deja de sufrir cada vez que trabajas fuera

Los programas que se 'comen' la batería de tu portátil y cómo hacer que dure mucho más

Los ordenadores tienen sus propios gestores para averiguar quiénes son los despilfarradores de batería, pero también puedes seguir ciertos trucos

Foto: Portátil cargando. (Foto: Travis Isaacs Magsafe / Flickr)
Portátil cargando. (Foto: Travis Isaacs Magsafe / Flickr)

Otra vez en busca del cargador, porque la batería se está acabando. Una situación común del día a día que irrita, sobre todo si el ordenador es nuevo. Entre las razones para este desgaste de la batería se encuentra una que a lo mejor no contemplamos: las ‘apps’ o el ‘software’ que está instalado en el ordenador. Para saber cómo frenar ese despilfarro de energía, tanto Windows como Mac tienen sus propios sistemas con los que detectar estas ‘fugas’. Además, hay trucos que valen tanto para uno como para otro sistema operativo.

Trucos para todos

Hay ocasiones en las que da igual que uses Windows o Mac: en ambos sistemas operativos hay trucos o acciones con las que la batería dura más. Por ejemplo, si no estás usando ni el wifi ni el Bluetooth, desconéctalos, porque consumen recursos de forma innecesaria. Hazlo, por ejemplo, en modos sin conexión como los de Netflix (en Windows 10 versión 1607 o superior), o cuando estés utilizando el procesador de textos, editando imágenes en Photoshop o preparando unas diapositivas. Acciones que no suelen necesitar de redes inalámbricas. En Windows, en el menú de suspensión del que te hablaremos después, también se puede activar una opción para que en esos momentos se apague el wifi.

Los modelos más nuevos permiten compartir nuestra ubicación con el sistema. Además de deshabilitarla para que no nos espíen, hacerlo nos conviene para que haya menos gasto de energía. Otra buena opción que crees tu propio plan de uso de la batería. Los sistemas operativos suelen tener un apartado en el que diseñamos cómo queremos que se haga el gasto. Dependiendo del modelo de sistema operativo, podemos elegir uno de los predeterminados o diseñar uno personalizado.

Un volumen alto, innecesario o excesivo no solo es malo para nuestros oídos, sino que consume energía de más. Por ello, plantéate si puedes bajarlo un poco o incluso apagar el audio si no lo estás usando.

Ciertos periféricos y las tarjetas SD pueden afectar al funcionamiento de la batería. (Imagen: Pixabay)
Ciertos periféricos y las tarjetas SD pueden afectar al funcionamiento de la batería. (Imagen: Pixabay)

Y si hay aplicaciones o ‘software’ que ralentizan el ordenador, también lo pueden hacer los periféricos. El ordenador consumirá más si estamos cargando con él nuestro teléfono móvil o algún otro dispositivo. Y volviendo al Bluetooth, ocurre lo mismo con un ratón o un teclado inalámbrico que se conecta con esta tecnología. Tampoco insertes las tarjetas SD, CD y DVD más tiempo del necesario.

No podemos olvidarnos del escritorio, ese lugar que muchas veces se convierte en repositorio de carpetas y documentos. Esto lleva a que el sistema trabaje más y a que la batería soporte el peso. Así, es mejor si guardamos los archivos en carpetas del sistema o guardar todo lo del escritorio en una sola carpeta.

En cuanto a las aplicaciones o ‘software’, en general los videojuegos y los editores de vídeo e imágenes suelen gastar muchos recursos sea el ordenador Windows o Mac, así que tenlos abiertos solo cuando los necesites y ciérralos cuando no. Por último, con pocas o con muchas ‘apps’ abiertas, una ayuda es tener siempre el sistema operativo actualizado. La razón es que alguna de las nuevas utilidades pueden ayudar a la vida de la batería.

La batería de tu portátil Windows

En el administrador de tareas de Windows 10 está la clave para gestionar la batería y que dure tanto como sea posible. Entre los procesos que tramita, está el de revisar el consumo de energía que realiza cada ‘app’ o ‘software’ en ejecución y aportar esa información a los usuarios.

