ERC se niega a depurar los Mossos como pide la CUP para apoyar a Aragonès y JxCAT duda
  1. España
  2. Cataluña
Contactos para la investidura

ERC se niega a depurar los Mossos como pide la CUP para apoyar a Aragonès y JxCAT duda

Entre la negativa a los antisistema y los recelos de JxCAT, la negociación relámpago a la que aspiraba Oriol Junqueras será más lenta

Foto: Varios 'mossos', durante una concentración en apoyo de Pablo Hasél. (EFE)
Varios 'mossos', durante una concentración en apoyo de Pablo Hasél. (EFE)

Las conversaciones para la investidura de la Generalitat avanzan a trompicones y demuestran lo difícil que le va a resultar a ERC conseguir los apoyos necesarios para investir 'president' a Pere Aragonès. El plan era negociar de manera rápida y empezar por la CUP. Pero todo se complica. Por las exigencias de la propia CUP, que está pidiendo depurar a mandos de los Mossos y que la fuerza policial autonómica no actúe en Cataluña como policía judicial. ERC se niega. Pero no es el único obstáculo. En JxCAT se ha abierto un agrio debate sobre entrar en el Govern con ERC o tirarse al monte para mantener la esencia de sus reivindicaciones soberanistas. Por tanto, la negociación relámpago a la que aspiraba Oriol Junqueras será más lenta de lo que pretendían los republicanos.

En el caso de la CUP, la reivindicación de los anticapitalistas llega en el momento más inoportuno. Con grandes disturbios en ciudades como Barcelona o Lleida, a causa de la detención del rapero Pablo Hasél. En Vic, incluso, se intentó asaltar la comisaría de los Mossos d’Esquadra. Los alcaldes de ERC y JxCAT han denunciado los altercados, que se han saldado con 18 detenidos, además de 30 manifestantes y 25 policías heridos y múltiples daños materiales. “Violencia gratuita”, según el 'conseller' de Interior, Miquel Samper.

Violentos altercados en la concentración de protesta por Hasél en Lleida

La CUP vive con dos obsesiones: el control de la calle y saldar cuenta con el cuerpo de Mossos. Además, el sector de Endavant se niega a que la CUP entre en el futuro Govern, como pretende Aragonès para no repetir la fórmula de JxCAT+ERC, que de manera tan clara ha fracasado en la actual legislatura. Aragonès, como su partido, aboga por lo que denominan “la vía amplia”. Tan amplia como que la pretensión es que gobiernen juntos de JxCAT hasta la CUP pasando por los 'comunes'. La teoría de los republicanos parece imposible sobre el terreno en los primeros compases para llegar a un acuerdo de gobierno en Cataluña.

La petición de la CUP respecto a la policía autonómica no es realista. Y ERC hace mucho tiempo que es un partido tan de orden como JxCAT o como lo pudo ser en su día CDC, por mucho que nunca haya ocupado la Conselleria de Interior. Son los problemas de intentar cerrar un acuerdo con una formación política cuya principal corriente, Endavant, se declara estalinista. Tras el desencuentro, ERC y la CUP se han emplazado a una segunda reunión.

Foto: La candidata por la CUP, Dolors Sabater. (EFE)

El dilema de JxCAT

Con el principal socio, JxCAT, todavía no han empezado los contactos. Pero aquí el debate es interno en el seno de la formación. La mayoría del partido quiere formar parte del Gobierno con ERC, pero esperan definir los objetivos, dentro de un marco realista, según explican fuentes de la dirección del partido. Algunos de los miembros destacados de la lista, como Josep Rius, vicepresidente de JxCAT, ya se están moviendo para entrar en el nuevo Govern. Rius es un hombre de confianza de Carles Puigdemont y en la actualidad alto cargo de la Generalitat, director general de Análisis y Prospectiva en el departamento de la Presidència.

Josep Rius se promociona como futuro 'conseller' para renovar las caras del Govern


Sin embargo, un sector más purista aboga por no sumarse para mantenerse fieles a su programa: enfrentamiento con el Estado, oposición al Ibex 35, pulso por el control del territorio y la denominada 'confrontación inteligente'. Eso dejaría a ERC en un Gobierno en minoría que estaría pendiente de lo que le dejase hacer JxCAT. Así no habría que asumir ninguno de los compromisos de campaña y se podrían condicionar desde fuera todas las políticas que quisiera desplegar ERC.

El futuro de Borràs

También hay dudas sobre el futuro de Laura Borràs, que era la presidenciable de JxCAT. Si se cumplen los parámetros de ocupación de espacios de poder de la legislatura pasada, a Laura Borràs le tocaría ser 'consellera' y vicepresidenta. Pero hay sectores de su partido que no la ven en el Govern y que preferirían colocarla de presidenta del Parlament, jugando con que en unos meses pueda ser inhabilitada por el TSJC si avanza su caso por fragmentación de contratos. Consideran que tendría más visibilidad política una presidenta del Parlament inhabilitada, que podría ser presentada como mártir de la Justicia española, otra más, que una 'consellera' vicepresidenta.

Sin embargo, a la propia Borràs le tienta más estar en el Govern y formar parte del Consell Executiu. Así que en el mundo de JxCAT hay muchas dudas sobre cómo afrontar este mes de negociaciones para la investidura.

Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Mossos d'Esquadra Parlamento de Cataluña Carles Puigdemont Junts per Catalunya Generalitat de Cataluña Cataluña
El redactor recomienda