Es noticia
Menú
Brimstone, el avanzado misil que acaba de comprar España y debe preocupar a Rusia
  1. Tecnología
Lo más sofisticado que está usando Ucrania

Brimstone, el avanzado misil que acaba de comprar España y debe preocupar a Rusia

España acaba de aprobar la compra de misiles Brimstone, un arma que Reino Unido acaba de enviar a Ucrania. Es un misil autónomo que usa inteligencia artificial y va a poner en serios aprietos a Rusia

Foto:  La adopción del Brimstone es un paso más en la línea de dotar a los aviones españoles con misiles europeos.
La adopción del Brimstone es un paso más en la línea de dotar a los aviones españoles con misiles europeos.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

La reunión del Consejo de Ministros de esta semana nos ha dejado una noticia que, curiosamente, interesa tanto en España como en Ucrania y Rusia. Este martes, el Gobierno aprobó un importante paquete económico de casi 470 millones para la compra de misiles antibuque, misiles aire-aire y sistemas de guerra electrónica para los F-18. Entre las partidas, hubo otra de vital importancia, la adquisición del nuevo misil Brimstone, de la empresa europea MBDA. Se trata de una de las armas más avanzadas del momento que, casualmente, se está usando ya en Ucrania y está trayendo de cabeza a Rusia.

España se dejará 43 millones de euros en la adquisición de estos misiles guiados de alta precisión que usarán los Eurofighter en misiones de ataque a tierra. Adquirir un arma de estas características era necesario y la elección de este modelo parece lo más acertado. Hasta ahora, lo más parecido que estaba empleando el Ejército del Aire y del Espacio era el AGM-65 Maverick, un misil muy conocido y eficaz, pero que solo está integrado en el F-18, por lo que el Eurofighter se queda huérfano. El Brimstone es un misil diferente, bastante más pequeño y diseñado con otro concepto, pero que ya se encuentra integrado en el caza europeo y listo para ser empleado por los aviones de la RAF británica. Por ello, su adquisición permitiría una rápida puesta en servicio con los aviones españoles.

Foto: La complejidad para trasladar material pesado, como estos carros T-80 rusos, es enorme. (EPA)

La adopción del Brimstone es un paso más en la línea de dotar a los aviones españoles con misiles europeos, complementando los de fabricación norteamericana. Tal es el caso de los AIM-9 Sidewinder y su equivalente europeo, el IRIS-T o el AIM-120 AMRAAM norteamericano y el Meteor europeo. Tanto el IRIS-T como el Meteor son modelos de muy buenas características y en algunos aspectos, superiores a los norteamericanos. Con el Brimstone, las capacidades de ataque a tierra de los Eurofighter se verán sensiblemente incrementadas, mientras que los F-18 —y los Harrier de la Armada— seguirán utilizando el probado Maverick, un misil muy versátil y con una gran variedad de versiones.

Visto en Ucrania

La otra noticia, la confirmación de que el Brimstone ha llegado a la guerra, fue una gran sorpresa. Son misiles que el gobierno británico anunció que se enviarían a Ucrania, pero ya se sabe que, a veces, entre los anuncios y los hechos, como mínimo pasa mucho tiempo. Que ya estén en el campo de batalla es algo importante por varios motivos.

El primero es que se trata de un misil muy moderno y sofisticado, es posible que el más sofisticado de los que ahora mismo se encuentran en manos ucranianas. Su utilización por parte de las tropas de Zelenski supone un verdadero dolor de cabeza para los rusos, pues es un verdadero destructor de blindados y, si bien eso no es nada nuevo por allí, sus modos de guiado y sobre todo sus modos de lanzamiento, sí introducen una serie de ventajas que pueden marcar la diferencia.

Otro de los detalles importantes es su plataforma de lanzamiento. El Brimstone se diseñó como arma para ataque a tierra, por lo que, de momento, solo se podía lanzar desde aviones. Su integración no debe ser nada sencilla, menos en aviones de diseño ruso, dado que es un arma con varias posibilidades de lanzamiento. Estos modos de lanzamiento precisan una parametrización por parte del piloto, que puede establecer unos objetivos e incluso un área de ataque. Este detalle es uno de los que dificultan su integración en un avión.

placeholder Eurofighter británico armado con misiles Brimstone. (Eurofighter/Jamie Hunter)
Eurofighter británico armado con misiles Brimstone. (Eurofighter/Jamie Hunter)

¿Cómo lo utiliza Ucrania? Pues por lo que se ha podido saber —y ver— los británicos ya estaban trabajando en plataformas terrestres para estos misiles y es lo que ha llegado a los campos de batalla ucranianos. Poco se sabe por ahora de su eficacia, pero a poco que funcione como los misiles ya probados, el efecto puede ser devastador.

Según algunas fuentes, los británicos habrían preparado unos lanzadores sobre plataformas de vehículos civiles, lo que les puede hacer difíciles de identificar y que, bien emplazados, pueden atacar columnas de blindados o buques próximos a la costa, causando grandes pérdidas. Por el contrario, siendo un material tan sofisticado, habrá que ver si las tropas ucranianas han sido suficientemente adiestradas o si son capaces de sacarle todo el partido.

Una última consideración es la duda que surge si, al final, es beneficioso entregar tal diversidad de armas diferentes en cantidades pequeñas. Hay una máxima que dice que a la guerra se va con lo que hay y que sería muy difícil, dado el enorme número de donantes al ejército ucraniano, que se pudiera estandarizar y aportar grandes cantidades de menos tipos de armas. Este razonamiento nos lleva a pensar dos cosas. Una que es posible que parte de esas armas entregadas a Ucrania se desperdicien. La otra es si en alguna medida interesa facilitar todo tipo de armamento porque, no olvidemos, la guerra es el mejor campo de pruebas para saber qué es lo que funciona y lo que no. Que se lo pregunten a los rusos.

El Brimstone

La idea de desarrollar este misil no es nueva y responde a un requerimiento de la RAF, que buscaba un misil de guiado autónomo. En principio parecía que el nuevo ingenio sería una evolución de los Hellfire (el AGM-114 que en España usa la Armada con sus helicópteros SH-60B), pero se introdujeron muchos cambios y el resultado final es bien distinto. Pesa tan solo 50 kg (un Maverick, por ejemplo, pesa entre 200 y 300 kg) y mide 1,8 metros de largo, dimensiones similares a las de un Hellfire. El precio, dependiendo de la versión, podría estar entre los 150.000 y 200.000 dólares. Su alcance es de unos 60 km lanzados desde un avión.

placeholder Misil Brimstone 2 montado bajo un Tornado-GR4. (UK MoD)
Misil Brimstone 2 montado bajo un Tornado-GR4. (UK MoD)

En su concepción se pedía que fuera del tipo dispara y olvida, es decir, guiado autónomo. También que resultara ligero, lo que permitiría que cualquier avión pudiera llevar muchos de estos misiles. Es decir, se buscó poder disparar más misiles ligeros que un número menor más pesados, aunque más potentes. Para su empleo en aviones utiliza un lanzador triple, por lo que un avión como el Eurofighter podría llevar hasta 18 misiles de este tipo.

El condicionante de ser del tipo dispara y olvida obligó a introducir un sistema de guiado por radar. Esto significa que el misil, una vez lanzado, busca por su cuenta los objetivos y, una vez que detecta uno, lo engancha y ataca. Es decir, una vez lanzado, el piloto no tiene ningún control sobre el misil. La versión con este tipo de guiado se introdujo en 2005 en la RAF, siendo sus aviones Tornado los primeros en utilizarlos, incluso en combate.

El problema de esta versión fue que, al emplearlo en escenarios de baja intensidad —léase Afganistán— la probabilidad de daños colaterales era grande, pues el misil ataca de manera autónoma. Esto propició de inmediato una evolución, el Brimstone 2, que añadía un sistema de guiado por láser, de tal manera que se podía seleccionar un objetivo concreto, pero con una diferencia frente a otros sistemas con este guiado, pues el Brimstone puede volar hasta el objetivo iluminado, pero el operador también puede interrumpir la iluminación y que, en la fase final, el misil utilice su radar para asegurar el impacto.

placeholder España equipará sus Eurofighter con misiles Brimstone. (Juanjo Fernández)
España equipará sus Eurofighter con misiles Brimstone. (Juanjo Fernández)

La evolución de estos misiles no solo afectó al sistema de guiado dual, sino a sus modos de lanzamiento, ya sofisticados en las primeras versiones. El misil está dotado de unos sensores de última generación y de inteligencia artificial. La mezcla es letal. Con el radar de onda milimétrica y alta frecuencia (94 GHz) es capaz, no solo de detectar el objetivo, sino de sintetizar sus formas, de tal manera que puede discernir entre objetivos civiles y militares, obviando los primeros y seleccionando de entre los segundos, los que identifique como más prioritarios. Es tal su precisión que es capaz incluso de elegir la zona ideal para impactar en un carro de combate. Su destrucción es casi segura, pues lleva una cabeza de guerra con dos ojivas en tándem, la primera abre hueco entre los blindajes reactivos y la segunda perfora.

Pero hay más. El Brimstone se puede lanzar en salvas de tres o más misiles y con varios modos. Puede ser que se lancen sobre una columna de blindados; los misiles, empleando su IA, harán un ataque escalonado, de tal manera que cada ejemplar vaya eligiendo un objetivo, sin atacar dos misiles al mismo. También pueden ser lanzados en una dirección y, a partir de un determinado momento, se pondrán a buscar y atacarán lo que encuentren en el camino. Un último modo es el de búsqueda por zona, en la que el operador o piloto asigna una determinada área. Los misiles volarán hacia allí y realizarán la búsqueda y ataque dentro de los límites establecidos. Esta modalidad puede ser idónea si, por ejemplo, se sabe que hay artillería actuando, pero va cambiando de posición.

El Reino Unido anunció el envío de más de 1.000 de estos misiles. Se creía que todos iban a ser de la primera versión, que no es poco, pero las últimas informaciones e imágenes hacen pensar que se trataría también de la versión evolucionada con guiado dual. Rusia debería preocuparse.

La reunión del Consejo de Ministros de esta semana nos ha dejado una noticia que, curiosamente, interesa tanto en España como en Ucrania y Rusia. Este martes, el Gobierno aprobó un importante paquete económico de casi 470 millones para la compra de misiles antibuque, misiles aire-aire y sistemas de guerra electrónica para los F-18. Entre las partidas, hubo otra de vital importancia, la adquisición del nuevo misil Brimstone, de la empresa europea MBDA. Se trata de una de las armas más avanzadas del momento que, casualmente, se está usando ya en Ucrania y está trayendo de cabeza a Rusia.

Ucrania Conflicto de Ucrania
El redactor recomienda