Es noticia
Menú
Elon Musk también quiere salvar a los animales de una posible extinción
  1. Tecnología
  2. Novaceno
Un 'arca de Noé' espacial

Elon Musk también quiere salvar a los animales de una posible extinción

Tras decir que SpaceX está cerca de la bancarrota, Musk sorprende ahora asegurando que cumplirá sus objetivos de crear una colonia en Marte que, además, tendrá animales

Foto: Musk quiere salvar a los animales de la extinción con una nueva arca de Noé. (SpaceX)
Musk quiere salvar a los animales de la extinción con una nueva arca de Noé. (SpaceX)

Tras haber sido declarado ayer Persona del Año por la revista 'Time', un optimista Elon Musk aseguró en una charla posterior con el mismo medio que le sorprendería si su plan de llegar a Marte en 2026 no es un éxito. El siguiente objetivo, asegura el CEO de SpaceX, es establecer la primera colonia en el planeta rojo y montar “un arca de Noé futurista” con animales.

Foto: Concepto de avión de pasajeros hipersónico. (Reaction Engines)

"[Pocos] individuos han tenido más influencia que Musk en la vida en la Tierra, y potencialmente en la vida fuera de la Tierra también", aseguró el editor en jefe de 'Time', Edward Felsentha, para explicar su elección. "En 2021, Musk surgió no solo como la persona más rica del mundo, sino también como el ejemplo más rico de un cambio masivo en nuestra sociedad".

Musk después habló con Felsentha delante de un grupo de periodistas y lectores de la revista americana. Durante esa charla, se mostró sorprendentemente optimista con su objetivo de tener lista su Starship para llegar a Marte en 2026. "Creo que podremos dar una vuelta alrededor de la Luna quizás en 2023 y aterrizar en la superficie lunar en tres años", afirmó Musk. "Me sorprendería si no aterrizamos en Marte dentro de cinco años".

placeholder Prueba de la unión entre el Super Heavy y la Starship en agosto. (SpaceX)
Prueba de la unión entre el Super Heavy y la Starship en agosto. (SpaceX)

Esto significa que su Starship habría superado todos los test y estaría funcionando a pleno rendimiento en 2023 para cumplir la misión Dear Moon, que enviará al multimillonario japonés Yusaku Maezawa y a un grupo de pasajeros en un viaje de seis días alrededor de la Luna.

También quiere decir que, a pesar de que la NASA ha dicho que su misión Artemisa —que pretende volver a llevar a los humanos a la Luna con un ‘lander’ de SpaceX—, se retrasa hasta mínimo 2026, una de sus naves aterrizará en nuestro satélite para 2024. Y, finalmente, que llegaría a Marte en 2026, aunque su plan inicial era mandar naves de carga en 2022 y después a los primeros humanos la siguiente vez que la Tierra y Marte estén los suficientemente cerca.

Además, Musk ha anunciado un nuevo y sorprendente objetivo del que ya había dado pistas en un tuit publicado el pasado abril. "El objetivo general ha sido hacer que la vida sea multiplanetaria y permitir que la humanidad se convierta en una civilización espacial", afirmó Musk. "Y el siguiente gran objetivo es construir una ciudad autosuficiente en Marte y llevar allí a los animales y criaturas de la Tierra. Algo así como un arca de Noé futurista. Aunque llevaremos más de dos, es un poco raro si solo hay dos".

Optimismo después del desastre

Todo esto lo ha dicho a pesar de que, hace apenas un par de semanas, Musk hacía saltar la voz de alarma entre los accionistas y trabajadores de SpaceX. En un 'email' a sus trabajadores que se acabó filtrando a la prensa, el CEO de la compañía aseguró que SpaceX estaba en riesgo de quiebra por problemas en la producción de su motor Raptor.

Durante el puente de Acción de Gracias —unas fiestas que los estadounidenses festejan en familia con la misma intensidad que nosotros celebramos nuestra Navidad—, Musk hizo un llamamiento por 'email' a los trabajadores de SpaceX en el que les pedía que, “a menos que tenga asuntos familiares críticos o no pueda volver físicamente a Hawthorne, necesitaremos todas las manos a la obra para recuperarnos de lo que es, francamente, un desastre”.

placeholder Los 29 motores Raptor del Super Heavy Booster. (SpaceX)
Los 29 motores Raptor del Super Heavy Booster. (SpaceX)

Si el plan de SpaceX de construir entre 800 y 1.000 motores Raptors al año no se lleva a cabo, la compañía perdería sus contratos comerciales con el Gobierno y con entidades privadas. Esto sería efectivamente un auténtico desastre para la compañía que les haría imposible seguir siendo viable como empresa.

“Si no podemos conseguir que se fabriquen suficientes Raptors fiables, no podremos volar el Starship, lo que significa que entonces no podremos lanzar el Satélite Starlink V2 (el Falcon no tiene ni el volumen ni la masa en órbita necesarios para el satélite V2). El satélite V1, por sí mismo, es financieramente débil, mientras que el V2 es fuerte”, aseguró Musk.

placeholder Un rénder del Starship completo lanzando desde Boca Chica, Texas. (SpaceX)
Un rénder del Starship completo lanzando desde Boca Chica, Texas. (SpaceX)

El otro gran problema para los objetivos de SpaceX es regulatorio. Aunque la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) les concedió hace unos días la licencia para realizar una prueba orbital, todavía tienen que esperar a que la Administración Federal de Aviación (FAA) complete su evaluación ambiental antes de que el Starship pueda lanzarse fuera de la Tierra.

Si la FAA cumple con los plazos que ellos mismos anunciaron, la revisión estaría completada el 31 de diciembre. Esto podría permitir a SpaceX cumplir los objetivos de llevar a cabo el lanzamiento orbital durante el primer trimestre del año y a Musk empezar a cumplir el suyo de convertirse en emperador de Marte.

Tras haber sido declarado ayer Persona del Año por la revista 'Time', un optimista Elon Musk aseguró en una charla posterior con el mismo medio que le sorprendería si su plan de llegar a Marte en 2026 no es un éxito. El siguiente objetivo, asegura el CEO de SpaceX, es establecer la primera colonia en el planeta rojo y montar “un arca de Noé futurista” con animales.

Elon Musk SpaceX Marte
El redactor recomienda