Es noticia
Menú
Seis gráficos para entender los 'unicornios': así se monta una empresa de 1.000 millones
  1. Tecnología
¿DE DÓNDE SON? ¿CUÁNDO LO FUERON?

Seis gráficos para entender los 'unicornios': así se monta una empresa de 1.000 millones

Las empresas que superaron los 1.000 millones de dólares de valoración se disparan a raíz de la pandemia. Aquí va una radiografía de las empresas, sus negocios o sus lugares de procedencia

Foto: Ilustración: Learte.
Ilustración: Learte.

Solo en lo que llevamos de año, 125 empresas han superado la barrera de los mil millones de dólares de valoración. Eso supone casi ocho nuevos unicornios cada semana de las 16 que llevamos. Se les lleva identificando con esta etiqueta desde 2013, cuando Aileen Lee, reputada inversora de capital riesgo, utilizase a la criatura mitológica para definir a aquellas 'startups' que superaban la gran 'criba' inicial (por aquel entonces solo una de cada 10 superaba los tres años de edad) y su precio alcanzaba al menos las siete cifras sin una oferta pública de venta de por medio. Cuando esto ocurre y salen a bolsa o son adquiridas por una compañía que ya juega en los mercados bursátiles, pierden ese estatus para convertirse en monturas empresariales tradicionales, con otras reglas y otras costumbres. En este grupo, las que dejaron el club, hay casos muy conocidos como puede ser el de Uber, Didi o Airbnb, por citar algunas.

Desde que Lee acuñase la expresión, especialmente en los últimos años, hemos sido testigos de cómo cientos de empresas anunciaban rondas de financiación que les colocaban en esta liga. Tantas que cuesta seguirles el ritmo. Este explosivo ascenso obligó, incluso, un par de años más tarde, a crear una nueva expresión para diferenciar los unicornios más prometedores y valorados de los que conseguían lograr ese estatus por la mínima. De ahí nace la expresión 'decacornio', que utiliza el prefijo griego 'deca' para definir a aquellas que superan la barrera de los 10.000 millones de dólares.

Foto: Imagen: El Confidencial.
EEUU, contra los monopolios de Silicon Valley: el pulso que va a cambiarlo todo
Michael Mcloughlin Infografía: Laura Martín Gráficos: Marta Ley

Otro pulso entre EEUU y China

EEUU lidera esta carrera, con 569 de los 1.083 unicornios existentes, según CB Insights, una consultora que se ha convertido en una suerte de Wikipedia de la inversión tecnológica y científica y cuya base de datos hemos desgranado y utilizado en Teknautas para este análisis. Le sigue China, muy distanciada, con 174 compañías valoradas por encima de los mencionados guarismos. Solo entre ambas suman casi el 70%. Si los estadounidenses ganan en la cantidad, la segunda potencia del mundo se impone en el podio con dos de los tres cajones.

El unicornio más valorado del mundo es ByteDance, propietaria de TikTok. Superó los 1.000 millones en 2017. Un lustro después, el que quiera comprar la compañía tendría que pagar 140.000 millones de dólares. Le sigue, con la medalla de plata, SpaceX, la aventura para la exploración espacial que montó Elon Musk. El tercer puesto es para Shein, la plataforma de 'e-commerce' china que amenaza el reinado de AliExpress. La primera empresa europea, Klarna, aparece cerrando el top 5. Se trata de una de las mayores 'fintech' de todo el planeta y uno de los mayores 'promotores' en Occidente del 'compra ahora, paga después'. Para encontrar el primer representante patrio de los tres que actualmente hay en la lista hay que ir hasta el puesto 369, donde aparece Jobandtalent, que supera los 2.600 millones de dólares de precio de mercado.

Solo tres unicornios españoles

Como decimos, solo hay tres empresas españolas que a día de hoy hayan alcanzado la condición de unicornio y la mantengan. La mentada plataforma de empleo, junto a Cabify (puesto 638, 1.400 M) y TravelPerk (puesto 684, 1.300 M). No son los únicos que han existido en nuestro país. Un buen ejemplo es Glovo, aunque al ser adquirida por Delivery Hero desapareció de este listado. Wallbox, empresa dedicada a los cargadores para coches eléctricos, dejó de serlo tras salir a bolsa a través de una SPAC.

Si bajamos al detalle y nos fijamos en el reparto ya no solo por países sino por ciudades o áreas geográficas, vemos que Silicon Valley sigue siendo el epicentro del emprendimiento mundial y donde se concentra, tanto en San Francisco como en otras poblaciones de la costa californiana, un mayor número de estas empresas. Sin embargo, al otro lado del país, en Nueva York, también encontramos otra área de concentración importante. Más distanciadas aparecen ciudades como Chicago (con 16) o Miami (con seis).

