Es noticia
Menú
Cuando la pequeña pantalla... deja de serlo: 'Los Anillos de Poder' y la nueva televisión de lujo
  1. Televisión
  2. Series TV
PRESUPUESTO ASTRONÓMICO

Cuando la pequeña pantalla... deja de serlo: 'Los Anillos de Poder' y la nueva televisión de lujo

Las plataformas de 'streaming' apuestan por series cada vez más caras para distanciarse de la competencia, en un mercado que empieza a dar signos de saturación

Foto: Robert Aramayo es Elrond en 'Los Anillos de Poder'. (Amazon Studios)
Robert Aramayo es Elrond en 'Los Anillos de Poder'. (Amazon Studios)

Cuando presumes de que tu serie será el producto televisivo más grande de todos los tiempos, no hay alternativa: tiene que serlo. Y para conseguirlo no puedes escatimar en gastos. 'Los Anillos de Poder', la primera serie de televisión ambientada en el universo de 'El Señor de los Anillos', llega este próximo 2 de septiembre a Amazon Prime Video dispuesta a arrasar con todo. Una carísima aventura de fantasía medieval, ambientada miles de años antes de los acontecimientos de la trilogía original, que pretende elevar a las series de televisión a un nuevo nivel. La pequeña pantalla ha dejado de serlo, al menos en materia financiera.

Desde que la compañía, actualmente liderada por Andy Jassy —sucesor de Jeff Bezos—, adquiriese los derechos televisivos de la franquicia por 250 millones de euros y anunciase la producción de la primera serie ambientada en la Tierra Media, la promesa fue rotunda: sería la serie más cara jamás realizada.

Foto: Una imagen de 'Paper Girls'. (Amazon Prime Video)

465 millones de dólares, 58 millones por episodio, es la astronómica cifra que habría invertido finalmente Amazon en desarrollar la primera temporada de la serie, compuesta por ocho capítulos. Estos datos, no oficiales, han sido proporcionados por una fuente tan fiable como el gobierno de Nueva Zelanda, país donde se ha rodado la ficción, ya que Amazon ha declinado hacer público el presupuesto final de la serie.

placeholder Morfydd Clark, como Galadriel en 'Los Anillos de Poder'. (Amazon Studios)
Morfydd Clark, como Galadriel en 'Los Anillos de Poder'. (Amazon Studios)

Unos números insólitos para una producción televisiva que dejan a su competencia directa totalmente noqueada, incluso fuera de juego. Con una industria audiovisual cada vez más competitiva, Amazon ha entendido que la única opción es sacar músculo y demostrar que también es capaz de generar un fenómeno global en torno a uno de sus productos.

La gran obsesión de Jezz Bezos

Año 2017. El por entonces heredero de los derechos de autor de J.R.R. Tolkien, su hijo Christopher Tolkien —fallecido en 2020—, anuncia a través de su organización Tolkien State la subasta de los derechos televisivos de la obra de su padre, tras una década de litigios con Warner Bros y New Line Cinema por el reparto de las cuantiosas ganancias de las dos trilogías cinematográficas. El precio inicial: 200 millones de dólares. Y es que los derechos vendidos por el autor de las novelas allá por 1968 incluían únicamente adaptaciones teatrales y cinematográficas, no televisivas.

Jezz Bezos, CEO de Amazon hasta el pasado año, pujó por 250 millones de dólares y se llevó el gato al agua. La prensa estadounidense siempre ha hablado de una obsesión personal por parte del magnate hacia la obra de Tolkien, quien habría ignorado las advertencias de algunos de sus asesores financieros, más escépticos sobre el riesgo de la operación. Sin embargo, el empresario tuvo claro que Prime Video necesitaba contar en su catálogo con una franquicia de renombre para asegurarse la supervivencia en la encarnizada guerra del 'streaming'.

placeholder Benjamin Walker interpreta a Gil-Galad en 'Los Anillos de Poder'. (Amazon Studios)
Benjamin Walker interpreta a Gil-Galad en 'Los Anillos de Poder'. (Amazon Studios)

La idea desde el principio fue desarrollar una serie de televisión basada en los llamados apéndices de 'El Señor de los Anillos', un conjunto de relatos breves en los que se narran algunos de los eventos ocurridos durante otras épocas históricas de la Tierra Media. En concreto, nos adentran en la llamada Segunda Edad, miles de años antes de la Tercera Edad, en la que se desarrollan 'El Hobbit' y 'El Señor de los Anillos'. Un periodo de relativa paz, con el apogeo de reinos como Númenor y eventos tan relevantes como la forja de los anillos de Sauron.

