LA LUCHA CONTRA LA PANDEMIA

Por qué tienes más probabilidades de morir por Covid en las ciudades con más polución

Un estudio revela que las áreas con peor calidad del aire en EEUU registran más fallecimientos por Covid-19, algo que ya ocurrió con la epidemia de SASR en China en 2003

Foto: Un ciudadano chino con mascarilla, en un parque de Wuhan. (Reuters)
Un ciudadano chino con mascarilla, en un parque de Wuhan. (Reuters)
Adelantado en

Puede que el confinamiento haya hecho bajar drásticamente la contaminación en el mundo en estas últimas semanas, incluyendo las ciudades españolas, pero para muchas personas ya es tarde. La mala calidad del aire con que convivimos en casi todas partes desde hace décadas hace que el Covid-19 esté provocando muchos más fallecimientos. Tener menos partículas contaminantes en el ambiente nos habría ahorrado problemas respiratorios y otras enfermedades de base que pueden estar siendo decisivas en los casos más graves.

Al menos esas son las conclusiones de un estudio de la Universidad de Harvard (está publicado en la plataforma MedRxiv sin haber pasado la habitual revisión por pares, como está pasando con muchas de las investigaciones sobre el Covid-19 ante la urgencia), que ha comparado la contaminación de diferentes lugares de EEUU con el número de fallecimientos por coronavirus que están registrando. En concreto, analizan datos de 3.080 condados (casi todos los del país) sobre la calidad del aire entre los años 2000 y 2016, para comprobar que una mayor contaminación se traduce ahora en un incremento de muertes por esta nueva enfermedad.

No es una relación directa

No se trata de una relación directa, sino que los investigadores asumen que la contaminación es la responsable de numerosos problemas de salud que, finalmente, hacen que muchas personas sean más vulnerables ante el virus. Entre ellos, destacan las enfermedades respiratorias, pero también hay afecciones cardiovasculares o cerebrovasculares que complican los casos más graves de Covid-19, como demostraron desde el principio con los datos de los pacientes chinos.

Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

La investigación se fija en las partículas en suspensión de menos de 2,5 micras (técnicamente, PM2,5), que suelen provenir del tráfico y de las actividades industriales, y observa que un aumento de solo un microgramo por metro cúbico (μg/m3) en su concentración en el aire está relacionado con un 15% más de mortalidad por Covid-19. En un país que ya ha superado a España en número de muertes, esto es mucho. Por ejemplo, el estudio recoge un dato revelador: si la concentración de partículas en Manhattan hubiera sido de solo un microgramo menos de media en los últimos años, se habrían registrado 248 muertes menos hasta el pasado 4 de abril (en esa, fecha se contabilizaban 1.905 fallecimientos).

Aunque estos datos son contundentes, la relación entre la contaminación y las enfermedades respiratorias graves no es una novedad. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que cada año mueren unos siete millones de personas en todo el mundo por causas relacionadas con la contaminación atmosférica y que el 90% de la población mundial respira aire de mala calidad por este motivo. En España, los fallecimientos atribuibles a la contaminación rondan los 10.000 anuales, según los datos del Instituto de Salud Carlos III.

Contaminantes adversos

Para Carlos Jiménez Ruiz, neumólogo y presidente de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ), “no es ninguna sorpresa” que la contaminación agrave esta o cualquier otra enfermedad respiratoria. “Hay que tener en cuenta que los principales contaminantes, sobre todo los óxidos de nitrógeno y, dentro de ellos, sobre todo el dióxido de nitrógeno, tienen efectos muy adversos sobre el epitelio de la mucosa respiratoria. Entre otras cosas, disminuyen los mecanismos de defensa pulmonar, así que las infecciones respiratorias de cualquier tipo se producen con mucha mayor frecuencia en personas que están sometidas a altos niveles de contaminación ambiental”, explica en declaraciones a Teknautas.

Foto: EFE.
Foto: EFE.

Además, hay que tener en cuenta que la contaminación puede incidir en otras dolencias no respiratorias, pero sí relacionadas con los casos graves de Covid-19. “Casi todos los estudios que se están haciendo sobre factores de riesgo que hacen que esta enfermedad sea más peligrosa y tenga un peor pronóstico apuntan a las patologías pulmonares crónicas, como la EPOC, a enfermedades cardiovasculares también crónicas y a ser fumador. No hay que olvidar que muchas de las sustancias tóxicas presentes en el humo del tabaco también lo están en ambientes muy contaminados”, añade el experto.

Incluso existen estudios sobre el impacto que pudo tener la contaminación en la mortalidad registrada por la epidemia de coronavirus del SARS, entre 2002 y 2003. En una de estas investigaciones, científicos de China y EEUU llegaron a la conclusión de que las personas infectadas que vivían en áreas con más contaminación del aire tenían el doble de probabilidades de morir que las residentes en las áreas más limpias, según publicaron en la revista 'Environmental Health'.

En este SARS-CoV-2, aparte del estudio de Harvard, algunos indicios también apuntan al papel que puede tener el aire contaminado en la aparición de neumonías más graves. Por ejemplo, el hecho de que en China los pacientes ingresados tengan una media de edad inferior a la de Europa podría estar relacionado no solo con su pirámide poblacional, más joven, sino también con el hecho de tener “factores de riesgo mucho mayores, como el tabaquismo o la contaminación”, explicaba Juan Ayllón, virólogo de la Universidad de Burgos, a este periódico cuando hace un mes le preguntábamos por esta cuestión.

Foto: EFE.
Foto: EFE.

¿Qué pasa si el estudio se hace en España?

Aunque España no llegue a los niveles de contaminación de las ciudades chinas, lo cierto es que la calidad del aire tampoco es para tirar cohetes. ¿Qué pasaría si la investigación de la Universidad de Harvard, centrada en EEUU, se replicase con datos españoles? Jiménez Ruiz considera que las conclusiones pueden ser extrapolables, aunque cree que hay que valorar también el importante efecto que está teniendo la cuarentena en la disminución de partículas finas en el ambiente en estas últimas semanas.

A finales de 2019, la revista 'The New England Journal of Medicine' publicó un amplio internacional que incluía la medición de los niveles de partículas contaminantes en 19 ciudades españolas, y la mayoría rebasaban los límites establecidos por la OMS. En concreto, 12 de ellas (Barcelona, Valencia, Sevilla, Albacete, Toledo, Valladolid, Bilbao, Huesca, Madrid, Oviedo, Palma de Mallorca y San Sebastián) tenían una concentración de partículas PM2,5 excesiva. Por el contrario, los niveles de León, Cáceres, Las Palmas, Salamanca, Vitoria, Tenerife y Burgos cumplían con las recomendaciones.

Foto: EFE.
Foto: EFE.

Sin estudios epidemiológicos exhaustivos, es difícil valorar el impacto real que puede tener la contaminación en los datos de Covid-19. En el estudio de Harvard, puede haber influido lo extendida que esté la epidemia en cada uno de los diferentes condados de EEUU.

Tampoco sabemos si otras cuestiones atmosféricas, como las temperaturas, pueden ser un factor decisivo, ya que en España está existiendo cierta correlación entre las regiones más frías y las más afectadas por el virus, aunque los expertos siguen discutiendo esta cuestión. En cualquier caso, todo apunta a que la mala calidad del aire es un motivo de preocupación añadido.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios