Puigdemont pidió a Borràs apartarse del Govern y ejercer la presidencia del Parlament
  1. España
  2. Cataluña
Borràs lo está estudiando

Puigdemont pidió a Borràs apartarse del Govern y ejercer la presidencia del Parlament

En el Govern, Elsa Artadi será la mujer fuerte de JxCAT. ERC llevará Interior en el nuevo Ejecutivo y a cambio los republicanos ceden la Conselleria de Exteriores y Participación

placeholder Foto: La candidata a la Generalitat, Laura Borràs, y el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont (en la foto de pantalla). (EFE)
La candidata a la Generalitat, Laura Borràs, y el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont (en la foto de pantalla). (EFE)

Carles Puigdemont pidió a Laura Borràs apartarse del Govern y quedarse como presidenta del Parlament, según han confirmado fuentes del entorno de Waterloo conocedoras del contenido del encuentro. Con esta medida, Borràs quedaría fuera de la ecuación de la Generalitat. Sin embargo, el Tribunal Superior de Justicia (TSJC), ante el cual Borràs tiene que rendir cuentas por la fragmentación de contratos quedará emplazado a inhabilitar a la segunda autoridad de Cataluña, con lo que el independentismo obtendría otra victoria, otra más, ante los medios de comunicación y la opinión pública.

El próximo 12 de marzo, se tiene que constituir el pleno del Parlament y votar la Mesa del Parlament, entre cuyos cargos está la presidencia. La petición a Borràs la llevó a cabo Puigdemont en persona durante una reunión que mantuvo en Bruselas con Laura Borràs el pasado jueves 18 de febrero. La teórica candidata a presidir la Generalitat tendría así que dar su particular paso a un lado y de nuevo lo que votan los independentistas en sus listas acaba teniendo poco que ver con lo que ocurre luego a la hora de configurar el Ejecutivo catalán.

Foto: La candidata a la presidencia de la Generalitat, Laura Borràs. (EFE)

Según fuentes del soberanismo cercanas a JxCAT, Laura Borràs no respondió durante su reunión en Bruselas. Dijo que se lo pensaría y lo sigue haciendo, según todas las fuentes independentistas consultadas. En el fondo, a Borràs no le gusta esta salida y considera que traiciona el espíritu de las elecciones y de las primarias que ganó en JxCAT. Borràs y Puigdemont no tienen una relación fluida, pero ninguno de los dos quiere abortar el proyecto político de la nueva formación, que aún no ha cumplido ni un año. Carles Puigdemont prefiere que en la nueva Generalitat la nueva mujer fuerte sea Elsa Artadi.

La propia Laura Borràs ofrecer una versión de los hechos contraria a las fuentes consultadas. Asegura que Puigdemont no le ha pedido que se retire y que sigue de cerca las negociaciones con ERC, si bien no participa de manera directa en ellas. Y que las conversaciones no están centradas en cargos y repartos de consellerias sino en cómo se traduce en acción de gobierno de la Generalitat el que haya más del 50% de los votos del 14-F hayan sido independentistas.

ERC ve la llegada de Borràs al Parlament como un peligro para la moderación en que quiere sumir esta legislatura, con nuevos pactos con el Gobierno español. Por eso, están abonando la idea de que la CUP pueda presidir la Mesa. Una idea peregrina, pero que coincide con las ganas de Endavant, el sector más anticapitalista, de aparcar a Dolors Sabater, que ha sido cabeza de lista. Así que, por las mismas razones que Puigdemont —apartar a una cabeza de lista que resulta molesta—, la CUP también se ha abonado a la idea de pedir la presidencia del Parlament.

Foto: Intervención por videoconferencia del expresidente catalán Carles Puigdemont. (EFE)

La lectura de los republicanos es que si la CUP no quiere entrar en la Generalitat, como mínimo presida el Parlament. Pero los números no dan, ni siquiera para que la CUP tenga un puesto en la Mesa, según explican fuentes parlamentarias. La CUP ha logrado un excelente resultado, pero sus nueve diputados son menos que los 11 que tiene Vox y la prioridad es que los de Santiago Abascal no formen parte de este organismo. El soberanismo cuenta con 74 votos, 65 si la CUP se abstiene. JxCAT tiene la presidencia de la Cámara catalana asegurada. Pero los 'comunes' tienen más números de estar en la Mesa que la CUP.

Nuevo Govern

Para el nuevo Govern, ERC está planteando un nuevo perfil, más conservador, en línea con lo que hubiese sido la antiguo CDC, si bien con guiños a la CUP, ya que la necesitan para la investidura de Aragonès. El actual presidente en funciones está prometiendo un cambio “a fondo” de los Mossos que no concreta. Al mismo tiempo, él y la propia Generalitat han cerrado filas y llevan dos días apoyando a los Mossos sin fisuras.

Foto: La candidata por la CUP, Dolors Sabater. (EFE)

Además, ERC llevará Interior, en el nuevo Ejecutivo que se está negociando, lo que reafirmará el perfil de orden del partido. A cambio, los republicanos ceden la Conselleria de Exteriores y Participación, donde han obtenido éxitos importantes, como la celebración de las elecciones del 14-F en plena pandemia. Será la primera vez que Interior, y por tanto los Mossos, está en manos de un político ajeno al entorno de la antigua Convergència. La actual 'consellera' de Justicia, Ester Capella, es la persona que suena para esta cartera.

La ERC de Aragonès planea cambios en los Mossos, pero no disolver la Brimo

Como los Mossos siempre han sido aparato convergente, desde ERC se les ve con desconfianza. Por eso, en vez de desmontar la Brimo, lo primero que hará el Ejecutivo de Aragonès será desmontar el Àrea de Seguretat Institucional (ASI), un cuerpo de 70 agentes que ha de proteger al 'president', pero cuyos integrantes fueron escogidos por sus criterios ideológicos, es decir, por ser acérrimos puigdemontistas. La salida de Josep Lluís Trapero también está en la agenda de estos cambios, ya que el propio 'major' de los Mossos tampoco está cómodo con el actual giro de los acontecimientos.

Conversaciones preliminares

Pero todo esto resulta muy preliminar en este momento. Las conversaciones van muy lentas y no van especialmente bien. A JxCAT le cuesta asumir que ERC tenga la presidencia de la Generalitat. Cada partido tiene sus intereses internos, algunos de ellos todavía no dilucidados, como el destino de Borràs. Por tanto, quedan casi tres semanas de intriga hasta la formación del nuevo Govern. Y también para saber cuál será el nuevo objetivo estratégico de esta legislatura.

Carles Puigdemont pidió a Laura Borràs apartarse del Govern y quedarse como presidenta del Parlament, según han confirmado fuentes del entorno de Waterloo conocedoras del contenido del encuentro. Con esta medida, Borràs quedaría fuera de la ecuación de la Generalitat. Sin embargo, el Tribunal Superior de Justicia (TSJC), ante el cual Borràs tiene que rendir cuentas por la fragmentación de contratos quedará emplazado a inhabilitar a la segunda autoridad de Cataluña, con lo que el independentismo obtendría otra victoria, otra más, ante los medios de comunicación y la opinión pública.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Carles Puigdemont CUP Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Mossos d'Esquadra Josep Lluis Trapero Parlamento de Cataluña Nacionalismo Junts per Catalunya Laura Borràs Cataluña Generalitat de Cataluña
El redactor recomienda