En Amazon vieron un gran potencial a explotar en los relatos de la Segunda Edad: la posibilidad de traer de vuelta a personajes tan importantes como Galadriel, Elrond, Isildur y, por supuesto, al oscuro Sauron. Además, la brevedad de los escritos abría la posibilidad de asumir más libertades a nivel creativo e incluir nuevos personajes y tramas inéditas.

placeholder Nazanin Boniadi e Ismael Cruz Córdova, en 'Los Anillos de Poder'. (Amazon Studios)
Nazanin Boniadi e Ismael Cruz Córdova, en 'Los Anillos de Poder'. (Amazon Studios)

Una inversión a largo plazo

Aunque las cifras asustan, lo cierto es que la compañía pretende amortizar la gigantesca inversión inicial a través de la producción de, al menos, cinco temporadas de 'Los Anillos de Poder', así como series derivadas de esta. De este modo, las infraestructuras, decorados, atrezzo y vestuario podrán reutilizarse durante varios años. Además, parte de la producción se trasladará de Nueva Zelanda a Reino Unido en las próximas temporadas con el objetivo de abaratar costes.

El equipo de caracterización ha tenido que desarrollar el vestuario para un total de 22 personajes principales y hasta 118 personajes esporádicos con diálogo, sin contar con los miles de extras. La complejidad es mayor si tenemos en cuenta que veremos a protagonistas de diferentes razas: elfos, humanos, enanos y una subraza de 'hobbits' llamada pelosos. Los efectos visuales (VFX) también se han comido gran parte del presupuesto, ya que la serie cuenta con numerosas imágenes digitales para recrear todo tipo de criaturas mágicas y enclaves como castillos, templos y fortalezas.

placeholder Sophia Nomvete es Disa en 'Los Anillos de Poder'. (Amazon Studios)
Sophia Nomvete es Disa en 'Los Anillos de Poder'. (Amazon Studios)

En cuanto a las localizaciones, los escenarios recrean varios emplazamientos fijos, que presumiblemente también veremos en las siguientes temporadas: la fructífera isla de Númenor, un reino habitado por humanos; la ciudad subterránea de Khazad-Dûm (la futura Moria), fortaleza de los enanos; las ciudades élficas de Rivendel, Lindon y Elegion o la colina secreta donde se ocultan los pelosos.

Más cara que la trilogía original

'Los Anillos de Poder' no solo cuenta con el presupuesto más elevado de la historia de la televisión, sino que también supera al de las tres primeras películas dirigidas por Peter Jackson, que costaron 280 millones. Sí, se queda por debajo de la trilogía de 'El Hobbit', cuyo presupuesto ascendió hasta los 500 millones. Los resultados en taquilla avalan la gran apuesta: es la cuarta franquicia más taquillera de la historia del cine por detrás del Universo Cinematográfico de Marvel, 'Harry Potter' y 'Star Wars'. Una máquina de hacer billetes que Amazon pretende exprimir durante una larga temporada.

Las series de televisión con presupuestos de cine se están convirtiendo en la norma y agentes principales como Netflix no pretenden quedarse al margen de la batalla. La plataforma roja ha invertido 180 millones de dólares en la cuarta temporada de 'Stranger Things', su producción más popular. El desembolso por episodio de 'The Crown', su producto más premiado y alabado por la crítica, asciende a los 13 millones de dólares.

placeholder Algunos de los protagonistas de 'Stranger Things'. (Netflix)
Algunos de los protagonistas de 'Stranger Things'. (Netflix)

La temporada final de 'Juego de tronos', por su parte, costó a HBO unos 90 millones de dólares, 15 millones por capítulo. La serie ambientada en el universo de fantasía de George R. R. Martin fue la primera en abrir la veda y asombrar al mundo con unos niveles de producción más cercanos al cine. Sin saberlo, HBO creaba a un monstruo que no ha dejado de crecer y que ahora continúan alimentando con 'La casa del dragón', una precuela más costosa que la serie original.