Foto: Un repartidor de Glovo circula por Barcelona. (Reuters/Nacho Doce)

Sin embargo, habrá que ver cómo evoluciona este mapa en los próximos años, después de la fuerte apuesta que han hecho las autoridades de la capital de Florida por atraer a la industria cripto a su territorio, un plan que ha empezado a dar sus primeros frutos tras la pandemia. Si nos fijamos en China, encontramos un panorama mucho más equilibrado, con Pekín al frente, pero con un alto número de unicornios en ciudades como Shanghái o Shenzen (conocida como el Silicon Valley de aquel país), así como en la vecina Hong Kong.

En Europa, que se encuentra muy lejos en cifras, destacan Francia, Reino Unido o Alemania con 24, 43 y 28, respectivamente. Destaca el crecimiento que ha experimentado la India, que tras sumar 34 nuevos unicornios el año pasado y 11 en este 2022, suma ya 65 y se coloca en tercera posición. Esto da fe del interés de aquel estado, el segundo más poblado del mundo.

Este interés no solo se limita al emprendimiento tecnológico. No hay que olvidar cómo grandes fabricantes de electrónica se han establecido allí e incluso han creado marcas específicas para ese mercado, como el caso de Xiaomi y POCO, aunque luego reaprovechen esos productos en otros países. Para reforzar esta tendencia y atraer nuevas empresas e inversiones de esta industria, el Gobierno puso en marcha un primer paquete de subsidios en 2021 por valor de 6.500 millones para el sector tecnológico. De momento, parece que los primeros síntomas son positivos.

La India, como otros tantos, se ha beneficiado del 'boom' experimentado a raíz de la pandemia. Desde hace un lustro, el número de nuevos unicornios que surgían cada año se situó por encima de los 100. Sin embargo, en el 2021 se rompieron todos los registros, ya que la actividad de los distintos fondos de inversión espolearon a 520 empresas a superar la barrera de los 1.000 millones de dólares de valoración.

Si sumamos las estimaciones actuales, la valoración global de ese grupo de 'startups' es superior al billón de dólares. La tendencia, aunque parece no ir tan disparada desde enero, lo cierto es que también se sitúa muy por encima de los valores prepandemia.

Hay un cambio de paradigma. Cada vez entran más unicornios en la lista, sí, pero las valoraciones medias han caído respecto al pasado. La valoración media de los que se estrenaron en 2021 se situó en 2.240 millones de dólares, frente a los 6.400 de los de 2017 o los más de 32.000 de hace una década. En resumen, más huevos, pero en más cestas.

Por sectores, hay dos que destacan de manera muy singular, como es el 'fintech' y ese cajón de sastre identificado como 'software' y servicios digitales, que son los que más unicornios acumulan. A la tradicional popularidad de las 'startups' de comercio electrónico, se suma ahora un repunte, llamativo en términos porcentuales, de las soluciones de logística y reparto, sectores que han sufrido mucho desde que el covid irrumpió en nuestra vida; o áreas como la ciberseguridad o la educación digital.

Aunque los registros de CB Insights no permiten saber exactamente qué cantidad pone cada inversor en cada firma, sí que hay información suficiente para saber qué grupos y fondos de capital son más activos a día de hoy. Por ejemplo, Sequoia Capital, fundada en Menlo Park, donde también se encuentra la sede de Meta, tiene un pie metido en 120 unicornios. Le siguen sus vecinos de Accel y uno de los fenómenos más recientes, Tiger Global, un fondo neoyorquino que ha iniciado una fuerte política de inversión con el fin de hacerse fuerte en un escenario en el que el dinero de Silicon Valley había sido el que mandaba tradicionalmente.

Solo en lo que llevamos de año, 125 empresas han superado la barrera de los mil millones de dólares de valoración. Eso supone casi ocho nuevos unicornios cada semana de las 16 que llevamos. Se les lleva identificando con esta etiqueta desde 2013, cuando Aileen Lee, reputada inversora de capital riesgo, utilizase a la criatura mitológica para definir a aquellas 'startups' que superaban la gran 'criba' inicial (por aquel entonces solo una de cada 10 superaba los tres años de edad) y su precio alcanzaba al menos las siete cifras sin una oferta pública de venta de por medio. Cuando esto ocurre y salen a bolsa o son adquiridas por una compañía que ya juega en los mercados bursátiles, pierden ese estatus para convertirse en monturas empresariales tradicionales, con otras reglas y otras costumbres. En este grupo, las que dejaron el club, hay casos muy conocidos como puede ser el de Uber, Didi o Airbnb, por citar algunas.

Empresas
El redactor recomienda