El barón de Siberia: Boris hace lord a un multimillonario hijo de un agente de la KGB
  1. Mundo
  2. Europa
LORD LEBEDEV, 40 AÑOS Y MILLONARIO

El barón de Siberia: Boris hace lord a un multimillonario hijo de un agente de la KGB

Lebedev será el primer ruso en la historia que logre entrar en la Cámara Alta de Westminster, cuyos miembros no son elegidos por el pueblo británico

Foto: Evgeny Alexandrovich Lebedev, con la modelo Elizabeth Jane Hurley, acaricia un rinoceronte blanco. (Reuters)
Evgeny Alexandrovich Lebedev, con la modelo Elizabeth Jane Hurley, acaricia un rinoceronte blanco. (Reuters)

En abril de 2018, pocos días después de que el exespía ruso Sergei Skripal y su hija Yulia fueran atacados con el agente nervioso novichok en la localidad inglesa de Salisbury, Boris Johnson, por aquel entonces ministro de Exteriores, tomó un avión destino Italia para acudir a una de las grandes fiestas que Evgeny Lebedev celebraba en su Palacio Terranova. El magnate ruso de 40 años, afincado en Londres y con nacionalidad británica, es propietario del rotativo 'Evening Standard' (que compró en 2009 por tan solo una libra), 'The Independent' (que también adquirió cuando atravesaba dificultades económicas) y del canal de televisión local London Live. Pero, por encima de todo, es hijo de Alexander Lebedev, un antiguo agente de la KGB.

En aquella ocasión, Johnson decidió acudir solo a la cita, sin tan siquiera guardaespaldas. En definitiva, estamos hablando de que el máximo responsable de la diplomacia de Reino Unido estaba en una fiesta junto a Lebedev y su padre sin que nadie pudiera ver qué hacía o que decía. Los servicios de Inteligencia británicos nunca han visto con buenos ojos la estrecha relación que mantiene desde hace años el ahora inquilino de Downing Street con el extravagante millonario ruso, quien además es uno de los investigados por la presunta interferencia del Kremlin en el referéndum del Brexit de 2016.

Pero, lejos de tomar distancia, el primer ministro ha logrado que su íntimo amigo se convierta en lord. Lebedev será el primer ruso en la historia que logre entrar en la Cámara Alta de Westminster, cuyos miembros no son elegidos por el pueblo británico. Johnson propuso su nombre el pasado mes de julio e Isabel II le ha otorgado ahora el título de barón de Hampton y Siberia.

Foto: Boris Johnson y Vladimir Putin en una imagen de archivo. (Reuters)

Se espera que jure cargo en las próximas semanas. Lo hará como independiente, sin afiliación a ningún partido político. No obstante, los trámites se están demorando, ya que la sencillez nunca ha sido lo suyo y quiere que el título completo sea barón Lebedev de Hampton en el distrito londinense de Richmond upon Thames y de Siberia en la Federación de Rusia, para lo cual hay que hacer una solicitud al Gobierno de Moscú.

Fiestas en la sala Stalin

Según el comunicado oficial, el título ha sido concedido por sus servicios a la industria de los medios de comunicación y su trabajo filantrópico, entre ellos, sus campañas que recaudaron más de 80 millones de euros para organizaciones benéficas dedicadas a preservar la vida silvestre y ayudar a las personas sin hogar. Lebedev asegura que se siente “muy orgulloso” de convertirse en el primer Lord ruso de la historia y recalca que utilizará su escaño para luchar por la libertad de expresión. Así lo ha explicado en su periódico 'Evening Standard', el vespertino de Londres, que siempre apoyó a Johnson cuando este fue alcalde de la capital.

Desde marzo de 2017 hasta junio 2020, fue director del rotativo George Osborne, quien fuera ministro del Tesoro con el Gobierno de David Cameron. La actual directora es Emily Sheffield, hermana de Samantha Cameron, mujer del ex primer ministro. En cualquier caso, el ruso también guarda excepcional relación con los laboristas, entre ellos, Tony Blair.

Foto: Protestas de la oposición en Kirguistán. (EFE)

En sus míticas fiestas de Navidad, no falta nadie. Los políticos —de todo signo— suelen llegar a primera hora. Los elegidos por el anfitrión pasan a “la sala de Stalin” para tener algo más de privacidad en las conversaciones de interés. Y ya entrada la noche, van llegando cantantes, actrices y demás 'celebrities'. En las navidades de 2017 estuvieron, entre otros, Rupert Murdoch y Elton John.

Johnson ha descrito en alguna ocasión a su amigo como “una fuerza importante para hacer el bien”. Es más, incluso encontró tiempo para ir a su mansión con increíbles vistas a Regent’s Park el pasado 19 de marzo, el mismo día en que había implorado a los británicos que se quedaran en casa para ayudar a combatir el coronavirus. Las cenas entre ellos son frecuentes. En febrero de 2016, por ejemplo, el ruso fue a una reunión privada en la casa de Johnson en Islington. Otros invitados incluyeron a Michael Gove y su esposa, Sarah Vine. En aquel entonces, el excéntrico político dudaba a qué campaña apoyar de cara al histórico referéndum sobre la permanencia de la UE, pero durante aquella velada debió aclarar sus ideas para decantarse finalmente por la pro Brexit.

Da, da, da

La decisión de proponer a Lebedev para entrar en la nobleza ha supuesto todo un shock en Westminster, entre otras cosas, porque todos los partidos se habían comprometido a reducir la inflada Cámara de los Lores. La comisión de nombramientos de la Cámara Alta, que examina todas las nominaciones, llegó a escribir a Downing Street pidiendo que reconsiderara su posición. Dicha comisión no tiene el poder de veto. Pero puede sugerir que se propongan alternativas, opción que Johnson descartó.

Según The Guardian, los Lores están preocupados después de una sesión informativa confidencial de los servicios de Inteligencia, donde supuestamente han advertido que Lebedev es visto como un riesgo potencial para la seguridad del país debido al pasado de su padre. Durante el último período de la Guerra Fría, Alexander Lebedev trabajó encubierto en la embajada soviética en Londres a las órdenes de la KGB desde 1988 hasta 1992. Es algo que él nunca ha ocultado. Es más, ha escrito un libro relatando su experiencia como espía.

“¿Puede Putin estar en condiciones de chantajear a Johnson por su incontinencia sexual? La respuesta es: da, da, da”

Volviendo a la fiesta de aquel abril de 2018 en Palacio Terranova de Italia —una de las tantas propiedades que los Lebedev tienen repartidas por todo el mundo—. El primer ministro, de 56 años, ya mantenía entonces una relación sentimental con Carrie Symonds, de 32, con la que está ahora comprometido y ha tenido un hijo en común. Pero, aparte de con Symonds, según explica John Sweeney, periodista de investigación de BBC y 'The Observer', Johnson habría sido infiel a su entonces mujer Marina Wheeler, con otras cuatro féminas: una peluquera, una cantante pop, una funcionaria y una política.

Y en este sentido, el experto plantea lo siguiente: “¿Es posible que Putin esté en condiciones de chantajear a Boris Johnson por su incontinencia sexual? La respuesta es: da, da, da [sí, en ruso]”, recalca.

Brexit Reino Unido Boris Johnson Millonarios Vladimir Putin
El redactor recomienda