EL SÉPTIMO PAÍS EUROPEO CON MÁS MORTALIDAD

El exceso de emisiones de los coches diésel causa una muerte cada dos días en España

Un estudio revela que la mitad de las muertes en España por altas emisiones de diésel se podrían evitar cumpliendo con los límites que establece la Unión Europea

Foto: En España la mitad de las muertes por contaminación se podrían evitar, según un estudio (EFE)
En España la mitad de las muertes por contaminación se podrían evitar, según un estudio (EFE)

En 2015 saltó a la luz pública que Volkswagen había instalado un software ilegal con el que sorteaba los controles de emisiones contaminantes. Fue lo que se bautizó como “Dieselgate” y obligó a los gobiernos y a la industria a admitir que las emisiones tóxicas en carretera eran más altas que las estimadas en las pruebas de laboratorio.

El impacto en la población de esta diferencia, sin embargo, no se ha conocido hasta ahora. En España, de las 370 muertes atribuidas directamente a las altas emisiones de gases diésel, en total 170 se podrían haber evitado cada año si se hubiesen respetado los límites de la Unión Europea, lo que se traduce en un fallecido cada dos días.

El endurecimiento de los controles de la UE se basa en pruebas obsoletas que las empresas automovilísticas pueden falsear

El diesel emite partículas finas (PM), del tipo 10 o 2.5, según las micras de tamaño. Al ser tan pequeñas, se infiltran en los tejidos corporales hasta los bronquios y otros órganos, provocando enfermedades pulmonares y cardiacas. Del mismo modo, y diferencia de la gasolina, también se cuela por los filtros antipartículas de los automóviles, que es lo que Volskwagen falseaba con su sistema.

De los 30 países analizados (los miembros de la UE más Noruega y Suiza), España ocupa el séptimo lugar en este ránking europeo de la muerte, según la investigación realizada por el Instituto Meteorológico de Noruega en cooperación con el Instituto Internacional de Análisis de Sistemas Aplicados y el departamento de Medio Ambiente de la Universidad Chalmers de Suecia. Para obtener los resultados, calcularon las PM extra generadas al superar los máximos permitidos y los correlacionaron con el riesgo a una muerte prematura.

Italia, Alemania, Francia y Reino Unido lideran la lista debido al mayor uso de coches diésel. Se calcula que el 70% de las muertes no se habrían producido cumpliendo los máximos permitidos en estos países.

"Si los coches diésel cumplieran con los límites de las emisiones de la UE, podrían haberse evitado unas 5.000 muertes", asegura Jens Borken-Kleefeld, experto en transporte del IIASA que eleva la cifra a 7.500 en toda Europa si además tuviesen el mismo máximo de emisión de óxido de nitrógeno permitido que los coches de gasolina.

El exceso de emisiones diésel son el resultado de las lagunas en el sistema de vigilancia ambiental de la UE. Los fabricantes de automóviles deben demostrar a las agencias de control nacionales que sus vehículos cumplen con los límites obligatorios, conocidos como "Euro". En los últimos años, la UE ha endurecido cada vez más estos valores (el más bajo es el Euro 6) para reducir la contaminación paulatinamente. Sin embargo, este mecanismo de certificación se basa en pruebas de laboratorio obsoletas que las empresas pueden falsear, por lo que se estima que en carretera se superan en hasta un 400% los límites establecidos.

En España, los que compraron un coche Volkswagen con el software ilegal aún se encuentran en litigios con la empresa automovilística, a diferencia de Estados Unidos, donde se comprometieron a indemnizar a los compradores. SIn embargo, esto sólo contempla los daños por la devaluación del vehículo. “La primera condena en España obligó a pagar 5.000 euros a un afectado y ahora estamos pendientes de que salgan nuevas sentencias en unos días”, apunta Carlos Martínez, abogado de Vidau Abogados que lleva los casos en Valladolid y Castilla y León. “Pero eso sólo resarce a los compradores, luego está el daño que ha generado en la sociedad por la contaminación, que es imposible de reclamar”, reconoce.

Como consecuencia del escándalo, la UE aceleró la introducción de pruebas reales de conducción diseñadas para garantizar una medida más realista de las emisiones de los automóviles. Este nuevo procedimiento acaba de ser obligatorio para los modelos de automóviles nuevos, pero se aplicará a todos los coches nuevos en dos años.

*Este artículo es parte de la investigación internacional sobre el DieselGate realizada por MobileReporter.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios