CUATRO CONSEJOS PARA ENCONTRAR UN COMPRADOR

¿Necesitas vender tu casa en tiempo récord? Tendrás que rebajar el precio un 10%

Ocho años después del estallido de la crisis, y una vez que la banca ha decidido abrir el grifo de la financiación, las operaciones entre particulares han cogido un nuevo impulso

Foto: Foto: Corbis.
Foto: Corbis.

El mercado inmobiliario muestra claros síntomas de recuperación. Así lo reflejan las estadísticas oficiales, con aumentos de las ventas y de concesión de hipotecas de hasta dos dígitos, pero también se observa a pie de calle. Compradores y vendedores vuelven a verse cara a cara en las agencias inmobiliarias, que otra vez están en pleno proceso de expansión.

Ocho años después del estallido de la crisis, y una vez que la banca ha decidido abrir el grifo de la financiación -acabando con el monopolio de las ventas-, las operaciones entre particulares han cogido un nuevo impulso. El que compra tiene dinero o financiación para hacerlo y el que vende halla quien le compre su casa siempre y cuando, claro está, oferta y demanda se encuentren, es decir, se acierte con el precio.

Sin embargo, hoy en día se tarda casi un año en vender una vivienda, según las estimaciones realizadas por la tasadora Tinsa. A pesar de que la coyuntura ha cambiado y parece ser un buen momento para comprar, ¿lo es para vender?, ¿puede conseguirse en tiempo récord? Y, lo más importante, ¿a qué precio?

1.- No vendas si no lo necesitas

A pesar de la mayor actividad entre particulares, lo cierto es que "quien quiere vender su casa siempre ha estado ahí. No se ha ido nunca. Lo que ha cambiado ahora es la financiación. El comprador puede comprar porque el banco le financia y el vendedor puede vender porque el banco financia al comprador. Así de simple", explica Jesús Duque, vicepresidente de Alfa Inmobiliaria.

"Ahora mismo hay mucho movimiento y una enorme oferta de vivienda acumulada, y el que vende, tal y como ha sucedido siempre, lo hace por pura necesidad, porque si ahora mismo me preguntas si es buen momento para vender tu casa, te diría lo mismo que hace un par de años o hace unos meses, si puedes esperar, espera".

Y no es para menos puesto que si los precios han tocado fondo, de cara al futuro lo más probable es una revalorización de los activos. 

2.- Acierta con el precio de venta

Si no puedes esperar o has recibido un piso en herencia y necesitas o quieres 'cash', entonces vende, pero no te equivoques con el precio. ¿Cómo sabemos cuál es el precio correcto al que debemos vender nuestra casa? Errar a la baja nos permitirá deshacernos de ella en tiempo récord pero nos quedaremos con la amarga sensación de que podríamos haber vendido más caro. Por el contrario, si erramos nuestro cálculo al alza, estaremos meses esperando a que algún comprador llame a nuestra puerta.  

"Si estás pensando en vender tu casa y quieres hacerte una idea de lo que puedes conseguir con ella, busca en diferentes portales inmobiliarios pisos muy similares al tuyo por ubicación y superficie. Por ejemplo, si tienes una casa de 90 metros cuadrados y tres dormitorios en Algete, busca las viviendas más baratas que encuentres con esas mismas características. Aplica al precio que encuentres un descuento entre el 5% y el 10%", explica Jesús Duque. "Fíjate también en cuánto tiempo lleva el piso en venta. Si lleva más de tres meses, es que algo no funciona. Si la vivienda está en precio, en 15 días la habrás vendido".

3.- ¿Estás dispuesto a aceptar una rebaja?

En estos últimos años, el comprador ha tenido la sartén por el mango en el mercado residencial entre particulares. A pesar de que los precios parecen haber tocado fondo y escasea el producto, al menos en algunos puntos de la geografía española, son muchos los potenciales compradores que siguen exigiendo importantes descuentos al propietario del inmueble.

Duque sitúa las rebajas que aún siguen pidiendo entre el 5% y el 10%, dependiendo del tipo de inmueble y de su ubicación. Antes de poner tu casa en venta debes tener claro hasta qué punto vas a estar dispuesto a negociar. 

4.- Espera a colgar el cartel de 'se vende'

No te precipites a la hora de gritar a los cuatro vientos que tu casa está en venta. "Nunca hay que colgar el cartel de 'se vende' en la ventana si no tenemos la certeza de que lo vamos a vender", recomienda Duque. ¿Cuántos carteles hemos visto palidecer durante meses y meses en los balcones?

"Si anunciamos nuestra vivienda en una web inmobiliaria y recibimos muy pocas llamadas, está claro que nos hemos equivocado con el precio y que a los potenciales compradores les parece muy caro. Por el contrario, si recibimos muchas llamadas sabremos que vamos por el buen camino", señala Jesús Duque. "Es entonces, y no antes, cuando podemos colgar el cartel de 'se vende'. Si lo hacemos antes y un potencial comprador nos llama y le parece caro, lo tachará de su lista y probablemente no nos volverá a llamar. A medida que pasan los días, las semanas y los meses, esa vivienda se quema porque la gente deja de interesarse por ella".

"Lo que está claro es que si un anuncio de venta lleva más de tres meses colgado, es fácil intuir que el propietario ha errado en el precio. Y si nos equivocamos, tenemos que ir ajustándolo cuanto antes, cada 15 días, por ejemplo", concluye Duque.  

 

Vivienda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios