Los próximos pasos de Puigdemont: se aferra a que Bélgica rechace la euroorden
  1. Mundo
  2. Europa
RUEDA DE PRENSA CON COMÍN Y PONSATÍ

Los próximos pasos de Puigdemont: se aferra a que Bélgica rechace la euroorden

El expresidente de la Generalitat ha señalado que si la Eurocámara levanta su inmunidad lo recurrirá a la justicia europea y confía en que Bélgica rechace la euroorden

placeholder Foto: Carles Puigdemont, en Bruselas. (Reuters)
Carles Puigdemont, en Bruselas. (Reuters)

Horas después de que la comisión de Asuntos Jurídicos del Parlamento Europeo haya dado el primer paso para retirarles la inmunidad, los eurodiputados Carles Puigdemont, Toni Comín y Clara Ponsatí han comparecido para defender su versión de los hechos y preparar el terreno de lo que está por venir, sabiendo ya que los números son claros y que el Pleno de marzo aprobará el suplicatorio. "Jamás hemos dado ninguna batalla por perdida. Tampoco la del plenario, aunque obviamente sabemos sumar y restar", ha señalado Puigdemont.

Con los votos de los grupos de los socialdemócratas europeos, del Partido Popular Europeo y de los liberales de Renew Europe junto a una buena parte de la de los Conservadores y Reformistas a los que pertenece Vox, los números dan de sobra para levantar la inmunidad de los tres eurodiputados requeridos por la justicia española. Precisamente esa posición común ha sido uno de los objetivos de las críticas de los tres políticos catalanes que han comparecido en una rueda de prensa este miércoles. "Hay un objetivo compartido desde el PSOE hasta el fascismo de Vox, sin fisuras. Este objetivo es que los que estamos aquí vayamos a la cárcel", ha señalado el expresidente de la Generalitat.

Foto: Salida de prisión de los siete presos del 'procés' de la cárcel de Lledoners. (EFE)

En los próximos días seguirán con su estrategia: convencer a todos los eurodiputados que sean posibles de que España les busca por sus ideas políticas y que en el país no tendrán un juicio justo, como ha repetido este miércoles Ponsatí. Que los rechazos de Alemania o Bélgica a las euroórdenes emitidas por la justicia española respaldan su teoría y que la Eurocámara va a cometer un error. "El Parlamento Europeo tendrá que decidir si acepta esta presión española y permite el encarcelamiento de disidentes políticos", ha señalado el expresidente catalán.

Respecto a la votación de este martes en la que la comisión de Asuntos Jurídicos aprobó el informe en el que se recomienda levantar la inmunidad con 15 votos a favor, ocho en contra y dos abstenciones, Puigdemont la ha calificado de "lamentable". "Si en el Parlamento solo hubiera demócratas, tendría que haber sido un no unánime", ha asegurado Puigdemont. Este martes por la noche Adrián Vázquez, eurodiputado de Ciudadanos y presidente de la comisión, aseguró que en ningún otro proceso de suplicatorio los miembros del comité habían estado sometidos a tantas presiones e "intoxicaciones".

"Hay un objetivo compartido desde el PSOE hasta el fascismo de Vox: que vayamos a la cárcel"

Pero a pesar de las duras críticas de Puigdemont, Comín y Ponsatí, los tres eurodiputados saben que la suerte está echada de cara al Pleno y que toca mirar hacia delante, hacia el siguiente paso. Saben también que la retirada de la inmunidad parlamentaria no significa que dejen de ser eurodiputados y que, de hecho, a partir de ahora se entra en un terreno que ya conocen y en el que, al menos por ahora, no les ha ido mal: el de la justicia belga. “La batalla no se acaba con el pleno del Parlamento Europeo”, ha asegurado Puigdemont, apuntando a que recurrirán el levantamiento de la inmunidad ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) con el objetivo de que la alta corte de Luxemburgo apruebe medidas cautelares.

Foto: Carles Puigdemont en el Europarlamento. (EFE)

Si la justicia europea no falla a su favor, Puigdemont, Comín y Ponsatí volverán a la casilla de la euroorden, y confían en que aquí sí que se juegue a su favor. Por ahora las autoridades judiciales españolas han fracasado en su intento de lograr la extraditación de los políticos catalanes huidos en 2017. El último caso, y es al que se aferran los tres eurodiputados, es el del 'exconseller' Lluís Puig, cuya orden continuó, ya que él, al no ser eurodiputado, no contaba con inmunidad parlamentaria.

Y el antecedente es bueno para Puigdemont y sus 'exconsellers': en agosto la justicia belga rechazó entregar a Puig porque, según el juez, el Supremo español no era la autoridad competente para emitir dicha orden. Esta ha sido la tercera vez que Bélgica ha rechazado las euroórdenes emitidas por España: lo hizo primero en 2017 y después en 2018. Tras el caso de Puig en 2020, puede darse ahora el mismo caso por cuarta vez.

Eurodiputados Bélgica Parlamento Europeo PSOE Catalán Tribunal Supremo Ciudadanos Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) Luxemburgo Carles Puigdemont
El redactor recomienda