El ponente del suplicatorio de Puigdemont en Bruselas propone quitarle la inmunidad
  1. Mundo
  2. Europa
y también a Comín y Ponsatí

El ponente del suplicatorio de Puigdemont en Bruselas propone quitarle la inmunidad

El documento será debatido a puerta cerrada el lunes 22 porque está sujeto a una estricta confidencialidad, aunque se hará público una vez sea sometido a la votación

Foto:  Carles Puigdemont. (EFE)
Carles Puigdemont. (EFE)

El informe que la semana que viene será votado en la comisión de Asuntos Jurídicos de la Eurocámara sobre la inmunidad de los tres eurodiputados independentistas Carles Puigdemont, Toni Comín y Clara Ponsatí, recomendará aceptar la petición del Tribunal Supremo para que sea levantada, según ha adelantado 'ABC' y según han confirmado fuentes parlamentarias a El Confidencial.

El informe, elaborado por el eurodiputado búlgaro Angel Dzhambazki, del grupo de los Conservadores y Reformistas al que también pertenece Vox, es confidencial, pero saldrá a la luz en el momento en el que los miembros de la comisión lo voten tras debatirlo el próximo 22 de febrero. Si el voto es afirmativo en la comisión, en principio el Pleno que la Eurocámara celebrará el próximo mes de marzo sería el momento en el que el Parlamento Europeo tomaría la decisión de levantar o no la inmunidad de forma definitiva.

Foto: El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont (c). (EFE)

De obtenerse otro voto afirmativo por parte del Pleno quedará suspendida la inmunidad de Puigdemont y podrá reactivarse el caso en el Tribunal belga que debe decidir si ejecuta la Orden Europea de Detención y Entrega para que el expresidente catalán sea extraditado a España. Por lo pronto la justicia belga ha rechazado todos los intentos de sus colegas españoles. La última vez fue en el caso de Lluis Puig, cuya euroorden fue rechazada al considerar el juez belga que no había sido emitida por el órgano competente.

El suplicatorio llegó al Parlamento Europeo en enero, poco después de que el 20 de diciembre, inmediatamente después de que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) fallara que los eurodiputados lo son directamente por el hecho de haber sido electos en los comicios, la Eurocámara comenzara el proceso para reconocer a Puigdemont y Comín como eurodiputados. Ambos líderes independentistas accedieron al Pleno del Parlamento Europeo en Estrasburgo en enero. Ponsatí lo haría después, en febrero, debido a la redistribución de asientos tras la salida de los eurodiputados británicos.

Foto: El 'expresident' Carles Puigdemont, en el Parlamento Europeo. (EFE)

La confidencialidad del proceso ha sido uno de los puntos fundamentales del suplicatorio. Adrián Vázquez, eurodiputado de Ciudadanos y presidente de la comisión de Asuntos Jurídicos, aseguró antes del inicio del procedimiento que quería evitar que se convirtiera en un "circo" mediático y electoral. Y si bien es cierto que no ha trascendido el contenido de las defensas que los tres eurodiputados hicieron ante los miembros de la comisión, Puigdemont ya aseguró que Vázquez no estaba respetando la confidencialidad del proceso por hacer declaraciones ante la prensa antes de la reunión.

Vázquez se ha mostrado visiblemente molesto con la filtración del resultado del informe en declaraciones a El Confidencial. "Es un procedimiento parlamentario muy serio, y es fundamental concienciar en la necesidad de mantener la confidencialidad del mismo durante todo el proceso", ha asegurado el presidente de la comisión de Asuntos Jurídicos. "Hacer filtraciones no sólo es éticamente reprobable, sino que pueden suponer la apertura de un procedimiento sancionador a quien las haya realizado. Sigue sorprendiéndome que haya personas que sigan sin entender que esto no es un juego, ni algo de lo que haya que sacar ventaja politica", ha señalado a este periódico.

El informe final de Dzhambazki irá por la misma línea que ya señaló antes del inicio de las audiencias el propio Vázquez cuando señaló que "el comité de Asuntos Jurídicos no es un tribunal, no examina ni el procedimiento judicial ni el sistema judicial o el ordenamiento jurídico del Estado miembro que pide el suplicatorio, ni tampoco la culpabilidad o no de los diputados". El Parlamento Europeo no entra a juzgar el fondo de la cuestión, y lo único que hace es comprobar que no se intenta enjuiciar al eurodiputado en cuestión por su actividad derivada de la participación en la Eurocámara, y esa será una de las claves del informe: el Supremo pide que se levante la inmunidad de Puigdemont por una cuestión que no está derivada de su actividad como eurodiputado.

Eurodiputados Carles Puigdemont Unión Europea Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE)
El redactor recomienda