Es noticia
Menú
Portugal revienta los sondeos y da al socialista António Costa su anhelada mayoría absoluta
  1. Mundo
  2. Europa
LOS SOCIALISTAS GANAN LAS ELECCIONES

Portugal revienta los sondeos y da al socialista António Costa su anhelada mayoría absoluta

Por detrás del PS se sitúa el conservador Partido Social Demócrata (PSD) con un 27,80% de apoyo y 71 asientos asignados, según los resultados oficiales del Ministerio de Administración Interna

Foto: El primer ministro portugués, António Costa, rodeado de periodistas. (Reuters/Pedro Nunes)
El primer ministro portugués, António Costa, rodeado de periodistas. (Reuters/Pedro Nunes)

Pese a todos los sondeos de la última semana, que auguraban un reñido empate técnico izquierda-derecha y un fragmentado hemiciclo, el Partido Socialista (PS) del primer ministro António Costa ha ganado las elecciones celebradas este domingo en Portugal y ha logrado una histórica mayoría absoluta, según los resultados oficiales del Ministerio de Administración Interna. Se trataba de elecciones anticipadas, convocadas luego de que el presidente Marcelo Rebelo de Sousa disolviera la Asamblea de la República en diciembre pasado.

“Está claro que los portugueses quieren que el PS gobierne, pero aún hay que esperar los resultados finales”, dijo un cauteloso Costa tras conocer los primeros cómputos. No obstante, ya con el 99,13% escrutado, el PS ha logrado un 41,68% de votos, con lo que alcanzaría una histórica mayoría con 117 asientos. Es la segunda vez que el socialismo logra superar los 116 escaños, la barrera de la mayoría absoluta en una Cámara de 230. El partido podrá, por fin, gobernar por su cuenta, prescindiendo del Partido Comunista (PCP) y el Bloque de Izquierda, sus antiguos aliados en la geringonça.

Por detrás del PS se sitúa el conservador Partido Social Demócrata (PSD) con un 27,80% de apoyo y 71 asientos asignados, lo que confirma un retorno al bipartidismo con menos importancia de los partidos minoritarios.

El partido de extrema derecha Chega sería la tercera fuerza política por primera vez con un 7,15% de votos y doce puestos.

Iniciativa Liberal es la siguiente opción más votada (4,98%), seguida del Bloque de Izquierda (4,46%) y la Coalición Democrática Unitaria (CDU) que incluye al Partido Comunista de Portugal, que ha logrado un 4,39% de votos. Detrás quedan el Centro Democrático y Social-Partido Popular, Personas-Animales-Naturaleza y Libre.

Foto: Una terminal del puerto de Sines, en Portugal. (Reuters/Rafael Marchante)
¿Unir Atlántico con Mediterráneo? El sueño húmedo del canal seco España-Portugal
Alicia Alamillos. Sines/Elvas (Portugal)/Badajoz Infografía: Rocío Márquez

Un millón de confinados y una abstención a la baja

Portugal enfrentó estas elecciones legislativas con más de un millón de personas confinadas por el covid-19. Un explosivo aumento de contagios en el último mes llevó a que este fin de semana la Dirección General de Salud (DGS) cifrara entre 1.014.600 y 1.176.800 los portugueses aislados.

Temiendo una posible alta abstención, durante las últimas semanas fueron aprobadas medidas para incentivar la participación electoral, entre ellas el voto anticipado y la habilitación de una franja horaria especial para que las personas confinadas pudiesen acercarse a votar.

Foto: El líder de la ultraderecha portuguesa, André Ventura, durante la campaña presidencial. (EFE/Octavio Passos)

El propio presidente portugués, Marcelo Rebelo de Sousa, reconoció que estas se trataban de elecciones “diferentes”. En su tradicional mensaje del día previo a las elecciones, Marcelo admitió que “la pandemia, el cansancio y el conformismo son argumentos para no escoger”, pero que el ir a votar “es también una forma de decirnos que estamos vivos, y que nadie puede callar nuestra voz”.

Finalmente, la abstención en estas elecciones se acercó al 42%, bastante menor que el 60,7% registrado en las presidenciales de enero de 2021.

Amargura en los cuarteles del PSD

El Partido Socialista esperó los resultados en el 13º piso del hotel Altis de Lisboa, hasta donde Costa llegó poco después del cierre de las mesas. El primer cómputo llegó a las 20:00 y fue recibido con vítores.

A esa misma hora, en el comando del PSD los ánimos eran los peores. Pasillos vacíos y su líder, Rui Rio, desaparecido de las cámaras. Muy diferente del candidato que, más temprano en esta semana, le sugería a Costa “que aprovechara los últimos días de campaña para que en caso de perder, lo que es muy probable, pierda con dignidad”.

Antes de la medianoche, el PS contaba con cerca del 41% de los votos, mientras que el PSD sumaba poco más de 27%. “El ambiente no es el más positivo”, reconocía Alexandre Poço, miembro del PSD, a una periodista de la televisión portuguesa. La diferencia entre los dos principales partidos portugueses es la más alta desde 2005.

Antes de la medianoche, el PS contaba con cerca del 41% de los votos, mientras que el PSD sumaba poco más de 27%

Durante la noche, Rui Rio, líder del PDS, dejó entrever que si el PS conseguía la mayoría absoluta, dimitiría como líder del centro derecha.

Pero si el ambiente en el PSD era sombrío, el del Bloque de Izquierda era desolador. A las 21:30, en el Cine Capitólio de Lisboa había más periodistas que militantes del antiguo miembro de la Gerigonça. El de este domingo es uno de los peores resultados obtenidos por el Bloque en los últimos 20 años, pasando de tener 19 diputados a menos de media docena.

En los debates televisados previos a las elecciones, los líderes de la extinta Gerigonça no perdieron oportunidad de lanzarse recriminaciones cruzadas. Costa culpaba al Bloque de Izquierda por haber rechazado el presupuesto de Estado 2022 y, por ende, haber sumido al país en una crisis política “innecesaria”.

Lo concreto es que, junto al PSD, el Bloque fue uno de los principales perdedores de la jornada. Pasada la medianoche se confirmó también que el CDS-PP, uno de los partidos más tradicionales de la derecha portuguesa, había perdido su representación parlamentaria por primera vez en 47 años. Su líder, Francisco Rodrigues dos Santos, un joven ex militar y conservador también conocido como “Chicão”, dimitió a la presidencia del partido, el cual ya venía a la baja desde las últimas legislativas.

El ascenso de la extrema derecha y liberal

“A partir de ahora, todo será diferente en el Parlamento”, dice un exaltado André Ventura frente a las cámaras de televisión. Quedan minutos para la medianoche, y hasta ahora el partido de extrema derecha fundado en 2019 por el propio Ventura contabilizaba cerca del 7% de los votos, transformándose así en la tercera fuerza política en Portugal. Dato que se ha confirmado en la mañana de este lunes con los resultados oficiales del Ministerio de Administración Interna.

El de Chega! es un ascenso, a todas luces, llamativo. De tener un solo diputado pasará a tener al menos 11. Ventura, un ex comentarista televisivo, ha sido condenado por llamar “bandidos” a una familia de un barrio marginal de Lisboa, ha expresado sus simpatías por Vox e incluso instó a una diputada de origen africano a “volver a su tierra”. Durante estas elecciones, causó polémica al usar como lema de campaña de forma casi textual una frase de la dictadura portuguesa.

Foto: El actual primer ministro y secretario general del Partido Socialista portugués, António Costa (EFE/Miguel A. Lopes)

“Nosotros asumimos el papel de ser la verdadera oposición a António Costa”, anunció Ventura, luego de conocer los resultados.

Otro partido que vio un crecimiento a la derecha fue Iniciativa Liberal, liderado por el empresario João Fernando Cotrim de Figueiredo. Con un discurso que reivindica la entrada del libre mercado en ámbitos como la salud y la educación —ambos derechos sociales consagrados en Portugal—, el partido pasará de tener un diputado a contar con al menos seis.

¿Qué viene ahora para Portugal?

La ley electoral portuguesa contempla una serie de pasos antes de la asunción de un nuevo gobierno y de la conformación de una nueva Asamblea. Primero, el presidente Marcelo Rebelo de Sousa convocará a los partidos, probablemente entre este martes y miércoles. Algo que la mayoría absoluta del Partido Socialista transforma en un mero trámite.

Con el fin de los escrutinios de las mesas de votación en el exterior, lo que probablemente sucederá cerca del 9 de febrero, los resultados serán enviados a la Comisión Nacional de Elecciones, entidad que a su vez tiene hasta ocho días para enviar el Mapa Oficial de las Elecciones al Diario da República. De acuerdo a la Constitución de Portugal, la nueva Asamblea se podrá reunir sólo tres días después de la publicación de los resultados en el diario oficial. Es decir, en el mejor de los casos, el nuevo Parlamento abrirá el 13 de febrero. En el peor, el 22 del mismo mes.

En su discurso de triunfo en la noche electoral, António Costa ya anunció que su gobierno será más sucinto, o como él lo llamó, “una verdadera 'task force' para la recuperación del país”. Costa también adelantó que una de sus primeras acciones como nuevo gobierno será la de aprobar el mismo presupuesto que fue rechazado en diciembre de 2021, el origen de la crisis con su excoalición. Al respecto, António Costa, el gran ganador de estas elecciones anticipadas, reflexionó ante los micrófonos: “Los portugueses le mostraron una tarjeta roja a la cualquier tipo de crisis política”.

Pese a todos los sondeos de la última semana, que auguraban un reñido empate técnico izquierda-derecha y un fragmentado hemiciclo, el Partido Socialista (PS) del primer ministro António Costa ha ganado las elecciones celebradas este domingo en Portugal y ha logrado una histórica mayoría absoluta, según los resultados oficiales del Ministerio de Administración Interna. Se trataba de elecciones anticipadas, convocadas luego de que el presidente Marcelo Rebelo de Sousa disolviera la Asamblea de la República en diciembre pasado.

Portugal António Costa Extrema derecha
El redactor recomienda