La carrera de armas hipersónicas de China, Rusia y EEUU
  1. Tecnología
  2. Novaceno
Más cerca del conflicto nuclear

La carrera de armas hipersónicas de China, Rusia y EEUU

Después de numerosos fracasos desde 2013, EEUU acaba de lanzar con éxito un misil hipersónico, parte de la nueva escalada armamentística con Rusia y China

Foto: Ilustración del misil de crucero hipersónico HAWC (Raytheon)
Ilustración del misil de crucero hipersónico HAWC (Raytheon)

Después de años de continuos fracasos y accidentes desde el éxito del Boeing X-51 Waverider en 2013 — el primer misil hipersónico del mundo — el Ejército de los Estados Unidos ha lanzado una nueva arma que vuela a cinco veces la velocidad del sonido. Es un paso más en una carrera encarnizada por conseguir misiles crucero imposibles de derribar entre Estados Unidos, Rusia y China.

Foto: El sistema que nos permitirá volver a pisar la Luna sin peligro. (Masten)

Se llama HAWC — Hypersonic Air-breathing Weapon Concept o concepto de arma hipersónica que combustión aérea — y sus creadores dicen que ha sido una ‘demostración de la capacidad que hará de los misiles de crucero hipersónicos una herramienta efectiva’ para el ejército. Un éxito que llega después de numerosos problemas y test fallidos.

Cómo funciona

HAWC todavía no está en fase de producción: es un prototipo desarrollado por las compañías de defensa Raytheon y Northrop Grumman a las órdenes de la agencia de proyectos de investigación avanzada para la defensa (DARPA en sus siglas en inglés) del Pentágono. Pero aparentemente está ya operativo y será la base del misil final.

Como explica DARPA, el misil se lanzó desde el ala de un avión como un misil crucero cualquiera, utilizando un motor de cohete convencional construido por Raytheon que lo aceleró a la velocidad del sonido en unos segundos.

placeholder El X-51A Waverider fue el primer misil scramjet hipersónico del mundo (Boeing)
El X-51A Waverider fue el primer misil scramjet hipersónico del mundo (Boeing)

En ese momento se activó el ‘scramjet’ desarrollado por Northrop Grumman. El scramjet es un motor que comprime el aire de la atmósfera como combustible. Cuando el misil llega a Mach 1, el aire que entra por la boca del scramjet se comprime de tal manera que alimenta al motor, que cada vez acelera más rápido hasta alcanzar Mach 5 (cinco veces la velocidad del sonido).

Eso son 6.200 kilómetros por hora a baja altura, donde las condiciones de concentración de oxígeno son óptimas para su velocidad y maniobrabilidad, afirma DARPA. Eso son 1,7 kilómetros por segundo, una velocidad que lo hace imbatible por cualquier defensa enemiga inventada por ahora.

Por qué necesitan misiles hipersónicos

Y esa es la clave del HAWC, igual que el Zircon ruso. Este último ya ha sido probado con éxito en varias ocasiones, por lo menos según afirma el Kremlin: el 3M22 Tsirkon es capaz de viajar a nueve veces la velocidad del sonido y con un rango de alcance de 1.000 kilómetros. De hecho, el misil está ya operativo en la fragata Admiral Gorshkov y se desplegará en toda la flota de cruceros Kirov próximamente. En estos momentos, si lo que dice Putin es cierto, los americanos estarían notablemente detrás de los rusos en esta carrera.

China también está desarrollando este tipo de armas. En 2020 el gobierno chino anunció que había probado con éxito su motor scramjet capaz de volar a 4.000 kilómetros por hora durante 10 minutos. También sabemos que India está trabajando en esta tecnología.

placeholder El Tsirkon ruso
El Tsirkon ruso

Estos misiles crucero no son las únicas armas hipersónicas en desarrollo. Nuevos misiles nucleares con vehículo planeador de re-entrada hipersónica — como el Avangard ruso — serían imposibles de interceptar por las defensas antimisiles norteamericanas. El gobierno de los Estados Unidos lo sabe y están desarrollando tanto estas armas de ataque hipersónicas como nuevos sistemas de defensa. En declaraciones a Reuters, el presidente de la unidad de misiles y defensa de Raytheon dice que el Pentágono ha marcado el desarrollo de armas y defensas hipersónicas como máxima prioridad para la seguridad nacional.

Es decir, la guerra fría sigue, por mucho que nos cuenten milongas unos y otros. No es coincidencia que el anterior embajador de China en las Naciones Unidas — Sha Zukang — dijera hace unos días a propósito de la nueva alianza de defensa entre Estados Unidos, India, Japón y Australia que China se debería reservar el derecho de ignorar los acuerdos internacionales y 'realizar un ataque nuclear preliminar' contra Estados Unidos si sigue “inmiscuyéndose” en la zona del Pacífico oriental.

No es de extrañar que las Naciones Unidas hayan altertado que nos encontramos hoy mucho más cerca del temido apocalipsis nuclear que hace una década. A este paso, Novaceno va a terminar cambiando de nombre a Distopiaceno.

Militar Tecnología Aeronáutica Misiles DARPA Pentágono India Australia Boeing