Es noticia
Menú
Los astronautas rusos y americanos de la ISS se 'pelean' por la invasión de Ucrania
  1. Tecnología
  2. Novaceno
Pero la convivencia no es mala

Los astronautas rusos y americanos de la ISS se 'pelean' por la invasión de Ucrania

A pesar de las amenazas del director de la agencia espacial rusa y la guerra de Ucrania, rusos y americanos se llevan bien en la ISS aunque haya momentos incómodos

Foto: La expedición 66 con dos cosmonautas rusos y el americano Mark Vande Hei. (NASA/Bill Ingalls)
La expedición 66 con dos cosmonautas rusos y el americano Mark Vande Hei. (NASA/Bill Ingalls)

En el espacio nadie puede oír los gritos del director de Roscosmos, Dmitry Rogozin. No porque no lleguen, sino porque los astronautas y cosmonautas rusos están demasiado ocupados cumpliendo su misión y jugándose la vida todos los días. Pero eso no quita que haya tensiones por la guerra de Ucrania y otras cosas, como cuenta el astronauta americano Mark Vande Hei en una fascinante entrevista publicada en el suplemento dominical del 'Washington Post'.

Foto: El nuevo portaaviones americano de la clase Ford (US Navy)

El mismo Vande Hei —el astronauta americano que más tiempo ha permanecido en el espacio con 355 días en la Estación Espacial Internacional— fue el objeto de las amenazas rusas a principios de marzo. Un vídeo publicado por la cadena estatal RIA Novosti mostró que le dejarían fuera del vuelo de vuelta a la Tierra. Seis días después, Rogozin —conocido por su culto a Vladímir Putin, sus continuas amenazas contra EEUU, la NASA y Elon Musk en Twitter y una probada corrupción que ha llevado a la agencia espacial rusa al borde del abismo— tuvo que admitir que Vande Hei volvería a la superficie en una nave rusa, calificando a los occidentales de “histéricos” por reaccionar a la provocación de su propaganda.

Tensiones en la ISS

Vande Hei afirma que se enteró de la amenaza por su mujer, que vive en Houston: “Me enteré de ello por mi esposa. Algunas de las alusiones eran que mis compañeros podrían dejarme atrás. Me reí cuando me enteré. Dije: ‘Oh, imposible’. No era algo que nos preocupara. Quiero decir, la conversación más difícil no fue con mis compañeros de tripulación. Fue con mi esposa, intentando explicar que no había manera posible de que eso pudiera suceder”.

Pero el astronauta americano admite que ha habido momentos incómodos, sugiriendo discusiones sobre la invasión a Ucrania. Aunque Vande Hei calla muchas cosas, quizá para proteger a sus colegas rusos contra la maquinaria totalitaria de Putin, sí parece indicar que la conversación se calentó en algunas ocasiones.

placeholder En el programa espacial ruso no todo el mundo es como Dmitry Rogozin.
En el programa espacial ruso no todo el mundo es como Dmitry Rogozin.

"[A] nivel humano, ciertamente hablé con ellos sobre cómo se sentían [sobre la invasión rusa]. No quiero decir cuáles fueron sus respuestas. Pero, ya sabes, son seres humanos. Y las fuentes de información a las que recurrimos para formarnos nuestras opiniones tienen un gran impacto", afirmó Vande Hei. "Las fuentes de información que la gente utiliza cambian cuál es su perspectiva. A veces, para mí, fue una oportunidad para hacer preguntas, y a veces fue una oportunidad para hacer agujeros en la lógica de la gente y decir: 'Oye, ¿has pensado en esto?".

Leyendo entre líneas, parece claro que hay, cuando menos, momentos incómodos porque los cosmonautas están condicionados por la catequesis mediática rusa.

Amistad y camaradería

Pero también hay momentos incómodos que van hacia el otro lado. El astronauta norteamericano describe cómo, durante los visionados semanales de estrenos de cine en la ISS, siempre que salía un ruso era el malo de la película. “Me da escalofríos incluso cuando pienso en ello porque, en un momento dado, miré a mis compañeros cosmonautas y pregunté: '¿Cómo te hace sentir eso?'. Y respondieron: 'Da un poco de miedo cuando vemos que todo el mundo en los Estados Unidos, los medios de comunicación de los Estados Unidos, están retratando a los rusos como los malos”.

placeholder Pyotr Dubrov, el querido compañero y amigo de Vande Hei. (Roscosmos)
Pyotr Dubrov, el querido compañero y amigo de Vande Hei. (Roscosmos)

El argumento de Vande Hei es que no todos los rusos son malos. Que malos y buenos hay en todas partes, y que mucha gente está condicionada por lo que ven en la televisión y las redes sociales. Lo que no quita que en Ucrania haya incontables crímenes y matanzas rusas por todas partes. Pero, en esa realidad, se pierde el hecho de que muchos individuos no participan de esa maldad ni de las maneras de gente como Putin o Rogozin.

“He entrenado mucho con mis compañeros de tripulación rusos. Y especialmente con Pyotr [Dubrov]; pasé cada uno de mis 355 días en el espacio con Pyotr. [Mis compañeros rusos] han sido, actualmente lo son y estoy seguro de que serán muy muy queridos amigos por el resto de mi vida”, afirma Vande Hei, que espera que termine prevaleciendo la amistad y la colaboración entre todas las naciones, no el conflicto. Un futuro de color rosa que parece demasiado lejos en estos momentos.

*Si no ves correctamente este formulario, haz clic aquí

En el espacio nadie puede oír los gritos del director de Roscosmos, Dmitry Rogozin. No porque no lleguen, sino porque los astronautas y cosmonautas rusos están demasiado ocupados cumpliendo su misión y jugándose la vida todos los días. Pero eso no quita que haya tensiones por la guerra de Ucrania y otras cosas, como cuenta el astronauta americano Mark Vande Hei en una fascinante entrevista publicada en el suplemento dominical del 'Washington Post'.

Ucrania Espacio
El redactor recomienda