CIERRA IGUAL QUE EN FEBRERO, EN EL -0,191

El euríbor entra en coma mientras la banca redobla su apuesta por las hipotecas fijas

El indicador, que sirve de referencia para la inmensa mayoría de las hipotecas en España, no se inmutó tras la reunión en marzo del Banco Central Europeo y ha permanecido todo el mes en el mismo nivel

Foto: El euríbor entra en coma mientras la banca redobla su apuesta por las hipotecas fijas. (Foto: Corbis)
El euríbor entra en coma mientras la banca redobla su apuesta por las hipotecas fijas. (Foto: Corbis)

El euríbor despide marzo exactamente igual que en febrero, en el -0,191%. El indicador, que sirve de referencia para la inmensa mayoría de las hipotecas en España, ha permanecido todo el mes en el mismo nivel, repitiendo, casi a diario, el cierre en el -0,191%. Para que nos hagamos una idea, el euríbor ha oscilado entre un máximo del -0,190 y un mínimo del -0,192. En este contexto y ante la cada vez más lejana recuperación del sector, la banca ha redoblado durante los tres primeros meses del año su apuesta por las hipotecas a tipo fijo.

El indicador no se inmutó tras la reunión en marzo del Banco Central Europeo (BCE) y el discurso de su presidente, Mario Draghi, quien, aunque está preparando al mercado para una retirada gradual de los estímulos, dijo que esta no se producirá a corto plazo y mantuvo, además, la posibilidad de prorrogar el programa de estímulos económicos ('quantitative easing'). El mercado interpretó que dichos estímulos podrían alargarse más allá del mes de septiembre, cuando debían concluir, y llegar hasta final de año.

El euríbor de marzo permitirá, una vez más, rebajas en la cuota de las hipotecas de miles de consumidores. Para que nos hagamos una idea, para un préstamo de 120.000 euros a 20 años con un diferencial de euríbor+1% a quienes toque revisar su hipoteca con el índice de marzo, la rebaja será de unos 54 euros anuales o, lo que es lo mismo, unos 4,5 euros al mes.

Dos años en rojo

El euríbor cumplió el mes pasado dos años en rojo. Fue en febrero de 2016 cuando pisó terreno negativo por primera vez en su historia ante la política ultraexpansiva del BCE, orientada a apuntalar la recuperación económica en la zona euro.

En la futura subida de tipos de interés, y por tanto la futura subida del indicador, juega un papel muy importante la inflación en la eurozona, que no llegará hasta el 1,7% hasta 2020, cerca del objetivo del 2% fijado por el BCE. Hasta que no alcance dicho porcentaje, los analistas consideran que es muy poco probable que se produzcan subidas de los tipos en Europa. "Todo apunta a que la subida de los tipos de interés será a medio plazo. De hecho, el propio presidente del BCE, Mario Draghi, adelantó a finales del año pasado que prevé que los tipos se mantengan muy bajos hasta mediados de 2019", recuerda Maica López, responsable de contenidos de CrediMarket.

"En septiembre, el BCE decidirá de nuevo si prosigue con el programa de compras o lo prolonga en función de la evolución de la inflación. Sin embargo, la actual lejanía nos hace pensar que no veremos una subida en los tipos de interés hasta por lo menos mediados de 2019, por lo que estimamos que el euríbor continuará por debajo de cero durante todo el presente año", apuntaba recientemente el analista de XTB Joaquín Robles a Europa Press.

Por su parte, para Victoria Torre, analista de SelfBank, "el índice se adelanta un año a las decisiones o movimientos que pueda realizar el BCE en materia de política monetaria y tipos de interés. Por el momento, el consenso de mercado espera que los primeros movimientos de tipos se vean durante la primavera de 2019, pero todo dependiendo de la evolución de la economía y, más concretamente, de la inflación".

