Descubre Toledo en un fin de semana: 12 lugares que ver en la ciudad de las tres culturas
  1. Viajes
Turismo de proximidad

Descubre Toledo en un fin de semana: 12 lugares que ver en la ciudad de las tres culturas

Iglesias, sinagogas y mezquitas conviven en la ciudad, donde tres grandes religiones como la cristiana, la judía y la musulmana han sabido dejar lo mejor de sí mismas

placeholder Foto: Foto: iStock
Foto: iStock

Historia, arte, patrimonio, cultura, gastronomía y artesanía se mezclan en Toledo. Iglesias, sinagogas y mezquitas conviven en la ciudad de las Tres Culturas, donde tres grandes religiones como la cristiana, la judía y la musulmana han sabido dejar lo mejor de sí mismas como invitación perpetua a la convivencia.

Foto: Foto: iStock

Desde Santiago del Arrabal, joya de los cristianos labrada por manos de alarifes mudéjares, hasta San Juan de los Reyes, emblema del triunfo de los Reyes Católicos sobre el Islam, en plena judería, convierten a Toledo en una de las ciudades más interesantes y sorprendentes de España.

Los primeros indicios de la existencia de la actual capital de Castilla-La Mancha datan del siglo IV a. C, mientras que su nombre se remonta a la época romana bajo la denominación de Toletum. Para que puedas conocer la ciudad bañada por el río Tajo en un fin de semana, te proponemos 11 lugares que visitar al ritmo que tu prefieras.

El alcázar

placeholder Foto: iStock
Foto: iStock

En la colina más alta de la ciudad, con 548 metros, domina el horizonte la solitaria mole rectangular del Alcázar. Es uno de los pocos edificios exentos de la ciudad. Los vestigios de las estructuras anteriores indican que siempre fue un lugar fortificado, desde el pretorio romano y la defensa de la alcazaba musulmana.

El actual edificio fue mandado construir por el emperador Carlos V, para tener una residencia digna de tal monarca. Para ello se destruyó casi por completo el anterior castillo medieval, aunque en la fachada oriental quedan estructuras almenadas. Cada fachada del edificio determina artísticamente el momento en que se realiza, dentro de las diversas fases del Renacimiento español.

La catedral

placeholder Foto: iStock
Foto: iStock

La Santa Iglesia Catedral comienza a construirse en el año 1227 sobre los cimientos de la Catedral visigoda del s. VI y que a su vez fue utilizada como mezquita.

La construcción es de estilo gótico con una clara influencia francesa. La planta del templo es, pues, de cruz latina, llamada de salón, por estar inscrita en el plano de un rectángulo. El alzado marca la cruz, creando una forma vertical triangular, ya que la nave central y el transepto tienen mucho mayor anchura y altura que las naves laterales, siendo las naves exteriores las más bajas. Mide 120 m de largo por 60 m de ancho. Está compuesta por 5 naves, sostenida por 88 columnas y 72 bóvedas.

Foto: Foto: iStock

Las naves laterales se prolongan por detrás de la Capilla Mayor rodeando el presbiterio y creando una girola con un doble pasillo semicircular. Su primer arquitecto es el maestro Martín, de origen francés, a quien se deben las trazas de la planta y los comienzos de la obra en la cabecera del templo.

Un paseo desde la plaza de Zocodover

placeholder Foto: iStock
Foto: iStock

El lugar perfecto para comenzar a patear la ciudad es desde su céntrica Plaza de Zocodover, el corazón de la ciudad y el “centro” para los toledanos. No dejes de pasear por la calle del Comercio, la Plaza del Ayuntamiento y el barrio judío de la ciudad.

Sinagoga Santa María La Blanca

placeholder Foto: iStock
Foto: iStock

Sinagoga mayor de la Aljama de Toledo, erigida, según inscripción tallada en un fragmento de viga, en el año cuatro mil novecientos cuarenta (1180 d.C.).

Fue reconstruida en el s. XIII y convertida en templo cristiano en 1405. En el s. XVI, el Cardenal Silíceo la destinó a refugio penitencial de mujeres arrepentidas, y de esta época datan las tres capillas de la cabecera y un retablo atribuido a Berruguete o a Juan de Borgoña. En el s.XVIII pasa a ser cuartel y en el XIX sufrió los efectos de la desamortización, siendo utilizada como almacén.

Foto: Foto: iStock

El interior está compuesto por cinco naves, separadas por arcos de herradura sobre pilares ochavados, donde destacan sus capiteles con una decoración a base de piñas.

Sinagoga del Tránsito

placeholder Foto: Consejería de Educación, Cultura y Deportes de la Junta de Castilla-La Mancha
Foto: Consejería de Educación, Cultura y Deportes de la Junta de Castilla-La Mancha

El Museo Sefardí se crea en 1964, ubicándose en el edificio hispanojudío más importante de España: la Sinagoga de Samuel ha-Leví o Sinagoga del Tránsito, situada en la antigua judería de Toledo y considerada la más bella sinagoga medieval y mejor conservada en el mundo. La obra maestra de la colección del museo es la propia sede: la Sinagoga.

La sinagoga se edificó por encargo de Samuel-ha-Levi Abulafia (almojarife en la corte del rey Pedro I de Castilla), entre los años 1355 y 1357, como capilla privada del palacio que, en un gesto de grandilocuencia constructiva, impropia de un hebreo, había ordenado levantar sobre una gran extensión junto al Tajo y cuyos límites llegaban hasta el mismo borde del río.

