Hipotecas: Draghi, el aliado inesperado de miles de hipotecados, mantiene al euríbor en mínimos
DESPIDE ABRIL EN EL -0,190

Draghi, el aliado inesperado de miles de hipotecados, mantiene al euríbor en mínimos

Los tipos siguen al 0% y el mercado no espera cambios, al menos hasta bien entrado 2019. Y si el precio del dinero no sube, el euríbor tampoco lo hará

Foto: El presidente del BCE, Mario Draghi. (Ilustración: Raúl Arias)
El presidente del BCE, Mario Draghi. (Ilustración: Raúl Arias)

El euríbor, índice de referencia para la mayoría de las hipotecas en España, lleva seis meses en modo hibernación. Desde el pasado mes de noviembre, apenas se ha movido, oscilando entre el -0,189% aquel mes y el -0,191% los meses de febrero y marzo. En abril, tampoco mostrará cambios significativos, y a falta de un día para despedir el mes, cerrará en el -0,190%.

Se trata de una gran noticia para miles de hipotecados, puesto que aunque la cuota de su hipoteca no bajará tanto como lo hizo en el pasado —apenas un puñado de euros—, tampoco verán cómo se incrementa. Y eso siempre es una buena noticia para los consumidores.

La banca, sin embargo, está siendo la gran perdedora de un euríbor tan bajo. Los bajísimos tipos de interés que tenemos desde hace dos años —en el 0% de 2016— están dañando seriamente los márgenes de intermediación de la banca. El Banco Central Europeo (BCE) calcula que el impacto de los bajos tipos de interés asciende a 10.000 millones de euros en forma de menores ingresos para la banca española entre 2008 y 2016.

Una situación ante la que la banca ha reaccionado con una auténtica ofensiva para crecer en hipotecas, rebajando las exigencias para los futuros hipotecarios y mediante una intensa campaña de venta de productos cruzados (planes de pensiones, seguros, tarjetas de crédito y un largo etcétera).


Los tipos siguen al 0% y el mercado no espera cambios, al menos hasta bien entrado 2019. Y si el precio del dinero no sube, el euríbor tampoco lo hará. De hecho, desde el departamento de análisis de Bankinter, prevén que el índice despedirá 2018 en negativo, y no lo ven por encima del 0% hasta el segundo trimestre de 2019. En su escenario más optimista, el euríbor podría terminar el próximo año en el 0,4%, mientras que en el más negativo, podría despedirlo en el 0%.

Un aliado inesperado

Con sus continuas bajadas de los tipos de interés, Mario Draghi se ha convertido en el aliado inesperado de miles de hipotecados. El presidente del BCE se estrenó en el cargo en noviembre de 2011 con su primera rebaja. Aquel día, y ante el recrudecimiento de la crisis económica en Europa, agravada por la situación en Grecia, Draghi cambiaba de tendencia en el BCE y bajaba los tipos de interés en 25 puntos básicos, hasta el 1,25%.

La caída en picado del euríbor fue inmediata y, tras dos años relativamente estable en torno al 0,5% —2013 y 2014—, el índice aceleró de nuevo su caída, hasta entrar en terreno negativo por primera vez en su historia en febrero de 2016, apenas un mes antes de la decisión histórica del BCE de bajar los tipos de interés hasta el 0%. Draghi hacía historia y el euríbor también.

Desde entonces, es decir, desde hace más de dos años, no ha habido ningún cambio en la política monetaria y el euríbor no ha hecho sino ahondar en su caída hasta estabilizarse en los niveles actuales. Un escenario que aún se mantendrá varios meses más. De hecho, en su reunión de este jueves, Draghi —cuyo mandato finaliza el próximo año— ha vuelto a mantener invariables los tipos de interés.

En todo este tiempo, miles de hipotecados han visto cómo año a año bajaba la cuota de sus hipotecas. De hecho, desde la entrada en negativo del euríbor en febrero de 2016, los hipotecados se han ahorrado, de media, unos 200 euros, según datos de Kelisto.

Sin embargo, si retrocedemos 10 años en el tiempo, desde que el euríbor marcó máximos al superar el 5%, el ahorro es mucho más cuantioso. Este portal calcula que la cuota hipotecaria se ha reducido hasta un 50%, de tal manera que para una hipoteca de 120.000 euros a un plazo de 20 años con unas condiciones de euríbor más 0,5%, el ahorro de los hipotecados supera los 3.500 euros.

No obstante, y si las previsiones de Bankinter se confirman, las rebajas en las cuotas de las hipotecas están a punto de tocar a su fin, tal y como muestra el gráfico superior. A partir del verano, por primera vez en varios años, el euríbor volverá a situarse por encima de los niveles del año pasado. Este punto de inflexión supondrá un pequeño aumento —prácticamente inapreciable, de unos pocos euros al año— en la cuota hipotecaria.

Por lo pronto, hasta que eso suceda, aquellos hipotecados que deban revisar su hipoteca en el mes de mayo utilizando como referencia el cierre de abril verán una ligera rebaja. Para una hipoteca media de 120.000 euros, un tipo de interés del 2% y un plazo a 30 años, el ahorro será de apenas 16 euros al año, 1,4 euros al mes.

Vivienda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios