Es noticia
Menú
El invento que matará al iPhone se retrasa: Apple no quiere cometer el mismo error que Facebook
  1. Tecnología
SE DEMORA UNA VEZ MÁS

El invento que matará al iPhone se retrasa: Apple no quiere cometer el mismo error que Facebook

Las últimas filtraciones señalan que Apple no lanzará su visor de realidad mixta hasta finales de 2023. La parte del 'hardware' parece solucionada y es el 'software' lo que parece que se le está atragantando

Foto: Foto: Reuters/Yves Herman.
Foto: Reuters/Yves Herman.
Las claves
placeholder Ganar 100.000M no es suficiente: Apple tiene un plan y ya no es subirte los precios

Hace mucho tiempo que Apple demostró ser pésima guardando sus propios secretos. La mayoría de sus lanzamientos son ya, meses antes de verse sobre el escenario de Cupertino, diseccionados casi al milímetro a golpe de filtración. Estamos en diciembre y ya sabemos, por ejemplo, que el iPhone 15 y el iPhone 15 Pro tendrán USB tipo C, pero sus capacidades no son similares.

Otro caso singular son sus gafas de realidad virtual y aumentada, que son desde hace tiempo un secreto a voces. Tal es el grado de conocimiento que se ha alcanzado sobre este producto, que pretende llevar a la compañía a una nueva era de la informática personal y matar al iPhone como producto de referencia de la casa, que en los mentideros especializados daban por supuesto que ya habrían sido presentadas a estas alturas de la película. Pero no ha sido así. Y ahora todo apunta que sufrirán un nuevo retraso. No verán la luz, en el mejor de los casos, hasta finales de 2023.

Ha sido Ming-Chi Kuo, uno de los oráculos más fiables para arrojar pistas sobre los planes a corto plazo de Apple debido a sus fuentes en la cadena de producción, el que ha levantado la liebre. Este analista había colocado el lanzamiento comercial en el segundo trimestre del próximo año. Ahora, basándose en voces conocedoras del asunto, ha afirmado que el visor de Apple no verá la luz hasta el segundo semestre. La razón parece ser "problemas con el software". Estos contratiempos parece que también obligarán a reprogramar la puesta de largo de este invento, planificada en principio para el próximo mes de enero.

placeholder Prueba de concepto del visor de Apple. (EC)
Prueba de concepto del visor de Apple. (EC)

Podría celebrarse sí, pero no tendría sentido poner la miel en la boca de la gente y hacerles esperar ocho, nueve o 10 meses para poder comprar el aparato. No pega en la filosofía de lanzamientos de la compañía. Lo que sí parece claro, según las pistas que ha arrojado Ming-Chi Kuo, es que la producción en fábrica no se demorará. Empezará en los tres primeros meses del año, aunque todo apunta a que la primera tirada será tan solo de 500.000 unidades, una cifra lejos de la horquilla que estimaba el mercado, que apostaba por algún punto entre 800.000 y 1,2 millones.

Se sabe bastante sobre los componentes y el diseño de las gafas de realidad mixta de Apple, que podrían llamarse Reality One o Reality Pro, ya que la empresa está detrás de dos registros de esas marcas. Se espera que incluya un chip M2 como el de sus ordenadores, una minipantalla OLED para cada ojo con la mayor resolución que se ha visto en un dispositivo a día de hoy, así como un total de 10 cámaras colocadas en el exterior y en el interior del dispositivo. También suena con fuerza que haya una suerte de lector de iris, que funcione como lo hace Face ID, permitiendo desbloquear el dispositivo o realizar pagos sin necesidad de meter ningún tipo de clave.

Foto: El CEO de Meta, Mark Zuckerberg, en una imagen de archivo. Foto: Reuters.

Hay otros aspectos que también parecen más que evidentes. Por ejemplo, que será un casco inalámbrico como los que tiene Meta entre manos. Parece algo obvio, pero esta decisión no se consolidó hasta 2019. La idea de un casco al estilo HTC Vive que dependiera de un equipo fijo fue desterrada por la oposición frontal por parte de Jon Ive, el que fue el diseñador en jefe de la compañía; y su equipo. Según The Information, eso obligó a rebajar las ambiciones del proyecto y optar por un modelo sin cables, a cambio de renunciar a una parte de su potencia. A día de hoy, entre los grandes jugadores de un mercado que está en pañales, solo Sony parece insistir en mantener unido al usuario físicamente a una tercera máquina, en este caso la PlayStation 5. Sus gafas de VR han sido criticadas por optar por el cable.