Para entrar en el administrador de tareas, nos iremos al menú de inicio y buscaremos dicha opción (si no la vemos, siempre podremos teclearlo en el buscador, hasta que nos aparezca). Una vez dentro, pincharemos en la pestaña ‘Procesos’. Allí, ordenada en columnas, hay información tan variopinta como el uso de la red, las memorias, la CPU… También, la que más nos interesa: el consumo de energía y la tendencia de uso. Esta última columna nos dice la energía que ha consumido la herramienta (o, recordemos, un proceso) en los últimos dos minutos.

Este el momento en el que decidimos qué herramientas podemos cerrar para mejorar la duración de la batería. Hechas las comprobaciones oportunas para saber qué estamos usando, podremos determinar qué procesos nos sobran. Seleccionamos y pinchamos en ‘Finalizar tarea’, abajo a la derecha.

Este camino tiene un problema: que, como hemos dicho, solo indica el consumo de batería en los últimos dos minutos. Si quieres saber, por ejemplo, cuánto ha gastado un programa que ejecutaste la noche anterior y del que tienes sospechas, o uno que lleva varias horas en funcionamiento, tienes otra opción. Vete a ‘Configuración’; allí en ‘Sistema’ y, una vez dentro, en ‘Batería’. En este apartado se pueden ver, clasificadas, las aplicaciones que más batería han usado en un determinado periodo de tiempo del pasado. Con la información frente a tus ojos, decide qué programas están afectando más a la vida de la batería y elimínalos o ciérralos. También, Windows te da la opción de que le ordenes que se ejecuten en segundo plano.

Las ‘apps’ que se sincronizan automáticamente con otros dispositivos (como el correo electrónico, por ejemplo) también pueden desactivarse para reducir el consumo. Para ello, ve a ‘Configuración’ y allí a ‘Cuentas’. En el apartado ‘Cuentas de correo electrónico y aplicaciones’ tienes todas las opciones para administrar todo ese tipo de aplicaciones.

Otra forma de hacer que la batería dure lo máximo posible es estableciendo un plan de ahorro, como te comentábamos antes. De nuevo, acude al menú de ‘Configuración’ y ‘Sistema’, y allí accede a ‘Batería’. Verás una barra que se puede mover de izquierda a derecha; así, indicas el porcentaje de esta en el que quieres que empiece el plan de ahorro. También en este menú puedes gestionar notificaciones relacionadas con ella (por ejemplo, avisos para que eches mano del cargador o de que la pantalla brilla demasiado).

Windows 10 tiene muchas utilidades para gestionar la batería que consumen los programas y otras partes del ordenador. (Imagen: Unsplash)
Windows 10 tiene muchas utilidades para gestionar la batería que consumen los programas y otras partes del ordenador. (Imagen: Unsplash)

No son los únicos lugares en los que podemos realizar algunas gestiones para que nuestro ordenador ahorre energía. En ‘Pantalla’ decides cuánto tiempo tiene que pasar sin actividad para que esta se apague y entre en modo reposo. Y en el menú ‘Aplicaciones’ ve a ‘Reproducción de vídeo’, donde hay una opción para que la resolución baje cuando tengas poca batería; en concreto, es cambiar de ‘Optimizar para calidad del vídeo’ a ‘Optimizar para duración de batería’. De esta manera, tu ordenador aguantará más tiempo mientras ves una película o serie.

En Inicio/apagado y suspensión también puedes activar este modo, gracias al cual el ordenador queda encendido pero con un consumo bajo de recursos para que lo actives con rapidez cuando lo necesites. Un clásico de este menú de suspensión es configurarlo para que se active nada más cierres la tapa del ordenador; se desactivaría al volver a subirla.

Por último, las versiones de Windows más recientes incluyen un modo oscuro que también ahorra batería. En ‘Configuración’, nos vamos al menú ‘Colores’ y allí escogemos ‘Oscuro’.

