Es noticia
Menú
Nunca pensé comprarme un PC de Samsung hasta que he visto esto en el Mobile
  1. Tecnología
Y TÚ TAMPOCO, SÉ SINCERO

Nunca pensé comprarme un PC de Samsung hasta que he visto esto en el Mobile

El protagonismo del día cero de la gran feria de la telefonía móvil recae en uno de los grandes fabricantes de 'smartphones', que trae sus nuevos y prometedores equipos con Windows 11

Foto: Samsung Galaxy Book 2 Pro. (M. Mcloughlin)
Samsung Galaxy Book 2 Pro. (M. Mcloughlin)

Piensen en las marcas a las que recurrirían para comprarse un portátil o un ordenador de sobremesa. Quizá los más sibaritas y convencidos respondiesen rápidamente que Apple y sus solventes, pero costosos, MacBooks. Sin embargo, una gran mayoría hablaría de Lenovo, Asus, HP o Dell, fabricantes tradicionales que están grabados a fuego después de verlos durante tantos años en los lineales y catálogos de las tiendas de electrónica. Lo más probable, siendo sinceros, es que muchos pasen de nombres concretos y metan en la caja de búsqueda de Google, Amazon o la web de turno el presupuesto que manejan a la espera de que aparezca un resultado milagroso que les permita decantarse rápidamente con seguridad. El nombre que difícilmente creo que vendría en un primer instante a mi cabeza (y a la de muchos) sería Samsung, una compañía cuya imagen se asocia más a teléfonos móviles, tabletas, televisiones e incluso electrodomésticos.

Foto: Vista del Samsung S22 Ultra y S22 Plus. (EC Diseño)

Sin embargo, esto ha cambiado. Nunca se me habría ocurrido comprar un PC de la compañía hasta que he visto sus nuevos Galaxy Book 2 Pro en el día cero del Mobile World Congress, que regresa mañana a Barcelona después de la cancelación de 2020 por culpa del coronavirus y el gatillazo pandémico de verano de 2021. Que uno de los mayores fabricantes de 'smartphones' del mundo acuda a la gran cita de la telefonía móvil con dos portátiles ya es bastante indicativo de lo que se puede esperar estos días en la Ciudad Condal: poco móvil, prácticamente ningún 'pepino' y casi todo el protagonismo en productos secundarios que suelen quedar eclipsados en otras ocasiones.

Portátiles muy finos

Este domingo, los surcoreanos han abierto fuego con dos portátiles que pretenden que aquellos que quieran un equipo prémium que trabaje con Windows se decanten por ellos. Por una parte, está el Galaxy Book 2 Pro, disponible en dos tamaños, que se postula como un equipo muy fácil de llevar de lado a lado, ya que la versión con pantalla de 15,6 pulgadas pesa poco más de un kilogramo. Completa el lanzamiento el Galaxy Book 2 Pro 360, uno de esos equipos con bisagra que permiten utilizar el portátil también como tableta o como una pantalla externa con caballete.

placeholder Galaxy Book 2 Pro 360. (M. McLoughlin)
Galaxy Book 2 Pro 360. (M. McLoughlin)

Quizá, por ser un formato más arraigado entre el común de los mortales, el primer modelo llama más la atención. El Galaxy Book 2 Pro es un portátil ultrafino. La versión de 13,3 pulgadas mide apenas 11,2 milímetros. Poco más que un móvil. La de mayor, 11,7 o 13,2 mm, dependiendo de si se opta por una gráfica integrada o no. La báscula parece indicar que el peso también es bastante bueno. Tenemos 0,87 kilogramos en la versión más compacta. Es realmente llamativo cuando uno lo coge en las manos.

Y poco más de 1,1 kg en sus hermanos mayores. El diseño apuesta por los acabados metálicos (rematados en plateado o en gris grafito) pero con una aleación de magnesio similar a la que ya vimos en los Gram de LG. Son ligerísimos. No se trata de copiar o no copiar. Es una fórmula que funciona.

