadrado, y entre 3,6 y cinco millones de euros, en el caso de los precios absolutos.

Los ritmos de comercialización de Recoletos 8 nada tienen que ver con los de su vecino, Recoletos 12, apenas dos portales más arriba. "Recoletos 8 estuvo casi seis años a la venta y no terminaba de venderse y, sin embargo, el número 12 se ha vendido en tiempo récord. Es un activo de esos que se queman en el mercado. Es decir, de los que los compradores recelan cuando llevan mucho tiempo a la venta. ¿Por qué no se vende? Algo tendrá, piensan", explica otro experto del mercado de lujo. "En el caso del ático, por ejemplo, a pesar de ser espectacular y contar con una increíble terraza, gozaba de muy poca privacidad, de ahí que su venta se haya estado demorando en el tiempo", añade.

placeholder Recoletos 8. (Catastro)
Recoletos 8. (Catastro)

Lo que sí tienen ambos edificios en común, según los expertos consultados, es el perfil del comprador. Buena parte de los compradores son peruanos, nacionalidad que ha aterrizado con fuerza en el mercado residencial de lujo de Madrid en el último año tras anunciar su tímida llegada justo antes de que estallara la pandemia.

¿Quién es Inmobiliaria Prado Recoletos?

Esta sociedad de capital fundamentalmente procedente de Miami aterrizó en España con la compra en 2013 de Recoletos 8. Su objetivo, según el registro, es "la compra, venta y arrendamiento en general de toda clase de fincas rústicas y urbanas. La construcción y rehabilitación de edificios. La promoción inmobiliaria urbana, industrial, rústica y turística. La administración y venta de promociones inmobiliarias".

Foto: Vivienda de Uxban en General Castaños.

Su activo principal hasta la compra de Recoletos 12 era el edificio situado en el número 8, sobre el que se ha realizado un proyecto de rehabilitación integral, cuya licencia se obtuvo en agosto de 2015. "A lo largo de todos estos años, el edificio ha requerido importantes esfuerzos físicos y económicos al objeto de mantener y consolidar su estructura, ya que era un edificio que estaba desocupado y se encontraba en un pésimo estado estructural por el paso de los años sin el mantenimiento adecuado. Es por ello que la sociedad Inmobiliaria Prado Recoletos, desde el momento en que lo adquiere, tuvo que realizar un importante proyecto de rehabilitación", reconoce la sociedad en sus cuentas de 2020.

Ya en 2019, los ingresos de las ventas de los inmuebles resultantes de la rehabilitación se integran en la base imponible del impuesto de sociedades. De hecho, tal y como reconoce la compañía, todas las viviendas del edificio fueron vendidas en el año 2019, "quedando en 2020 únicamente la venta pendiente de uno de los inmuebles producto de la rehabilitación, la vivienda del ático. A lo largo del año 2020, únicamente hay ingresos de incorporación al activo de gastos financieros y de venta de la plaza de garaje número 17".

Foto: Palacio de Gaviria.

En 2020, la sociedad registró pérdidas de 356.1429,51 euros, frente al beneficio de apenas 200.000 euros en 2019. "Este resultado no es debido a problemas en la compañía sino simplemente a los lógicos ciclos de venta propios de esta actividad, máxime teniendo en cuenta factores importantes en este año 2020 como han sido la pandemia del coronavirus y la declaración del estado de alarma, factores que han retrasado la venta del último inmueble producto de la rehabilitación".

Además, recogen sus cuentas que las existencias de la compañía se reducen al "edificio de Recoletos 12 que se está rehabilitando. Todos los gastos de rehabilitación del edificio se contabilizan como mayor valor del edificio y por lo tanto mayor valor de las existencias, ya que el destino de este edificio no es otro que la venta del mismo a terceros".

Por último, la sociedad cuenta con activos valorados en 5,1 millones de euros, si bien no detalla cuáles son estos activos, así como deudas con entidades de crédito de 2,8 millones. La sociedad está participada al 97,80% por Real Estate European Investments, con domicilio en Estados Unidos, compañía con quien mantiene un préstamo de 460.000 euros.

El capital procede fundamentalmente de Miami. Y aterrizó en España en 2013 con la compra de Recoletos 8, un edificio residencial en pleno corazón del barrio de Salamanca (Madrid). A este único activo se sumó hace unos meses otro inmueble situado apenas dos portales más arriba, en el número 12. Dos edificios en una de las mejores ubicaciones de Madrid para la venta de pisos de lujo, especialmente entre los compradores latinoamericanos. La mala noticia es que todas las unidades, las de los dos proyectos, han sido completamente vendidas. Las del número 12, en tiempo récord. Durante este verano.

Casas de lujo Promoción inmobiliaria Rehabilitación Lujo Miami Inversores
El redactor recomienda