Tanto en Mac como en Windows debemos tener un escritorio despejado. (Imagen: Unsplash)
Tanto en Mac como en Windows debemos tener un escritorio despejado. (Imagen: Unsplash)

La batería de tu portátil Mac

En los ordenadores Mac, el menú de estado de la batería, que se encuentra en la parte superior del escritorio, será el que nos dé la información básica sobre esta. Cuando cliquemos en él (es una barra de energía con un porcentaje al lado) podremos ver dos utilidades que nos ayudarán a gestionar el ahorro: el brillo de la pantalla y la cantidad de energía que están usando las ‘apps’.

En cuanto al brillo, si aparece resaltada la frase clica en ella y el brillo descenderá al 75%. Más abajo de esta opción, tenemos el menú ‘Aplicaciones que consumen mucha energía’. Solo con pinchar en él podrás comprobar si alguna de las ‘apps’ está chupando batería de más. Si no es así, el mensaje será algo así como ‘No hay ninguna aplicación que consuma mucha energía’. También, en los modelos más actuales, es posible vincular el brillo a la iluminación del entorno. Para ello, en las ‘Preferencias del Sistema’ del menú Apple vamos a ‘Pantallas’ y activamos la opción ‘Ajustar brillo automáticamente’. Los botones de la parte superior del teclado también ayudan a regular el brillo y, con ello, a mejorar la duración de la batería.

Pero si lo que quieres es saber cuáles son los programas o ‘apps’ que más están consumiendo en ese momento, tu menú es ‘Utilidades’, que está dentro de la carpeta ‘Aplicaciones’. Una vez dentro, selecciona ‘Monitor de actividad’. Arriba, en la pestaña ‘Energía’, te encontrarás con varias columnas; la que nos interesa ahora es la de ‘Impacto tecnológico’. Ahí puedes ver cuál es el programa que más está consumiendo en ese momento (en la columna de al lado tienes un consumo medio).

Imagen de la pestaña ‘CPU’ del monitor de actividad de un MAC. (Imagen: Apple)
Imagen de la pestaña ‘CPU’ del monitor de actividad de un MAC. (Imagen: Apple)

Si dentro de ‘Monitor de actividad’ pinchas en ‘CPU’ en vez de en ‘Energía’, podrás comprobar cuántos recursos se están usando de esta. Si ves que el porcentaje de alguna aplicación es mayor del 70% (el porcentaje lo sugiere Apple), entonces es mejor que la cierres, porque quizá algo falla.

Los modelos que tienen iluminación en el teclado también suponen un gasto extra de batería. Sin embargo, para ello también hay solución. En el menú ‘Apple’, pinchamos en ‘Preferencias del sistema’ y activaremos o desactivaremos ‘Ajustar brillo del teclado en condiciones de escasa iluminación’, según deseemos. También aquí podemos programar un periodo de tiempo para que el teclado se apague cuando no haya uso.

En el menú ‘Batería’, de ‘Preferencias del Sistema’, tenemos más opciones para comprobar cómo los programas afectan a la duración de la batería. Así, en ‘Reposo de la pantalla’ elegimos cuánto tiempo de inactividad ha de pasar antes de que la pantalla se apague. También ahí puedes ‘poner los discos duros en reposo cuando sea posible’ para ahorrar batería. Otro menú que te interesa es el ‘Economizador de Preferencias del Sistema’, que configura el ordenador cuando el portátil está inactivo.

Tú después de saber cómo gestionar las ‘apps’ y programas de tu Mac para que la batería dure más. (Imágen: Pexels)
Tú después de saber cómo gestionar las ‘apps’ y programas de tu Mac para que la batería dure más. (Imágen: Pexels)

Con todos estos trucos tu batería ganará unos minutos extra muy preciados. Ahora solo tienes que aplicarlos y tener cuidado con periféricos, volúmenes y brillos. La vida útil de la batería de tu ordenador portátil será mucho más prolongada de esta manera.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios