La compañía que quiere alquilar tu cara para convertirte en actor digital
  1. Tecnología
  2. Novaceno
El método Bruce Willis

La compañía que quiere alquilar tu cara para convertirte en actor digital

Ahora mismo hay un empresa que puede hacer que salgas en miles de videos promocionales en todo el mundo y cobres por ello sin haberte movido de tu pueblo

Foto: Este personaje digital puede hacer miles de videos sin cansarse. (Hour One)
Este personaje digital puede hacer miles de videos sin cansarse. (Hour One)

Hour One es una empresa israelí que está haciendo dinero a base de vender actores digitales basados en seres de carne y hueso. Por ahora tienen 100 personajes en su catálogo y cada uno de ellos puede servir para miles de vídeos. La diferencia con los actores reales es casi nula y el coste es muchísimo menor que el de montar una sesión de grabación profesional.

Foto: Lovelock, ya tiene su nuevo libro Novaceno en español. (EFE)

El otro día veíamos como Bruce Willis ya no necesita salir de casa para seguir forrándose saliendo en películas. La tecnología de inteligencia artificial ‘DeepFake’ lo hace posible. Solo hace falta enseñar al algoritmo horas y horas de vídeos del actor para que él solo sea capaz de insertar la cara de Willis en otra persona y reproducir sus gestos de manera realista.

Pero los que no tienen el curriculum de Bruce Willis y quieren ganar dinero como él desde el sofá de su casa con solo poner la cara tienen ahora otras opciones que, aunque no den tanto dinero, son igual de cómodas.

placeholder Hour One tiene más de 100 pesonajes digitales. (Hour One)
Hour One tiene más de 100 pesonajes digitales. (Hour One)

Hour One se fundó en 2019 y el año pasado recibió una financiación de 5 millones de dólares para dejar a punto su tecnología. Hoy en día ya han creado más de 100 personajes digitales y van añadiendo más según pasan las semanas. Entre los 40 clientes que utilizan a estos actores digitales para sus vídeos se encuentran, según afirma la compañía, la escuela internacional Berlitz o compañías de comercio electrónico, inmobiliarias o empresas dedicadas al entretenimiento.

La calidad de la imagen de sus personajes es muy buena. Tanto que cuesta distinguir si son de verdad o reproducciones digitales. La compañía tiene tanta confianza en su software que en 2020 realizó un test entre los asistentes a la feria de tecnología CES en el que les mostraba un vídeo y les retaba a distinguir los personajes digitales de los reales.

Cómo funcionan estos vídeos

Cualquiera puede apuntarse para pasar el casting de Hour One aunque la compañía luego seleccionará entre todos los perfiles recibidos los que más le interesen. Según ellos, su objetivo es tener un amplio catálogo que refleje personajes de todas las edades, sexos y razas. Por ahora cerca del 80% de sus actores digitales tienen menos de 50 años, el 70% son mujeres y el 25% son blancos.

Para crearlos, Hour One solo necesita un video del actor real hablando y haciendo gestos con la cara. El vídeo se graba con una cámara de alta resolución frente a una pantalla verde y luego se pasa por un algoritmo similar al de ‘DeepFake’. La inteligencia artificial podrá generar la cantidad de planos que hagan falta del personaje digital hablando en cualquier idioma que se desee.

A partir de ahí, los actores en el catálogo de Hour One, reciben un pequeño pago cada vez que un cliente licencia un vídeo en el que se utiliza su cara. La compañía no quiere revelar la cuantía exacta de esos pagos, pero según admiten, no da para comprarse el palacio en el que vive Willis.

"No puedo decir que nadie se gane la vida haciendo esto […] pero creemos que si todo va bien será una forma viable de obtener ingresos" comenta Natalie Monbiot, directora de estrategia de la empresa en una entrevista para la revista del MIT. Monibiot también asegura que no les faltan candidatos para alquilar su cara para la causa. "Tenemos una cola de gente que se muere por convertirse en estos personajes", comenta.

Las compañías que requieren los servicios de Hour One pueden elegir sus personajes y darles una serie de líneas de texto que serán reproducidas por un simulador de voz digital. Si quieren un toque un poco más humano solo tienen que pagar un poco más y la propia Hour One les facilitará un locutor profesional que grabará el texto con su voz. En ambos casos audio e imagen irán totalmente sincronizados.

Actores digitales contra actores reales

Igual que pasa con los camioneros, los recepcionistas y otro tipo de empleos amenazados por la automatización, la implementación de esta tecnología a nivel global pondría en peligro el trabajo de muchos actores profesionales que acaban de redondear sus salarios con este tipo de vídeos.

Foto: Uno de los camiones autónomos de TuSimple (TuSimple)

"Esto parece un caso bastante extremo de tecnología que reduce el papel del ser humano en un proceso laboral concreto", afirma Jessie Hammerling, investigador en la universidad de Berkeley que estudia el impacto de las nuevas tecnologías en el trabajo. Según él, la automatización no siempre elimina por completo las funciones de los humanos, pero sí las modifica hasta el punto que puede afectar a la capacidad de los trabajadores para ganar un salario justo o conseguir una carrera a largo plazo.

Además los actores que ceden su imagen a este tipo de servicios no saben cuál es el propósito que los clientes del servicio le van a dar a los vídeos. La compañía no comparte con ellos esa información. Pero sí afirman tener una política ética que les impide trabajar con determinadas industrias, entre ellas las que tienen que ver con los juegos de azar, el sexo o la política. "Somos bastante conservadores en cuanto al tipo de empresas con las que trabajamos", asegura Monbiot.

Inteligencia Artificial Tendencias de futuro
El redactor recomienda