Italia estrena el veto europeo a la exportación de vacunas bloqueando un envío a Australia
  1. Mundo
  2. Europa
250.000 dosis se quedarán en la UE

Italia estrena el veto europeo a la exportación de vacunas bloqueando un envío a Australia

Las autoridades italianas son las primeras en la Unión Europea en bloquear un envío de vacunas producidas en territorio europeo a un país tercero

placeholder Foto: El primer ministro italiano, Mario Draghi. (Foto: EFE)
El primer ministro italiano, Mario Draghi. (Foto: EFE)

En una videollamada de líderes europeos el pasado 25 de febrero, un Mario Draghi que se estrenaba como primer ministro italiano sorprendió a algunos al utilizar un tono duro respecto a las farmacéuticas y señalar que la Unión Europea debía ser más exigente hacia las empresas que exportan dosis de sus vacunas a países terceros fuera del bloque. Justo una semana después, las autoridades italianas han sido las primeras en prohibir un envío de vacunas producidas en territorio comunitario.

El Gobierno italiano ha bloqueado este jueves un cargamento de vacunas de AstraZeneca hacia Australia, según ha adelantado el Financial Times y han confirmado fuentes comunitarias a El Confidencial. Roma ha utilizado para ello el esquema de transparencia de exportaciones puesto en marcha por la Comisión Europea tras la primera crisis con AstraZeneca, cuando la compañía anunció que entregaría solo un cuarto de las dosis prometidas para el primer trimestre. El objetivo del mecanismo es evitar que compañías que no están cumpliendo con sus contratos con la Unión Europea utilicen dosis producidas en territorio europeo para cumplir con contratos con países terceros.

Foto: Foto: Reuters.

Bajo dicho esquema, las empresas deben notificar a los Estados miembros cuando decidan exportar fuera de la Unión Europea. A su vez, las capitales deben informar al Ejecutivo comunitario del movimiento. Las autoridades italianas comunicaron a Bruselas a finales de la semana pasada que pretendían bloquear un envío de 250.000 dosis de la vacuna de AstraZeneca a Australia. Los técnicos de la dirección general de Comercio de la Comisión Europea podían oponerse, pero no lo hicieron, como han explicado fuentes comunitarias a este periódico. Es la primera vez que se pone en marcha el esquema para bloquear un envío, y ahora esas dosis se quedarán en terreno europeo.

La Comisión Europea insistió una y otra vez en que el mecanismo no se trataba de una “prohibición de exportación”, y desde el Ejecutivo comunitario se ha señalado que cualquier veto sería una excepción. Hasta ahora se han producido varios envíos a países terceros que, de hecho, han sido discutidos a nivel europeo y que han generado cierto nerviosismo, pero que no se habían llegado a prohibir.

La Unión Europea quiere liderar el empuje contra el llamado “nacionalismo de las vacunas”, y desde la Comisión Europea recuerdan que los Veintisiete han comprado muchas más dosis de las necesarias precisamente para poder ayudar a los países terceros que tienen un menor poder adquisitivo y que tendrían mucho más difícil adquirir las dosis.

Foto: Vacunas contra el coronavirus. (Reuters)

Draghi se quejó en el Consejo Europeo de la semana pasada de que el resto de potencias mundiales, como Estados Unidos o el Reino Unido, tienen políticas mucho más estrictas en lo que se refiere a permitir la exportación de dosis que se producen en plantas situadas en su terreno. El caso de AstraZeneca, cuando el Gobierno de Boris Johnson aseguró que el contrato con la farmacéutica británica establecía que las plantas del país debían producir primero para el Reino Unido hasta que se hubieran cumplido los objetivos, provocó importantes tensiones entre Londres y Bruselas.

Precisamente este miércoles la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, mantuvo una conversación telefónica con el antiguo presidente del Banco Central Europeo (BCE) y ahora primer ministro italiano, y entre otras cosas discutieron sobre la estrategia de vacunación europea y sobre la producción y entrega de vacunas.

Unión Europea Comisión Europea Australia Mario Draghi Exportaciones Industria farmacéutica Reino Unido