La famosa 'fake' que ganará un millón de dólares haciendo publicidad
  1. Tecnología
  2. Novaceno
Famosos hechos de unos y ceros

La famosa 'fake' que ganará un millón de dólares haciendo publicidad

Aunque para muchos parece real, Rozy es una 'influencer' virtual coreana que tiene cada día más seguidores y ha conseguido cerrar más de 100 contratos publicitarios con patrocinadores

placeholder Foto: Rozy no existe, pero este año ganará más dinero que tú. (Sidus Studio X)
Rozy no existe, pero este año ganará más dinero que tú. (Sidus Studio X)

Rozy es una joven divertida, atractiva, bailonga, que no se mete en líos y que tiene una personalidad que conquista a miles seguidores en las redes sociales. Tanto es así que ha despertado el interés de 100 anunciantes que están dispuestos a patrocinarla y que, a pesar de que no existe en el mundo real, le reportarán a final de año poco menos de un millón de dólares.

Foto: Los primeros colonos de Marte podrían tener que usar su sangre para construir sus alojamientos. (SEArch /Apis/NASA)

Y es que Rozy no es de carne y hueso, es un ser digital creado por la productora coreana Sidus Studio X y que está pensada para ser la 'influencer' perfecta. Siempre tendrá 22 años y nunca estará cansada ni necesitará un año sabático para aliviar el estrés. Tampoco dirá una palabra más alta que la otra, ni tendrá un pasado oculto que al revelarse arruine su carrera y de paso la reputación de sus 'sponsors'. En definitiva, Rozy personifica el prescriptor perfecto para cualquier marca.

"Hoy en día, los famosos se retiran a veces de las series que han estado rodando debido a los escándalos de violencia escolar o a las controversias sobre el acoso escolar. Sin embargo, los humanos virtuales no tienen ningún escándalo del que preocuparse", asegura Baek Seung Yeop, CEO de Sidus Studio X.

Rozy es la primera 'influencer' digital de Corea. Por ahora tiene 67,5 mil seguidores en Instagram y ya ha protagonizado un anuncio publicitario (sobre estas líneas) que han visto más de 11 millones de personas. Entre la gente que comenta el vídeo hay algunos que no se han dado cuenta de que es un humano digital y otros que, aunque sí lo han hecho, no se pueden creer que lo sea.

Y es que Rozy está muy cerca de superar el 'uncanny valley' (valle inquietante), es decir, que su diseño y sus movimientos son tan naturales que engañan a nuestro cerebro provocándonos la misma empatía que un ser de carne y hueso real. En caso de que Rozy, o cualquier otro humanoide, se acercara a la apariencia de un ser humano, pero no fuera capaz de engañar a nuestro cerebro, nos provocaría una inquietud que nos haría sentir incómodos y nos impediría generar empatía alguna.

Sidus Studio X creó a Rozy en el verano pasado con la intención de subirse al carro de la tendencia de los 'influencers' virtuales. Para ello combinaron los ‘looks’ favoritos de los 'millennials' que abarcan de la década de los 80 hasta la de los 2000. Luego le dotaron de unas 800 expresiones faciales y movimientos que fueron capturados de la imagen 3D de un actor real. "En los tres primeros meses que funcionó la página de Instagram de Rozy, nadie se dio cuenta de que era un modelo virtual en 3D", afirman desde la productora.

"No utilizamos a una persona concreta como modelo para su 'look'. A la generación MZ ['millennial' y Z] no le gusta ocultar sus defectos ni revelarlos. Tampoco tomamos la belleza occidental como estándar de belleza", afirma Baek.

Rozy no se puede contagiar del covid-19 así que puede viajar a cualquier parte del mundo sin necesidad de llevar una mascarilla. Si miramos en su cuenta de Instagram la podemos ver buceando, comiendo, vistiendo a la última y comunicándose con sus seguidores. También es una activista de la ecología que participa en campañas de concienciación sobre el tratamiento de residuos y el reciclaje.

Además del anuncio arriba mencionado, ha participado como modelo en campañas del fabricante de coches americano Chevrolet y ha publicado en sus redes sus visitas a distintos hoteles de lujo. Para la compañía que la ha creado es un negocio redondo, según Baek: "Ya hemos alcanzado nuestro objetivo de beneficios, y creo que Rozy podrá ganar más de 1.000 millones de KRW (unos 854.007 dólares) a finales de este año".

Rozy no es la primera 'influencer' virtual ni será la última, pero es una muestra más de que en poco tiempo dará igual si los que hacen la publicidad, el cine, la música o el entretenimiento son famosos reales o digitales. Ya vimos hace unos días cómo la compañía israelí Hour One genera sus actores digitales para protagonizar anuncios, presentaciones y cursos educativos o como los actores de Hollywood como Bruce Willis ya no necesitan salir de su casa para actuar en sus películas. De hecho, el propio Baek ha admitido que ya tienen previsto ampliar el ámbito de actividades de Rozy al cine, las series y los programas de entretenimiento.

Influencers Tendencias de futuro Tecnología
El redactor recomienda