La banca sigue apostando por el tipo fijo

En este contexto de euríbor en mínimos, la banca ha redoblado su apuesta por las hipotecas a tipo fijo con que las entidades se aseguran una entrada de dinero fijo y continuo. Y aunque estos productos presentan los intereses más bajos de los últimos años —apenas hace cinco años era habitual que superasen el 5%—, siguen siendo más elevados que los de las hipotecas variables.

Los consumidores se interesan de forma prioritaria por las hipotecas fijas antes que por las variables

"Este está siendo el año de las mejores hipotecas a tipo fijo y, sobre todo, de la comercialización en masa de este tipo de productos. Hemos detectado un cambio en las preferencias de los usuarios que buscan hipotecas en nuestro portal, interesándose de forma prioritaria por las cuotas fijas antes que por las variables. En otras palabras, en 2018 el interés de los bancos en vender hipotecas fijas coincide con las preferencias de los clientes", señala Pau A. Monserrat, economista de FuturHipotecas.com.

En su opinión, "resulta algo extraño que se sigan concediendo hipotecas a 30 años a tipos nominales del 2% o a tipos ligeramente superiores. Aunque las expectativas sean de tipos bajos para el futuro cercano, el riesgo de los bancos al asumir tipos a largo plazo tan bajos no se acaba de entender si analizamos el mercado hipotecario actual. Tal vez la necesidad de ofrecer a los accionistas rentabilidad inmediata se imponga a criterios empresariales de más largo plazo".

"También es cierto que los bancos rentabilizan las hipotecas 'invitando' a los clientes a contratar seguros, fuente de rentabilidad periódica. Y los seguros a cinco años a prima única, nada aconsejables para el cliente medio, a mi modo de ver, se usan para generar rentabilidad y caja en el mismo momento de la firma de la hipoteca", concluye este experto.

Según datos de CrediMarket, durante el primer trimestre de 2018 se ha producido un nuevo impulso del tipo fijo. Entre enero y marzo de 2018, al menos cinco entidades han estrenado seis productos, mientras que no ha habido ninguna oferta nueva variable. En el mismo periodo de 2017, solo dos presentaron otras tantas nuevas.

Entre enero y marzo de 2018, al menos cinco entidades han estrenado seis hipotecas a tipo fijo, mientras que no ha habido ninguna oferta variable

Paralelamente, en los tres primeros meses del año se han producido encarecimientos en los tipos de interés de hipotecas fijas que ya estaban en las carteras de los bancos, aunque han sido más reducidos que los del año pasado. "En estos tres meses se han movido entre los 0,10 y 0,25 puntos porcentuales, mientras que en 2017 llegaron a ser de hasta 0,50 puntos porcentuales, si bien lo más habitual fueron bajadas de 0,25 puntos", apuntan desde este comparador de productos financieros.

El creciente interés por el tipo fijo es más que evidente. Desde que el euríbor marca valores negativos, los bancos han apostado por la comercialización de hipotecas fijas, hasta el punto de que, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), en enero de 2018 supusieron el 34,3% del total de registros, cuando hace dos años apenas rozaban el 10%.

Y es que mientras el índice siga marcando números rojos, las entidades se aseguran unos ingresos estables en un contexto en el que los tipos de interés siguen bajo mínimos. De hecho, este factor también ha impactado en las hipotecas fijas, con intereses más bajos (hace un lustro, superaban el 8%) y plazos más largos (llegan hasta los 30 años, cuando lo habitual era que no superaran los 20).

En cualquier caso, Joaquín Robles advierte a los futuros hipotecados, ya que la duración media de un préstamo hipotecario es de 25 años, por lo que incide en que el actual precio del dinero podría subir en ese tiempo. "En el caso de que en un periodo de cinco años la economía siga creciendo, los tipos podrían situarse en torno al 3%, lo que supondría una subida en una hipoteca media de 100.000 euros de 3.000 euros, que se traduciría en un incremento de 250 euros al mes", avisa este experto.

Vivienda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios