Es noticia
Menú
Aitor Albizua (ETB): "Hay que ver la audiencia de soslayo, que se preocupen los del despacho"
  1. Televisión
  2. Programas TV
ENTREVISTA EXCLUSIVA

Aitor Albizua (ETB): "Hay que ver la audiencia de soslayo, que se preocupen los del despacho"

Charlamos con el presentador de 'Lingo', el concurso producido por Unicorn Content que emite cada tarde ETB2

Foto: Aitor Albizua, presentador de 'Lingo'. (ETB)
Aitor Albizua, presentador de 'Lingo'. (ETB)

El mundo de la televisión le pilló casi por sorpresa, aunque, en poco menos de un año, le ha cogido el tranquillo sin mayor problema. A Aitor Albizua (Arrigorriaga, Vizcaya, 1992) le han bastado apenas dos meses para meterse al público de Euskal Telebista en el bolsillo al frente de 'Lingo', que no es un concurso cualquiera, dada su extensa tradición. En 1991, el formato aterrizaba en España, concretamente en La 2, de la mano del carismático Ramoncín.

Como señala Albizua en su entrevista exclusiva para El CONFI TV, la revolución de Wordle (una 'app' de adivinar palabras en pocos intentos) llevó a la productora responsable, Unicorn Content, a apostar por un concepto del que ahora los espectadores pueden disfrutar en Canal Sur y en ETB2. El experimento no está saliendo nada mal en el caso de la cadena autonómica vasca, pues, el pasado 14 de junio, el programa alcanzó un pico de un 12,5% de 'share' y reunió a 45.000 seguidores, según datos de la consultora Dos30'.

Sobre los concursantes más ocurrentes de 'Lingo': "Al diccionario no se le engaña"

Aitor también conoce a la perfección el espacio que toma el testigo de 'Lingo' cada tarde en el canal regional. En septiembre de 2021, el comunicador se puso al frente, junto a Ane Ibarzábal, de 'Nos echamos a la calle', un magacín de actualidad en el que el vizcaíno puso en práctica todo lo aprendido durante su periplo radiofónico en Cadena SER. Si bien Albizua reconoce que nunca se había puesto delante de una cámara antes de echarse al plató, pronto se hizo con las riendas de la situación.

placeholder Aitor Albizua, presentador de 'Lingo'. (ETB)
Aitor Albizua, presentador de 'Lingo'. (ETB)

"Lo que no me imaginaba es que acabaría presentando un concurso", asume, además de confesar echar de menos "el pulso del directo" que le reportó su experiencia junto a Ibarzábal. No obstante, hace poco, la confianza total de la dirección de ETB y ese amor por el directo le regalaron un momento único: ser el narrador del multitudinario concierto de Fito y Fitipaldis en San Mamés.

PREGUNTA. 'Lingo', como quien dice, acaba de aterrizar en ETB, pero parece que empieza a consolidarse. ¿Qué crees que es lo que está conectando con el público?

RESPUESTA. La verdad es que estamos muy contentos, había mucha confianza por parte de la cadena y de la productora. La clave es que, al final, es un juego de palabras de toda la vida, sencillo, en el que puede participar mucha gente de 'muchos colores'. Lo empiezas a ver, te picas y te das cuenta de que has tragado todo el programa.

P. Sin ir más lejos, la gente en redes está muy enganchada a Wordle, un juego de adivinar palabras.

R. 'Lingo' es una fórmula antigua, pero ahora está el 'boom' de Wordle. Un tipo en Estados Unidos creó la aplicación de la nada y se ha aprovechado todo ese tirón para renovar el formato. De hecho, la mayoría de los concursantes que vienen nos dicen que practican jugando a todas las variantes de la aplicación: la de palabras con tildes, la de palabras técnicas... Se preparan así. Eso sí, no es lo mismo hacerlo en tu móvil, desde casa y poco a poco, que ponerte delante de las cámaras a hacerlo con tiempo. Y más con un presentador como yo, que está pinchando todo el rato.

"Me documenté sobre 'Lingo' viendo los programas de Ramoncín en YouTube"

P. Como presentador tratas de meter presión a los participantes, pero ¿cómo crees que serías como concursante?

R. No me presentaría por vergüenza a hacer el ridículo, por miedo a quedar mal. Nunca he participado en algo así. Cuando estoy presentando no sé ni las palabras ni las preguntas que van a salir. Mientras deletreo con los concursantes, hago mis cábalas e intento acertar la palabra y, con la boca pequeña, te digo que no se me da tan mal...

P. ¿Destacarías algún momento divertido de las grabaciones? Por ejemplo, y nunca mejor dicho, ¿un concursante que te haya dejado sin palabras?

R. Bastantes, en el sentido de que hay palabras que, ya solo con pronunciarlas en alto, son difíciles. Palabras malsonantes, fallos en el deletreo... Todo eso da para bastantes risas. Padres y madres que insisten a sus hijos que esa palabra es con 'B' o con 'V', y luego en el concurso dicen "ay, qué vergüenza, que he dicho que vaso es con 'B". Son momentos en los que te traiciona el subconsciente y te equivocas. Luego están también invenciones de palabras, por si cuela. Yo paro el programa, aunque se sigue grabando evidentemente, y digo "¿esto de dónde te lo has sacado?". Al diccionario no se le engaña.

placeholder Aitor Albizua, presentador de 'Lingo'. (ETB)
Aitor Albizua, presentador de 'Lingo'. (ETB)

P. En este momento, 'Lingo' se emite solo en Canal Sur y en ETB, aunque no sería descabellado que empezasen a ofrecerlo más autonómicas, como ocurre con 'Atrápame si puedes'. ¿Han encontrado las cadenas y las productoras una fórmula de entretenimiento barata y efectiva?

R. Probablemente, sí. Al final, los concursos de este tipo son más baratos de producir que otro tipo de formatos, pero lo que tiene 'Lingo' es que va un pelín más allá, al aportar esa divulgación lingüística. Está demostrando que está siendo una apuesta segura para la cadena. Si tanto Unicorn Content como otras productoras, y otras cadenas, deciden dar un paso adelante y llevarlo a otras autonómicas, pues encantadísimos de ser más en la familia. A nivel internacional, en la CBS, RuPaul ya está con las grabaciones de 'Lingo'. Sería interesante que se expandiese.

P. Además, 'Lingo' llegó a nuestro país en los años 90, cuando lo presentaba Ramoncín en La 2. ¿Has visto alguno de esos programas antiguos para inspirarte?

R. Sí, lo vi, no 'in situ', porque nací en 1992, pero sí. Mucha gente de mi alrededor me decía "anda, si eso lo presentaba Ramoncín". Lo que hice fue un ejercicio de documentación, me metí en YouTube y descubrí esas entregas conducidas por Ramoncín, con otro ritmo y con otro estilo. Al final es un 'remake' más de los que se están haciendo en televisión y en la ficción. Me pareció interesante tenerlo como referencia, combinándolo con la modernización de Wordle y los ritmos televisivos de ahora. Es muy bueno que haya perdurado en el tiempo.

"Lingo' es una apuesta segura de ETB. Sería interesante que se expandiese"

P. ¿Eres consciente de esa fiebre del 'remake', tanto en programas como en ficción, o es algo que ha pasado siempre en el fondo?

R. Creo que ha pasado casi siempre, pero es verdad que ahora hay un componente nostálgico a nivel cultural y de nuestras referencias vitales en muchos aspectos. En principio, se está demostrando que hay toda una generación, tanto la nuestra como gente más mayor, que tiene ganas de recuperar este tipo de programas. No sé si para recordarlos, pero quizá sí para demostrar que son fórmulas de éxito.

