Es el momento de conectar tu 2ª residencia a internet: estas son las mejores opciones
  1. Tecnología
Fibra, satélite o 4G para tu 2ª casa

Es el momento de conectar tu 2ª residencia a internet: estas son las mejores opciones

Con la movilidad totalmente recuperada, vuelven los viajes a las segundas viviendas y los veranos lejos de casa. Y ofertas para conectarlas a internet hay de sobra, pero ojo con la letra pequeña

placeholder Foto: Fibra, 4G o satélite, todas las opciones para conectarse a internet desde segundas residencias. (EFE)
Fibra, 4G o satélite, todas las opciones para conectarse a internet desde segundas residencias. (EFE)

Los operadores de telefonía quieren ser nuestros grandes suministradores de servicios. Por eso no paran de incorporar nuevos productos a su oferta: tarifas de energía, alarmas, telemedicina... Tampoco se olvidan de que muchos usuarios pueden tener una segunda vivienda que conectar a internet, y para ellos también hay ofertas para que no se vean tentados por las ofertas de sus competidores. Como si de añadir líneas móviles adicionales se tratara, los cuatro grandes operadores tienen tarifas para esas segundas residencias, aunque no todos tiran de la misma tecnología.

Movistar ofrece conexiones de fibra limitada a 10 Mbps de velocidad o ADSL desde 15 euros al mes, que sube a desde 21,99 euros al mes si se opta por la fibra a 300 Mbps. La cuota mensual depende de la Fusión contratada en el hogar principal, siendo los que menos pagan los clientes de Fusión Total. La ventaja de la opción de Movistar es que no tiene permanencia y además su cobertura de fibra es bastante extensa. Toca pagar 50 euros de alta, aunque con la promoción actual no se pagan las cuotas de mayo y junio. Y un matiz importante: el dueño de esa segunda residencia tiene que ser el mismo titular de la Fusión.

Foto: Una mujer camina por la carretera de Navacepedilla de Corneja. (David Brunat)

Las apuestas de Orange y Yoigo son similares a la de Movistar, optando por la fibra para segundas viviendas, pero con un gran inconveniente: 12 meses de permanencia. Y la penalización por baja anticipada no es barata, son hasta 150 euros, por lo que son tarifas poco indicadas para casas de veraneo o de fines de semana. En el caso de Orange, las cuotas mensuales son de 24,95 euros, con fibra a 300 Mbps o ADSL, 34,95 euros con 600 Mbps y 44,95 con 1 Gbps. En Yoigo, las cuotas a pagar son de 19 euros por fibra a 100 Mbps, 29 euros por 600 Mbps o 39 euros por 1 Gbps.

La apuesta distinta y original, con sus ventajas y desventajas, para conectar a internet segundas viviendas la pone Vodafone. Su oferta es una conexión vía 4G, con un 'router' en cesión, que incluye datos ilimitados a cambio de 24 euros al mes. Mucho más fácil de instalar, lo envían todo listo para funcionar, y sin depender de la cobertura de fibra. La pena es que siendo una conexión móvil, sus condiciones limitan su uso al domicilio indicado por el usuario. La opción de Vodafone también tiene una permanencia de un año, pero con una penalización bastante reducida, de 50 euros, y con la opción de evitar plazos pagando los 75 euros de precio del 'router'.

Foto: Foto: Pixabay.

Opciones seas del operador que seas

Todas las anteriores ofertas están condicionadas a tener con la misma compañía un 'pack' de fibra y móvil. Además, a no ser que un usuario quiera tener su segunda vivienda conectada a internet todo el año, no son motivo para cambiar de compañía en el hogar principal por unas semanas. Por eso, si no eres usuario de esos operadores o sus ofertas específicas para estos casos no te encajan (por tener que instalar fibra, por la permanencia...) no hay problema, porque hay más opciones para conectar un hogar a internet sin ataduras.