Marvel y 'Star Wars', los nuevos jugadores

Dos de las franquicias más populares de la historia, las historias de Marvel y la saga 'Star Wars', han entrado en los tres últimos años al mundo de las series por la puerta grande a través de su alianza con Disney+. La revista 'Variety' estima que cada serie de Marvel Studios cuenta con un presupuesto total de entre 100 y 150 millones de dólares (unos 20 millones por episodio). 'Bruja Escarlata y Visión', 'Loki', 'Ojo de Halcón' o 'Caballero Luna' son algunos de los títulos con los que Marvel ha irrumpido en el panorama televisivo.

placeholder Elizabeth Olsen da vida a Wanda Maximoff en 'Bruja Escarlata y Visión'. (Marvel Studios)
Elizabeth Olsen da vida a Wanda Maximoff en 'Bruja Escarlata y Visión'. (Marvel Studios)

Disney+ tampoco ha escatimado en gastos con las series de 'Star Wars', que tras el rotundo éxito de 'The Mandalorian' ha continuado expandiéndose con 'El libro de Bobba Fett', 'Obi Wan Kenobi' y 'Andor', que llega a la plataforma el próximo mes de septiembre. La Casa de Mickey Mouse se ha gastado, según la prensa estadounidense, aproximadamente 15 millones de dólares en cada episodio.

La franquicia de LucasFilm no pretende pisar el freno y en los próximos dos años lanzará la tercera temporada de 'The Mandalorian' y hasta cuatro nuevos títulos: 'Ashoka', serie centrada en el personaje de Rosario Dawson; 'Skeleton Crew', con Jude Law como protagonista; 'The Acolyte', thriller sobre los comienzos de los malvados Sith; y 'A Droid Story', aventura protagonizada por los legendarios androides C3PO y R2D2.

Apple TV+ tampoco renuncia a codearse con los más grandes en cuestión de presupuestos millonarios. 'The Morning Show', serie protagonizada por Jennifer Aniston, Reese Witherspoon y Steve Carell, les cuesta 15 millones de dólares por episodio. 'See', el drama apocalíptico con Jason Momoa, supone un gasto de 17 millones por capítulo, su producción más cara hasta la fecha —y, probablemente, la menos amortizada a juzgar por su escasa repercusión—.

placeholder Ewan McGregor, protagonista de 'Obi Wan Kenobi'. (Lucasfilm Ltd.)
Ewan McGregor, protagonista de 'Obi Wan Kenobi'. (Lucasfilm Ltd.)

Una burbuja, ¿a punto de estallar?

Son muchas las cuestiones que arrojan los últimos movimientos de las grandes plataformas de contenido bajo demanda (VOD). ¿Hasta qué punto es rentable y sostenible este modelo de constantes inversiones multimillonarias? ¿Está la burbuja de las series-evento a punto de estallar? ¿Hay público para tanta saga de fantasía y ciencia ficción? ¿En qué posición deja a las series más pequeñas y autorales, incapaces de competir económicamente contra las grandes franquicias?

Con una audiencia cada vez más fragmentada, que muchas de estas series prémium se terminen quedando sin público parece cuestión de tiempo. El mismo tiempo que dictaminará si 'Los Anillos de Poder' resulta vencedora en esta guerra o, por el contrario, muere en el intento.

Cuando presumes de que tu serie será el producto televisivo más grande de todos los tiempos, no hay alternativa: tiene que serlo. Y para conseguirlo no puedes escatimar en gastos. 'Los Anillos de Poder', la primera serie de televisión ambientada en el universo de 'El Señor de los Anillos', llega este próximo 2 de septiembre a Amazon Prime Video dispuesta a arrasar con todo. Una carísima aventura de fantasía medieval, ambientada miles de años antes de los acontecimientos de la trilogía original, que pretende elevar a las series de televisión a un nuevo nivel. La pequeña pantalla ha dejado de serlo, al menos en materia financiera.

Amazon Prime Video Marvel
El redactor recomienda