El Galaxy Book 2 Pro cuenta con un puerto USB tipo C Thunderbolt 4, un USB 3.2, conector HDMI, puerto para auriculares así como ranura para tarjetas microSD. En el caso del modelo de mayores dimensiones, existe también la posibilidad de adquirirla con ranura para nano SIM. Ustedes verán si le van a calzar una línea de telefonía a un ordenador, una idea que la industria está empezando a vender y que todavía no termina de calar.

placeholder Samsung Galaxy Book 2 Pro 360. (M. McLoughlin)
Samsung Galaxy Book 2 Pro 360. (M. McLoughlin)

Ambos cuentan con un teclado Island Type retroiluminado. Las teclas se sienten cómodas y con recorrido suficiente a la hora de teclear. Lo mismo ocurre con el 'trackpad'. Me ha sorprendido gratamente en el rato que hemos podido tener contacto con él. Cuenta con lector de huellas en el botón de encendido. Además, para aumentar la privacidad del equipo, esta pieza se gobierna desde un chip independiente, de manera que tus huellas dactilares se almacenan en un 'cajón' aparte e inconexo, de forma que si el ordenador se ve comprometido, sería más difícil acceder a estas credenciales.

En el diseño, el Galaxy Book de Samsung cumple todo lo que se puede pedir a un PC de alta gama

La pantalla en ambos casos es una AMOLED que no se sube a la parra en lo que a resolución se refiere y opta por quedarse en un contenido pero efectivo Full HD. Una referencia que también se utiliza para la cámara, que graba a 1080p y ofrece un ángulo de visión de 87 grados. Incluye una serie de herramientas, como cancelación de ruido que se aplica en los dos extremos, de manera que cancelará los sonidos molestos que hay a tu alrededor, pero también promete la señal de tu interlocutor. En lo que concierne al audio, tenemos dos altavoces estéreos 'afinados' por AKG y compatibles con Dolby Atmos. En el caso del modelo más grande podrán ofrecer más potencia que en el pequeño con un máximo de 5 W frente a cuatro.

placeholder El Galaxy Book 2 Pro. (Foto: M. Mcloughlin)
El Galaxy Book 2 Pro. (Foto: M. Mcloughlin)

Intel Core de 12 gen: ¿la redención?

Son equipos, como decíamos, que funcionan con Windows 11. Como ya dijimos en la 'review' de la Surface, Windows sigue siendo Windows, pero lo cierto es que en su última entrega el sistema operativo ha ganado enteros en una de las partes donde solía salir mal parado en la comparación con macOS: la visual. Hay menús más claros, el estilo es más minimalista...

Foto: Vista de un circuíto de Intel. Foto: Reuters

En definitiva, que todo se ve mejor. Los motores escogidos en este caso son los procesadores Intel Core de duodécima generación (tanto i5 como i7), unos chips con los que el mayor fabricante de circuitos integrados del mundo pretende resarcirse de las calabazas que Apple le dio cuando creó los suyos propios con arquitectura ARM y no x86. En esta ocasión, estas piezas prometen un diseño modular que les permita combinar módulos de alto rendimiento y alta eficiencia, pudiendo crear equipos que sean más versátiles, adaptándose a los que necesiten más fuerza bruta, pero también a los que necesiten más pulmón y aguante. Habrá que ver con el paso del tiempo si Intel consigue contrarrestar el golpe de efecto que supusieron en su momento los M1 y, posteriormente, los M1 Pro y los Mi 1 Max.

placeholder Teclado de los nuevos Galaxy Books 2 Pro. (M. Mcloughlin)
Teclado de los nuevos Galaxy Books 2 Pro. (M. Mcloughlin)

Los Galaxy Book 2 Pro se podrán configurar con 8 GB de RAM, 16 o incluso para los que quieren una auténtica bestia, 32 GB. La gráfica por defecto será una Intel Iris X, pero en el caso superior tenemos la posibilidad de apostar por el nuevo sistema Intel ARC. Se trata de una nueva GPU que promete poder crear portátiles capaces de mover juegos pesados sin tener que recurrir a un modelo 'gaming'. Lo cierto es que este es un perfil cada vez más habitual. Personas que quieren tener un equipo de trabajo, pero que tenga la cintura suficiente como para poder mover juegos relativamente pesados. El almacenamiento correrá de la mano de SSD que podrán tener hasta un 1 TB de capacidad.

La duodécima generación de Intel quiere quitarse los complejos producidos por el M1

La batería en el modelo pequeño es de 63 W. En el grande de 68 W. Según las cifras de Samsung, siempre a coger con pinzas estas promesas, puede aguantar hasta 21 horas de reproducción de video continuada. Lo mejor, el adaptador de 65 W, que ofrece carga rápida y que cuenta con conector USB, pudiéndose utilizar para cargar tabletas y móviles. En el apartado de conectividad, por cierto, cuenta con wifi 6E y BT 5.2. El de 15,6 pulgadas cuenta con conexión 5G.

placeholder La nueva familia de portátiles. (M. Mcloughlin)
La nueva familia de portátiles. (M. Mcloughlin)

También con bisagra

El Galaxy Book 2 Pro también llegará, como adelantamos, en modelo con bisagra con la opción de decantarse por los mismos tamaños que el modelo estándar. Lo cierto es que comparte muchas de las configuraciones de sus hermanos, pero obviamente tiene algunas particularidades. La primera, que incluye, el SPen para poder trabajar sobre la pantalla táctil. El lápiz digital mejora su respuesta para evitar retrasos cuando se dibuje o se escriba. Destacar, entre muchas otras, la función de borrador mágico del editor de fotos que se ha visto ya en algunos móviles llega a este portátil para poder editar rápidamente objetos no deseados en nuestras imágenes, aunque los resultados tampoco son milagrosos, tal y como hemos podido comprobar en dispositivos como los Galaxy S22 o los Pixel 6 de Google.

placeholder Samsung Galaxy Book 2 Pro 360. (M. McLoughlin)
Samsung Galaxy Book 2 Pro 360. (M. McLoughlin)

En lo que se refiere a la gráfica, este equipo no puede configurarse en ningún caso con ARC y tampoco dispone de conector HDMI. Los fines y los públicos de cada equipo son diferente.

Si lo que necesitas es una pantalla secundaria podrás utilizar la opción 'sidecar' si tienes una tableta Samsung, algo también posible en los modelos Book 2 Pro a secas. Samsung no se ha limitado a implementar Windows 11, sino que ha incluido una serie de mejoras de factura propia. Entre ellas subrayar las dedicadas a la privacidad, como puede ser la posibilidad de crear carpetas privadas y encriptadas en tu árbol de archivos; la plataforma para portar el contenido de tu viejo ordenador al nuevo fácilmente así como nuevas integraciones con el smartphone, facilitando compartir contenido, documentos, imágenes, mensajes o contestar llamadas desde el portátil.

Los ordenadores de Samsung prometen mucho. Por ello son capaces de posicionarse hasta en la cabeza de los que no tienen en mente a los asiáticos para hacerse con un portátil. Eso sí, siguen teniendo una barrera importantísima: el precio. Aún no se sabe a qué coste saldrán en España, pero viendo la anterior generación y teniendo en cuenta las especificaciones de los dispositivos, ya se puede tener la certeza de que no van a ser aparatos asequibles.

Piensen en las marcas a las que recurrirían para comprarse un portátil o un ordenador de sobremesa. Quizá los más sibaritas y convencidos respondiesen rápidamente que Apple y sus solventes, pero costosos, MacBooks. Sin embargo, una gran mayoría hablaría de Lenovo, Asus, HP o Dell, fabricantes tradicionales que están grabados a fuego después de verlos durante tantos años en los lineales y catálogos de las tiendas de electrónica. Lo más probable, siendo sinceros, es que muchos pasen de nombres concretos y metan en la caja de búsqueda de Google, Amazon o la web de turno el presupuesto que manejan a la espera de que aparezca un resultado milagroso que les permita decantarse rápidamente con seguridad. El nombre que difícilmente creo que vendría en un primer instante a mi cabeza (y a la de muchos) sería Samsung, una compañía cuya imagen se asocia más a teléfonos móviles, tabletas, televisiones e incluso electrodomésticos.

Samsung
El redactor recomienda