Las opciones más indicadas son las tarifas de 4G en casa, pensadas para estos supuestos. Las mejores opciones para no tener ataduras ni incurrir en grandes gastos pasan por dos opciones: el Planazo Internet en casa de LlamaYa o el Internet 4G en Casa de Orange. La primera opción es una tarifa prepago, con su facilidad de contratación y cero compromisos, con 120 GB (sin posibilidades de ampliación) por 30 euros cada 28 días. La opción de Orange, solo disponible para ubicaciones fijas sin cobertura de fibra, incluye datos ilimitados a cambio de 39,95 euros, que se reducen en 10 euros si se tiene a su vez una tarifa Go o Love. Esta tarifa tiene un año de permanencia, evitable pagando 48 euros por el 'router' necesario, que en caso contrario está cedido en alquiler.

Si tu segunda vivienda tiene cobertura 4G, te ahorras instalaciones y permanencias

Todo lo anterior puede chocar a muchos, existiendo las tarifas móviles con datos ilimitados. Y sí, tirar de ese tipo de tarifas, en principio pensadas para usarlas en un móvil, es tentador pero, ojo, que todos los operadores tienen alguna cláusula que habla de "usos razonables" y similares que pueden esgrimir en caso de que sus tarifas se usen exclusivamente para compartir datos con otros dispositivos.

Igualmente, la oferta más tentadora del momento puede ser el Contrato Infinito de Movistar, que con una cuota mensual que habitualmente es de 39,95 euros al mes, ahora se puede contratar por 19,98 euros al mes durante tres meses, incluso en altas de número nuevo. Lo justo para cubrir todo el verano y sin restricciones en la calidad del vídeo o en velocidad que pueden tener otras tarifas de datos ilimitados.

La última opción: el satélite

placeholder Instalación de Eurona en una zona rural. (Foto: cedida)
Instalación de Eurona en una zona rural. (Foto: cedida)

En algunos casos, puede darse un problema que reduce mucho las opciones: la inexistencia de fibra, ADSL e incluso de cobertura móvil. Y aunque lo de la cobertura móvil, sea 3G o 4G (ya ni hablamos de 5G), puede tener solución, no todo está perdido. El último recurso para conectar aquellos lugares desconectados del mundo, y que también permiten desconectar, son las conexiones vía satélite.

¿Por qué son el último recurso? Porque además de que siempre tienen límite de tráfico, aunque las empresas lo intenten maquillar, el retardo (de casi un segundo) que introduce una señal que tiene que viajar de la tierra al cielo y vuelta hace que sea imposible jugar 'online' o mantener videollamadas sin sufrir ese retardo. Conocidos los inconvenientes del satélite, pero que al menos permite conectarse a internet con una velocidad que ya llega hasta los 100 Mbps de bajada y 10 Mbps de subida, las tarifas de este tipo de conexiones tienen cada día precios más asumibles.

El satélite tiene un gran retardo, pero al menos ofrece cobertura en cualquier lugar

La mejor opción a día de hoy son las tarifas de Eurona, que ofrece una conexión a 50 Mbps con 100 GB a máxima velocidad por 25 euros al mes que suben a 30 euros al mes tras un año, o 100 Mbps con 150 GB a máxima velocidad por 29 euros que suben a 35 euros tras un año. Estas tarifas antes costaban 70 y 100 euros al mes respectivamente, por lo que la rebaja es importante, aunque, ojo, tienen 18 meses de permanencia. La permanencia es algo común a todas las empresas que ofrecen internet por satélite, por la necesaria instalación y el coste del equipamiento, que son gratis gracias a subvenciones públicas.

Por si a alguien le resulta raro que no lo mencionemos, sí, hay un satélite que promete una latencia tan reducida que permitirá jugar 'online' y cero límites de tráfico. Es el famoso Starlink del no menos famoso Elon Musk. Pero su disponibilidad en España no se espera hasta finales de año, aunque ya acepta reservas previas. El precio de esta opción es acorde a la calidad que promete: 499 euros por el equipamiento, 60 euros por el envío y una cuota mensual de 99 euros. Será un gran avance para conectar lugares que solamente pueden recurrir al satélite, pero por su precio está más orientado a quien vive de continuo en una zona sin fibra ni 4G.

* Si no ves correctamente el módulo de suscripción, haz click aquí

Orange Yoigo Eurona
El redactor recomienda