Ni cables ni realidad virtual

Ive también fue el que inclinó la balanza en lo que se refiere al tipo de tecnología que ofrecería el nuevo dispositivo de Apple. Su equipo consideraba que la realidad virtual aislaba al cliente y que apostar por ello hubiese sido apostar en un vía que había fracasado ya en repetidas ocasiones. Por eso optaron por ese mix de cámaras externas e internas, para que los compradores pudiesen estar conectados con lo que les rodea.

Otro de los aspectos donde ya hay algunas certezas es el precio. Podrían costar hasta 3.000 dólares. Esa cantidad puede ser superior a este lado del Atlántico. Ya hemos visto cómo la paridad entre el euro y dólar ha desembocado en una suerte de appleflación en Europa, donde absolutamente todos los productos, menos el Apple TV 4K, han subido este curso. Ese rango le situará muy por encima del precio de otros jugadores como Meta, que tiene dos modelos en cartera: Quest 2, su visor más mundano, que cuesta 450 euros, y las Quest Pro, que fueron presentadas en EEUU a 1.500 dólares.

placeholder Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

El sistema operativo que gobernará este dispositivo se llamará finalmente xrOS, en lugar de realityOS, que es el nombre que se había venido barajando y que internamente se había utilizado. Ese cambio de referencia y los correspondientes registros de marca podrían indicar que el lanzamiento está más cerca que nunca. Por ahora se sabe que la compañía incluirá adaptaciones de realidad mixta de aplicaciones como mensajes, mapas o FaceTime, la app nativa de videollamadas de iOS, iPadOS y macOS.

El reto del contenido

Sin embargo, más allá de los posibles ajustes que Apple esté haciendo en el software, el principal problema que puede estar abordando es el del contenido. Y ese ha sido el principal problema también de Meta, que a día de hoy no parece haber dado en el clavo. La compañía antes conocida como Facebook, que ha apostado su futuro a eso que llaman el metaverso, puso en el centro de su experiencia Horizon Worlds, una especie de Second Life accesible con sus gafas, que es un auténtico páramo digital a día de hoy.

Foto: Geneva, confusa en World Horizons. (Meta)

Según Bloomberg, que cuenta en sus filas con Mark Gurman, uno de los mayores conocedores de los entresijos de la compañía; en Cupertino también se estarían planteando crear un espacio similar. Una información que ha extraído con base en las ofertas de trabajo disponibles. Sin embargo, otros de los posibles usos que está explorando la compañía son aplicaciones en el trabajo. Algo que es más o menos evidente, explica Gurman, por la implicación Yaniv Gur, un veterano de la compañía que estuvo involucrado en la suite ofimática de la compañía, así como en otras aplicaciones como Notas. Sea como sea, este parece un terreno incierto. Nada de lo que aquí se plantea parece suponer, a día de hoy, a priori, un elemento que vaya a implicar movilizaciones masivas de público. Meta también ha explorado la vía profesional, con una solución de videoconferencias en 3D que no parece haber pasado, a día de hoy, de lo anecdótico.

Otra de las vías que parece estar tanteando Apple es la transmisión de contenido en video 360. Esto es algo que quedó claro con la adquisición en mayo de NextVR, una compañía especializada en la emisión de competiciones deportivas en realidad virtual. Lo que parece claro es que Apple no quiere arriesgar a que un producto tan esperado como caro pueda decepcionar en sus primeros compases en el mercado. Eso es algo peligroso, como ha demostrado Meta en los últimos meses. No en vano, muchos creen que la manzana puede ser realmente la que convierta un mercado que a día de hoy es de nicho en un producto solvente con millones de usuarios en todo el mundo.

Hace mucho tiempo que Apple demostró ser pésima guardando sus propios secretos. La mayoría de sus lanzamientos son ya, meses antes de verse sobre el escenario de Cupertino, diseccionados casi al milímetro a golpe de filtración. Estamos en diciembre y ya sabemos, por ejemplo, que el iPhone 15 y el iPhone 15 Pro tendrán USB tipo C, pero sus capacidades no son similares.

Apple Watch
El redactor recomienda