P. ¿Empiezas a sentir presión por las audiencias?

R. La presión por las audiencias la descubrí al principio. Recuerdo el primer programa que hice en ETB. A las 8:15 horas del día siguiente ya tenía un mensaje del productor ejecutivo y de la directora mandándome las audiencias. Flipé, no estaba acostumbrado a eso en la radio. Enseguida entendí que las audiencias son una guía que hay que mirar, según en qué punto estés, con más o menos margen. Hay cadenas más permisivas que otras, así como formatos que necesitan más o menos tiempo, aunque son datos con base en los que se toman decisiones.

Hay que tenerlas en cuenta a nivel personal, como presentador, pero también manteniendo cierta distancia. Es fácil volverse loco y no hay que sacar conclusiones precipitadas, pero teniendo en cuenta que es mucho mejor que los números vayan a favor. El equipo va a seguir currando y el concurso va a requerir el mismo trabajo se haga la audiencia que se haga. En definitiva, hay que mirarlas de soslayo y que se preocupen los que están en los despachos.

placeholder Aitor Albizua y Ane Ibarzábal en 'Nos echamos a la calle'. (ETB)
Aitor Albizua y Ane Ibarzábal en 'Nos echamos a la calle'. (ETB)

P. Estabas en radio y, de repente, te llama ETB para presentar 'Nos echamos a la calle' con Ane Ibarzábal. ¿Has sentido en algún momento el famoso síndrome del impostor?

R. Nunca me había puesto frente a una cámara, era la primera vez. Había hecho algunos pinitos de interpretación cuando estudiaba Periodismo, pero siempre dentro de la clase. El síndrome del impostor no me lo quito de encima, no se me caen los anillos al reconocerlo. Aprendo cada día, con cada uno de los proyectos. Como ahora mismo no llevo ni un año en la tele, no puedo estar más que agradecido de las oportunidades que me han dado, viéndolas sobre todo como un aprendizaje. Antes de cada programa pienso "¿qué hago yo aquí?". Luego, la gente que tienes alrededor te da esa confianza y tiras hacia delante. 'Nos echamos a la calle' era un poco lo que yo había hecho en Cadena SER, un magacín de actualidad. Lo que nunca me había imaginado era presentar un concurso.

P. ¿Qué es lo que más echas de menos de 'Nos echamos a la calle'?

R. Sobre todo, ese pulso del directo, de estar hablando de cosas que le importan a la gente y amoldar el programa a lo que tú eres o a tu carácter. Eso sí, siendo todo lo rígido que puede ser un concurso, que tiene sus tiempos, sus frases, su jerga y demás, estoy muy contento. Es uno de esos sueños que no sabes que tienes porque nunca te lo has planteado, quizá por ese síndrome del impostor.

"Me siento un privilegiado por el hecho de que Àngels Barceló siga contando conmigo"

P. ETB tiene confianza plena en ti, pues también fuiste comentarista del gran concierto que dieron Fito y Fitipaldis en San Mamés en junio.

R. Fue alucinante. Pese a haber hecho radio, nunca había retransmitido un concierto cultural a gran escala. Verte dentro del estadio, con 47.000 personas, sabiendo que hay otras miles de personas al otro lado de la pantalla escuchándote. Mi objetivo y función era transmitir la emoción de ese momento. Fue otro sueño cumplido, porque, además, soy fan de Fito. Además, a la mañana siguiente, cuando vimos los datos de audiencia, que ETB2 hizo un 19,7% de 'share', pues fue un honor formar parte de este proyecto, que, además, requirió un gran esfuerzo a nivel técnico por parte del equipo de Fito y de ETB.

P. ¿Faltan programas musicales en la televisión?

R. Es una apuesta arriesgada, pero es cultura. En esta apertura pospandemia que estamos viviendo, tiene que tener un hueco en las cadenas. No solo la música en televisión en general, sino la retransmisión de música en directo y la incorporación de esa música en directo a los programas. ¿Qué ocurre? Pues que para eso se necesita más técnica, más dinero y que las cadenas y productoras apuesten por ello. Sería muy interesante, Fito lo demostró y ojalá se repita. La gente tiene ganas de ver música y le interesa, siempre que se haga con ese interés y ese despliegue.

placeholder Aitor Albizua y Ane Ibarzábal. (ETB)
Aitor Albizua y Ane Ibarzábal. (ETB)

P. Otros son más de la opinión de que ya no es necesaria la música en directo en televisión, por todas las plataformas y maneras de consumo nuevas que hay.

R. La música le da más vida a los programas. Que no solo suene una música, que está muy bien por el trabajo de técnicos de sonido y demás, sino tener esa música en directo. Lo más reciente que ha habido en tele es la banda de Andreu Buenafuente, con Litus y compañía. Es un ejercicio muy interesante que un programa tenga un grupo, al margen de grandes eventos.

P. ¿Qué te ves haciendo en televisión en un futuro?

R. Estoy centrado en 'Lingo' porque acaba de empezar. Antes era más de actualidad y de informativos, pero ahora he descubierto el entretenimiento. Yo soy como un surfista encima de una ola y voy a donde me lleve esa ola. Tampoco creo que esté en posición de poner muchas condiciones respecto al contenido, aunque tenga mis preferencias. He descubierto que en el entretenimiento me siento muy cómodo, tanto en un entretenimiento de magacine como en un entretenimiento más de concurso, o incluso en un 'reality' en el futuro.

"Si me preguntan quién querría ser en TV, diría Eva Soriano. Qué fácil lo hace"

P. Hablando de 'realities', 'El conquistador' lleva muchos años dándole alegrías a ETB.

R. 18 ediciones y, además, datos de audiencia históricos respecto a todas las cadenas. Es un referente de ETB. Mucha gente de Euskadi y de fuera me habla de 'El conquis', como si de los antiguos debates de 'Operación triunfo' o de 'Gran hermano' se tratase. Pues aquí se habla de 'El conquistador'.

P. ¿Es fácil compaginar tu sección en 'Hoy por hoy' (Cadena SER) con las grabaciones de 'Lingo'?

R. Me siento un privilegiado por el hecho de que Àngels Barceló siga contando conmigo y agradecido con ETB. Los días de grabación se concentran y mi sección en 'Hoy por hoy' la hago desde Radio San Sebastián. Es un lujo y no cierro la puerta a seguir compatibilizando 'Lingo' con otros proyectos que haga en la Cadena SER. Tengo la sensación de que a nuestra generación se le han dado pocas oportunidades y las que nos dan nos sorprenden, por eso hay que aprovecharlas. Tenemos que demostrar que podemos ser un muy buen relevo generacional a nivel televisivo y lo que haga falta.

P. ¿Qué consumes en televisión normalmente?

R. Me encantan los 'realities'. 'Supervivientes', 'Secret Story'... Todo eso me lo trago. Soy fan absoluto de 'La noche D' de Eva Soriano. Si ahora me preguntaran quién querría ser en televisión, diría Eva Soriano. Bueno, no ser ella, sino trabajar con ella. Qué buen rollo y qué naturalidad, qué fácil lo hace. Luego consumo también mucha actualidad y formatos al margen a la carta, como el nuevo de Mamen Mendizábal, el de 'Encuentros inesperados'.

El mundo de la televisión le pilló casi por sorpresa, aunque, en poco menos de un año, le ha cogido el tranquillo sin mayor problema. A Aitor Albizua (Arrigorriaga, Vizcaya, 1992) le han bastado apenas dos meses para meterse al público de Euskal Telebista en el bolsillo al frente de 'Lingo', que no es un concurso cualquiera, dada su extensa tradición. En 1991, el formato aterrizaba en España, concretamente en La 2, de la mano del carismático Ramoncín.

Programas TV Euskadi Directo
El redactor recomienda