El arma indetectable china que destruye los aparatos electrónicos
  1. Tecnología
  2. Novaceno
‘Chinaceno’

El arma indetectable china que destruye los aparatos electrónicos

Científicos chinos aseguran estar trabajando en un arma indetectable capaz de volar a 6 veces la velocidad del sonido y crear ondas electromagnéticas que inutilizan los dispositivos electrónicos

Foto: Interpretación artística del misil hipersónico. (Raytheon)
Interpretación artística del misil hipersónico. (Raytheon)

Un arma indetectable que puede recorrer 3.000 km en 25 minutos y que lleva un sistema capaz de acabar con los dispositivos electrónicos de telecomunicaciones del enemigo. Esta es la idea que acaban de presentar los investigadores de la Academia China en la revista nacional Tactical Missile Technology.

Foto: Así es como se vería el Amazonas en 2500.

Según informa el medio oficialista South China Morning Post (SCMP) el dispositivo concebido por los investigadores chinos está todavía en fase de desarrollo, pero una vez construido tendría la capacidad de impactar contra un objetivo predeterminado y desencadenar unas fuertes ondas electromagnéticas.

Estas microondas pueden “provocar la quema efectiva de dispositivos electrónicos clave en la red de telecomunicaciones del objetivo en un rango de 2 km", afirma Sun Zheng, investigador de la Academia China y uno de los autores del estudio. Pero un ataque con este tipo de armas, dependiendo de su potencia, puede también hacer caer las infraestructuras eléctricas claves y provocar apagones de larga duración.

placeholder Un simulador de pulso electromagnético del ejército de EE.UU. (USAF)
Un simulador de pulso electromagnético del ejército de EE.UU. (USAF)

Otros sistemas parecidos que se han construido en el pasado utilizaban cabezas nucleares para generar la energía suficiente para provocar las ráfagas de microondas, sin embargo el equipo de Sun afirma utilizar explosivos químicos. Después del impacto se produce la explosión y se comprime un imán cargado eléctricamente —generador de compresión de flujo, lo llaman— que convierte la energía del choque en ráfagas cortas pero muy potentes de microondas.

Un misil ligero e indetectable para acabar con las telecomunicaciones

Según ha contado Sun al medio chino, su misil es prácticamente indetectable para los radares. A diferencia de los misiles balísticos, este dispositivo está pensado para mantenerse dentro de la atmósfera terrestre y esquivar los sistemas de detección instalados en el espacio. Además gracias al calor que se produce durante el vuelo podría también evitar la detección de los radares en tierra.

Según afirma el equipo, cuando un objeto vuela a velocidad hipersónica, las moléculas de aire se ionizan por el calor y forman una fina capa de plasma sobre la superficie del objeto que puede absorber casi todas las señales de radar. Pero los investigadores chinos aseguran que pueden conseguir la indetectabilidad total convirtiendo el calor ambiental —que puede superar los 1.000 ºC— en electricidad y usar esa energía para alimentar unos generadores de plasma repartidos en el cuerpo del misil.

Foto: Ilustración del misil de crucero hipersónico HAWC (Raytheon)

Además, aseguran, el uso del calor ambiental es fundamental para que el misil sea lo suficientemente ligero como para poder alcanzar la velocidad de mach 6 (6 veces la velocidad del sonido). En lugar de llevar baterías, que lo harían demasiado pesado, utiliza unos supercondensadores con una densidad de potencia 20 veces superior. Esos condensadores se cargarían en vuelo utilizando la energía del calor igual que hacen los generadores de plasma que hemos visto antes. Este sistema, apunta el equipo, puede liberar el 95 por ciento de la energía en sólo 10 segundos, lo que permite una descarga instantánea de las ondas electromagnéticas.

Foto: El cohete Long March 5 listo para lanzar el primer módulo de la estación espacial china

Los investigadores están convencidos de que este dispositivo, si se llega a construír, podría jugar un papel fundamental en las nuevas formas de guerra que vienen. Y tienen razón, dejar al enemigo sin telecomunicaciones es una gran ventaja, pero tener una herramienta para poder inutilizar otros dispositivos electrónicos como drones o las nuevas armas autónomas controladas por inteligencia artificial va a ser también fundamental.

Aunque no queda claro si esta tecnología va a poder con los sistemas de protección contra mircoondas con los que ya cuentan muchos equipos militares, este tipo de armas sí podrían afectar gravemente a infraestructuras civiles creando un gran caos en las ciudades. Los pulsos electromagnéticos no solo están provocados por el hombre, sino que también pueden suceder de manera natural cuando cae un rayo o se produce una tormenta solar.

Misiles Tendencias de futuro Telecomunicaciones
El redactor recomienda