PASAN DE REPRESENTAR EL 6,8% AL 11,8% DEL TOTAL

El tipo fijo de las hipotecas resucita y ya se firma en uno de cada diez contratos

Hace justo un año, ni siquiera representaban el 6% sobre el total de préstamos concedidos destinados a comprar casa. Ese porcentaje representa ahora casi el doble, el 12%

Foto: Foto: Corbis.
Foto: Corbis.

Hasta hace apenas nueve meses, las hipotecas a tipo fijo existían pero nadie las contrataba. Hace justo un año, ni siquiera representaban el 6% sobre el total de préstamos concedidos destinados a comprar casa. Ese porcentaje representa ahora casi el doble, el 12%. Es decir, una de cada diez nuevas hipotecas se firman a tipo fijo. De las 21.863 hipotecas que llegaron a los registros en julio, casi 2.600 fueron a tipo fijo, según datos del INE.

Este punto de inflexión comenzó a gestarse a principios de 2015. En enero, Banco Sabadell sorprendía al mercado con un producto que venía a romper, a la baja, este mercado, totalmente muerto. Una hipoteca al 3,70% a 20 años que se convertía, con diferencia, en el producto más atractivo puesto que hipotecas con esas características no bajaban del 4%. 

Fue el pistoletazo de salida a una nueva batalla hipotecaria que hasta ese momento se libraba en el tipo variable en la rebaja de los diferenciales y a la que pronto se sumaron otras entidades. Un cambio de estrategia orientada a captar nuevos clientes, intentar compensar las cancelaciones hipotecarias y tomar posiciones en un mercado, el del crédito, que empieza a mostrar los primeros síntomas de mejora. 

Desde entonces, la oferta a tipo fijo. Hoy en día, por ejemplo, Bankinter ofrece el producto aparentemente más barato con un interés del 1,95% si bien se trata de una hipoteca aunque con un plazo de amortización muy bajo, de 10 años, con las limitaciones que eso supone. Es decir, el cliente o tiene mucho capital ahorrado o debe pedir un préstamo muy bajo para poder hacer frente a la cuota mensual. A 20 años, según Bankimia hay productos al 2,5% como el de Kutxabank o CajaSur. 

“Los bancos han encontrado, a través de las hipotecas a tipo fijo, la manera de detener la escalada en la guerra comercial en préstamos a tipo variable que estaba provocando el cierre de operaciones con pérdidas en muchos casos”, señalan desde la Agencia Negociadora que prevé que, con las condiciones en que ahora se puede contratar una hipoteca a tipo fijo, la suscripción de este tipo de producto podrá crecer a un ritmo de un 30% en los próximos doce meses. 

Las hipotecas a tipo fijo han pasado del representar el 6,8% al 11,8% sobre el total en apenas un mes

Por lo pronto, los datos del INE recogen un importante incremento mensual al pasar del 6,8% al 11,8% en apenas mes. Si bien, como en cualquier estadística, habrá que seguir de cerca la evolución de este tipo de préstamos y descartar que se trate de un repunte puntual. 

El auge de estas hipotecas parece evidente. Según datos de Bankimia, sólo entre enero y septiembre de este año se han estrenado casi el doble de productos a tipo fijo que en todo 2014. “Entendemos que si hay más oferta, también es porque hay más demanda. Con todo, en ocasiones, el plazo de amortización que ofrecen las hipotecas a tipo fijo es más corto, suelen tener de tope 20 años mientras que en las que son a tipo mixto éste se puede alargar, a día de hoy, hasta los 30 años, si bien, en casos puntuales llega a los 35 años o a los 40 años, pero son los menos, apenas dos entidades”, explica Maica López, responsable de prensa del portal financiero.

“Un motivo que podría explicar la mayor petición de este tipo de préstamos puede ser la experiencia acumulada por los clientes de banca. Es cierto que ahora el euribor marca los niveles más bajos de su historia -cerró agosto de 2015 al 0,161%- pero si nos remitimos a julio de 2008, cuando alcanzó su máximo más elevado, llegó al 5,393%”.

Poniendo como ejemplo una hipoteca hipotética de 100.000 euros, a amortizar en 25 años, y con un interés sobre el euribor del 1,902%, diferencial medio actual, según la calculadora de índices hipotecarios de Bankimia, las cuotas mensuales resultarían de alrededor de 427 euros en el caso del euribor actual y de 796 euros si se aplicara el de julio de 2008.

La oferta mixta se abre paso

"Así pues, en cuanto a plazo total de amortización, 30 años; el porcentaje de financiación (80% del menor entre los valores de tasación o compra-venta en una primera vivienda y del 60% en una segunda); las vinculaciones para obtener unas mejores condiciones (domiciliación de nómina, contratación de seguro de vida y seguro de hogar), y la comisión de apertura (1%) no dista mucho de otras hipotecas a interés variable.

Este renovado interés por el tipo fijo ha dado también lugar a la irrupción en el mercado de la oferta mixta. Bankinter, en este sentido, ha sido de los primeros en abrir el camino. "Quizás lo que más destacaría de la hipoteca de este banco, como novedad, es que, siendo mixta -con un interés fijo inicial y un tipo variable para el resto del plazo-, da la posibilidad al titular de elegir cuánto tiempo quiere alargar el tipo fijo inicial. Habitualmente, en las hipotecas mixtas, el interés fijo inicial es de un periodo entre uno y dos años y en este caso se puede alargar hasta 20", señala Maica López. 

"Aunque no es habitual, por los plazos", señala, "no es la única. A finales de julio, ING Direct dio a conocer las características de una hipoteca mixta con tipos fijos iniciales que se alargaban más allá de 12 o 24 meses", concluye.

Vivienda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios