La guerra hipotecaria se libra en las ofertas de tipo variable, pero ¿y en las de tipo fijo?
  1. Mercados
  2. Finanzas personales
ANÁLISIS DE LAS OFERTAS DEL MERCADO

La guerra hipotecaria se libra en las ofertas de tipo variable, pero ¿y en las de tipo fijo?

El mercado hipotecario está que arde con las entidades en pleno ajuste de sus hipotecas a tipo variable. ¿Pero y en el fijo? Sabadell ya ha movido ficha en ese segmento

placeholder Foto:

Si un producto ha arrancado el año con fuerza ese han sido las hipotecas. Tal y como ya sucedió en los primeros compases de 2014, las entidades han comenzado a mover su maquinaria comercial por el lado del crédito y siguen ajustando sus ofertas. Los expertos aseguran que no sería extraño cerrar el presente ejercicio en niveles medios del 1% sobre Euribor, pero antes de alcanzar esa cota en las hipotecas a tipo variable hay que pasar por el escalón de Euribor + 1,5% sobre el que ya comienzan a situarse varias entidades. Pero en este escenario hay espacio para más alternativas y es en este punto donde irrumpen las hipotecas a tipo fijo, como la que ha lanzado en los últimos días Banco Sabadell al3,7% a veinte años.

Abierta la contienda en el tipo variable, ¿se puede decir que puede comenzar también en el fijo? Los expertos creen que todavía estamos lejos de poder afirmar tal extremo. Para empezar, porque los datos del mercado español arrojan claras diferencias entre la penetración de ambos productos. Las hipotecas a tipo fijo no dejan de tener cierto carácter residual. Según los últimos datos publicados por el INE, apenas un 7% de los créditos que se suscriben en España son de estas características.

En los últimos días, el movimiento de Banco Sabadell ha vuelto a poner el foco sobre estos productos en un momento en el que todos sus competidores están más centrados en librar la contienda en el terreno de los tipos de interés variable. ¿Pero qué hay del resto de ofertas en este mercado? El movimiento de la entidad catalana, que ofrece un 3,7% para operaciones a veinte años y un 3,5% para hasta quince años, es el primero de calado en el sector desde que hace un año Kutxabank lanzara una hipoteca, cuyas condiciones ya no están vigentes, que ofrecía un 3,89% a veinte años.

“Se trata de productos que, con un plazo de amortización tan bajo y un interés tan elevado, exigen al cliente poder hacer frente a una cuota mensual muy elevada. Es decir, son hipotecas orientados a clientes con bastantes ahorros y con un nivel de ingresos muy alto. En definitiva, están pensadas sólo para buenos clientes, no para una familia media que necesita hipotecarse”, explica Pau Monserrat,director editorial de iAhorroy director deFutur Finances.

Y es que lo habitual es encontrar productos de tipo fijo por encima del4,5%. Bankoa (4,16% a 20 años), ActivoBank (4,75% a 30 años) o La Caixa (5,50% a 15 años) también tienen productos a tipo fijo en el mercado, pero sensiblemente por encima del interés con el que ha irrumpido Banco Sabadell.Unicaja, por ejemplo, ofrece un tipo fijo al 8% a 30 años, una de las ofertas más caras del mercado.Por el momento, ninguna de estas entidades o de los principales jugadores en el tipo variable en España ha respondido al producto lanzado por la entidad catalana.

El punto a favor de este tipo de productos es que suelen exigir menor vinculación que las hipotecas a tipo variable. En el caso de la del Sabadell, los requisitos son el seguro de vida y hogar, así como la domiciliación de la nómina. En contra, una comisión por desistimiento del 0,50% los cinco primeros años y de un 0,25% a partir de entonces. Además no admite ni aplazamientos ni carencias en el pago de la deuda.

Lo que síes innegable es el tira y afloja que hay entre las distintas entidades para captar clientes en ámbito de las hipotecas a tipo variable. En los primeros días de 2015 Banco Popular, ING Direct oKutxabank han lanzando nuevas ofertas al mercado con intereses del 1,59%, 1,49% y 1% sobre Euribor, respectivamente. La declaración de intenciones no puede ser más clara. "Queremos ser un referente en el ámbitode la financiación", asegura Antonio Cuadros, director de hipotecas de ING Direct y este es el mantra que se repite en todos los bancos. Desde una de las grandes entidades españolas, que todavía no ha movido ficha en este arranque de año e insiste en no ser mencionada en estas líneas,no esconden que su intención es plantar cara en la guerra abierta y posicionar su oferta entre las más atractivas.

Aunque en el terreno del tipo variable hay múltiples ofertas, no es desdeñable tener en cuenta cuáles son los compromisos que el cliente debe asumir con su entidad bancaria si quiere que se le conceda su crédito. Los requisitos más habituales suelen ser la domiciliación de nóminas con distinto importe yla contratación de seguros de vida y hogar. Sin embargo,también puede haber obligación de realizargastos con tarjeta de crédito con un importe mínimo (y las consiguientes comisiones de las mismas), aportaciones a fondos de inversión o planes de pensiones o a mantener un saldo mínimo en cuenta (puede consultar aquí los requisitos de los principales bancos).

Hipotecas
El redactor recomienda