Puerta de Bisagra

placeholder Foto: EFE / Ismael Herrero
Foto: EFE / Ismael Herrero

Es de origen musulmán, de cuya época conserva restos en el segundo cuerpo interior. Su nombre deriva de la palabra árabe Bab-Shagra, que significa “Puerta de la Sagra”. Fue totalmente reconstruida bajo los reinados de Carlos V y Felipe II, según las trazas de Alonso de Covarrubias. Está formada por dos cuerpos, entre los que se intercala una plaza de armas.

El monumental cuerpo exterior está formado por un arco de triunfo de sillares almohadillados, coronado por un enorme escudo imperial de la ciudad, con su inconfundible águila bicéfala y flanqueado por dos grandes torreones semicirculares de mampostería con las figuras de dos reyes sedentes, símbolo del buen gobierno del escudo medieval.

Monasterio de San Juan de los Reyes

placeholder Foto: iStock
Foto: iStock

Erigido por los Reyes Católicos para conmemorar la batalla de Toro (1476), la traza general de la construcción es obra de Juan Guas y es uno de los mejores conjuntos del gótico hispano-flamenco.

La iglesia es de una sola nave y capillas laterales entre los contrafuertes, destacando la abundante decoración que adorna el crucero y la capilla mayor. En esta última, el esquema decorativo es a base de arcos conopiales y escudos de los Reyes Católicos sostenidos por águilas.

Iglesia de Santo Tomé

placeholder Foto: Turismo Castilla-La Mancha
Foto: Turismo Castilla-La Mancha

La iglesia aparece ya citada en el siglo XII, aunque fue reconstruida a finales del siglo XIV por encargo del Señor de Orgaz, que añadió el actual campanario cristiano al antiguo alminar musulmán. La torre es uno de los mejores exponentes del mudéjar toledano, con cerámica vidriada y con incrustaciones de una hornacina visigótica y una cruz patada.

En la parte posterior del templo parroquial, con entrada por la puerta de poniente, se encuentra la obra cumbre de El Greco y de la pintura universal: El Entierro del Señor de Orgaz (1586-1588), un óleo sobre lienzo de 4,80 por 3,60 m que recoge a la perfección todas las virtudes de la genial mente del Greco.

Foto: Foto: iStock

En el interior del templo, podemos contemplar además otras obras como un retablo plateresco del siglo XVI y dos barrocos, una pila bautismal de mármol del siglo XVI, una bellísima imagen de la Virgen en mármol del siglo XII, tres interesantes lienzos de Luis Tristán y dos esculturas de la escuela de Alonso Cano.

Iglesia de los Jesuitas

placeholder Foto: iStock
Foto: iStock

Espléndida muestra del barroco, una soberbia fachada retablo y que está enclavada en uno de los puntos más altos de la ciudad, lo que permite una magnífica panorámica de Toledo desde sus torres.

El templo, de enormes dimensiones, es fiel exponente de la espiritualidad contrarreformista. De una única nave flanqueada por capillas laterales que se comunican entre sí, su magna arquitectura se expresa en la gran cúpula que cubre el espacio del crucero.

Mezquita del Cristo de la Luz

placeholder Foto: Turismo Toledo / Ayto. Toledo
Foto: Turismo Toledo / Ayto. Toledo

Situada junto a una de las puertas del recinto amurallado y conservado íntegramente, es uno de los monumentos más importantes de la arquitectura hispano-musulmana y mudéjar en España y la más importante muestra de arte islámico de Toledo. Pequeño como las joyas, este valioso edificio milenario supone un ejemplo único de la pervivencia del arte de al-Ándalus: una mezquita o pequeño oratorio de época califal a la que dos siglos después, al ser transformada en iglesia se va a añadir un ábside siguiendo el estilo del edificio primitivo dando lugar al arte mudéjar, en perfecta combinación y simbiosis.

Los nueve espacios en que se divide su interior, cubiertos de bóvedas nervadas, reflejan el momento de esplendor califal en que se construyó: el año 999. Sus capiteles visigóticos sustentando arcos de herradura y la cabecera románico-mudéjar del siglo XII son un perfecto ejemplo de cómo las diferentes culturas se han influenciado mutuamente en la ciudad.

Puente de Alcántara

placeholder Puente de Alcántara - Nikthestoned
Puente de Alcántara - Nikthestoned

De origen romano, fue muy dañado y reconstruido en el siglo X. Es cuando desaparece el tercer aro, reducido a un portillo con arco de herradura.

Foto: Puente de Ronda (Fuente: iStock)

Bajo el reinado de Alfonso X sufrió graves desperfectos y fue reconstruido. A este último período pertenece el torreón occidental, luego modificado y decorado bajo el reinado de los Reyes Católicos, cuyas armas decoran sus muros. Falta en ellas el fruto de la Granada, pues la reconquista no estaba aún concluida.

Mirador del Valle

placeholder Foto: Pixabay
Foto: Pixabay

No importa a quién preguntes por un mirador con vistas en Toledo, todo el mundo te dirá que la mejor opción es llegar hasta el mirador del Valle. Está al sur de Toledo y al otro lado del río Tajo. Cuando uno llega allí se da cuenta de que en Toledo no todo es historia, sino también belleza. A cualquier hora la vista resulta espectacular, por ello se ha convertido en un lugar de visita obligada. Desde aquí podrás realizar las mejores fotos de Toledo.

Desde el mirador del Valle podrás contemplar el Alcázar, la Catedral, la Iglesia de San Ildefonso y la Torre de la Iglesia de Santo Tomé entre otros.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Toledo Castilla-La Mancha Viajes Viajes baratos Viajes en familia Viajes en Europa Viajes en España
El redactor recomienda